Mundo Gremial

2 marzo, 2017

General Motors suspende 350 empleados por nueve meses

La empresa estadounidense General Motors anunció la decisión de suspender a 350 trabajadores de su planta de la localidad Alvear, en Santa Fe. Esgrimen el argumento de la recesión en Brasil, destino de una buena parte de la producción de Chevrolet en la provincia de Santa Fe.

La empresa estadounidense General Motors anunció la decisión de suspender a 350 trabajadores de su planta de la localidad Alvear, en Santa Fe. Esgrimen el argumento de la recesión en Brasil, destino de una buena parte de la producción de Chevrolet en la provincia de Santa Fe.

Desde la seccional de Rosario del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) informaron a Télam que “por el momento siguen las negociaciones” entre el gremio y la empresa. Las suspensiones se iniciarían el próximo lunes 6 de marzo. Lo que se negocia es el porcentaje de sueldo que los trabajadores recibirán durante los meses que dure la suspensión.

La planta cuenta con un total 2300 empleados. La situación más crítica la enfrenta el 15% de los obreros aunque la preocupación es para todos. “Empezamos con 400 suspensiones, ahora llegamos a 350 y estamos viendo si podemos recuperar algunos compañeros más”, explicó el titular de SMATA Rosario, Marcelo Barros. “Van a ser suspendidos por nueve meses a ver si se reactiva el tema automotriz”, agregó.

Barros afirmó que el sector está “pasando un momento muy difícil por la recesión de Brasil y al no tener productos para producir” en Argentina. Ya el año pasado la empresa había tomado la decisión de dejar de producir dos modelos: Agile y Classic, ambos fabricados en la planta de Alvear.

“La exportación cayó mucho, el mercado interno ha levantado la venta, pero de autos que vienen de afuera, no los que se fabrican en la Argentina”, explicó el secretario general de SMATA.

La semana pasada fue volkswagen

El jueves pasado un anuncio similar llegó desde la empresa VW. La empresa avisó que 600 obreros serían suspendidos hasta el invierno del 2018. Un trabajador advirtió: “Son despidos encubiertos. Esto se parece a 2001”.

El mismo obrero explicó que se trata de una política de la empresa, «porque la camioneta Amarok se sigue fabricando a mucho ritmo”. En la fábrica instalada en la localidad bonaerense de Pacheco hay más de cuatro mil obreros.

“De palabra nos dijeron que nos van a pagar 75% en negro, que es algo así como el 55% de nuestro salario actual. Esto va a durar hasta el invierno del 2018”, informó uno de los suspendidos.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas