Géneros

6 marzo, 2017

Día de la Visibilidad Lésbica: «Honrar a nuestras muertas, luchar por nuestras vivas»

Como todos los años desde 2010, el 7 de marzo se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica, en recuerdo de «La Pepa» Gaitán, asesinada por lesbiana. Este año, el principal reclamo es la libertad de Higui, que se encuentra presa por haberse defendido de diez hombres que la agredieron e intentaron violarla.

Como todos los años desde 2010, el 7 de marzo se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica. La fecha conmemora el crimen lesbofóbico de «La Pepa» Gaitán: una lesbiana que vivía con su novia en un barrio de la periferia de la ciudad de Córdoba, y que llevaba orgullosa una masculinidad disidente.

Visibilidad, cualidad de lo que es visible. Visible, que se puede percibir con la vista, que es evidente o manifiesto. Día de la visibilidad lésbica, el día que se celebra el lesbianismo, evidente y manifiesto.

Este 7 de marzo encuentra a las lesbianas en plena lucha y resistencia. Las mujeres y las disidencias sexuales se ven amenazadas bajo un Gobierno que reduce el presupuesto para combatir la violencia de género y con un 2017 que demuestra que la violencia machista no cesa y sí aumentan los femicidios.

En este contexto “Honrar a nuestras muertas, luchar por nuestras vivas” es una de las consignas que sostiene la Asamblea Lésbica Permanente. O dicho de otra manera: honrar a la Pepa Gaitán, luchar por Higui.

El caso de Higui

Higui está presa desde octubre de 2016. Fue atacada y ahora está presa por defenderse. Diez hombres la agredieron: le pegaron, la insultaron, la amenazaron e intentaron violarla. Ella se defendió con un cuchillo que, como pudo, le clavó en el tórax a uno de sus agresores. Quedó inconsciente por los golpes y cuando se despertó la llevó la policía a una comisaría. Ella está presa y sus agresores sueltos.

Higui está en la cárcel por ser mujer, lesbiana y pobre. Pero no está sola. En enero de este año se conformó la Asamblea Lésbica Permanente, un grupo de lesbianas autoconvocadas que se organizaron para exigir su libertad y absolución, en el marco también del Paro Internacional de Mujeres.

Raquel Hermida Leyenda es la presidenta de la Red de Contención, grupo interdisciplinario de profesionales, y es la abogada de Higui. En diálogo con Notas, aseguró que la joven está en un “estado de estrés post traumático que coincide con el de acoso sexual”.

Sobre las últimas novedades del caso contó que están terminando de realizar la pericia psicológica para presentarla ante el fiscal de la causa, Germán Weigel Muñoz, y pedir la “morigeración de la prisión preventiva”, es decir, liberarla. “Higui no se va a fugar, queremos que esté libre y que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires garantice su seguridad”, afirmó.

Además sostuvo que en el caso de Higui se evidencia una serie de derechos y declaraciones que en la práctica no se llevan a cabo. “Estamos frente a una ley de avanzada pero en una sociedad que no lo asimila así y continúa discriminando”, dijo. Y agregó: “El primer delito que comete Higui es ser pobre y el segundo es haber nacido mujer”.

Por último, asegura que “con esta causa queremos cambiar la legítima defensa porque en este momento se le permite a un médico o a un carnicero defenderse pero la mujer carece de ese derecho”.

Organización

La Asamblea Lésbica Permanente se conformó a partir del caso de Higui. Euge Murillo, una de sus integrantes, contó a Notas sobre su creación: “Cuando nos enteramos, espontáneamente nos juntamos en el Parque Centenario un grupo bastante amplio de lesbianas que queríamos pensar estrategias para ver de qué forma podíamos cambiar o hacer visible el caso de Higui, que hasta ese momento no había sido conocido”. Explicó que en un principio el caso estaba caratulado como homicidio simple cuando ella se había defendido de un grupo de varones que la habían atacado y que “la causa había tenido un montón de irregularidades”.

Según explicó Murillo, el objetivo fundamental fue conformar una columna de “Libertad para Higui: atacada por lesbiana y presa por defenderse” en el marco del Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo. “Sentimos que las lesbianas necesitábamos organización y ver cuál es nuestra propia agenda y el caso de Higui fue un puntapié para esto”, expresó.

Además de esta semana de actividad intensa de la Asamblea, la idea es continuar semanalmente con las reuniones y “poder empezar a debatir un montón de temas que tenemos pendientes como lesbianas, como existencia lesbiana y de ahí en adelante pensarnos como sujeto político”.

Para no tener “más muertas ni presas” este martes convocan a salir a la calle desde las 17 hs, en la Plaza de la Torre del Reloj en Retiro.

Rocío Varela  – @rociovarelac

Foto: @malepichot

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas