El Mundo

26 febrero, 2017

Otro capítulo de la batalla de Trump contra los medios

La semana pasada la Casa Blanca prohibió el acceso a los periodistas de 10 medios de comunicación a una rueda de prensa. Luego dijo que no asistirá a la tradicional Cena de Corresponsales. En varias ocasiones, calificó a la prensa como «enemigos del pueblo».

La semana pasada la Casa Blanca prohibió el acceso a los periodistas de 10 medios de comunicación a una rueda de prensa. Luego dijo que no asistirá a la tradicional Cena de Corresponsales. En varias ocasiones, calificó a la prensa como «enemigos del pueblo».

El 24 de febrero, medios entre los que se encuentran The New York Times, CNNThe Guardian, Politico y BuzzFeed, fueron expulsados de una conferencia de prensa en la Casa Blanca. Donald Trump los acusa de mentir sobre su gobierno y de ser «un partido opositor».

«Esta es una decisión inaceptable de la Casa Blanca de Trump», sostuvo la CNN. El portal BuzzFeed rechazó «al aparente intento de la Casa Blanca de castigar a los medios cuya cobertura no le gusta».

Este domingo sumó a su disputa el anuncio de que no asistirá a la cena anual de la Asociación de Corresponsales de prensa que se realiza desde 1921. El último presidente que faltó a una de esas veladas fue Ronald Reagan después de sufrir un intento de asesinato. La asociación «tomó nota» de la decisión de Trump y recordó que el evento «ha sido y seguirá siendo una celebración a la Primera Enmienda y del importante papel que desempeñan los medios noticiosos independientes en una república saludable». Vale recordar que la Primera Enmienda garantiza la libertad de expresión, religión y reunión.

«Los falsos medios no dicen la verdad», afirmó Trump en la Conferencia de Acción Política Conservadora que concluyó este sábado.

La respuesta de mayor envergadura por parte de los medios, que no niegan su afinidad con el Partido Demócrata y su rechazo a las políticas de Trump, es la del New York Times que, por primera vez, en la noche del domingo aparecerá con un anuncio televisivo durante la transmisión de los premios Oscar.

En él, una seguidilla de frases sobre la «verdad», discuten abiertamente con la mirada presidencial sobre el rol de los medios y las supuestas mentiras que estos informan. «La verdad es dura», «La verdad es difícil de encontrar», «La verdad es difícil de saber» y «La verdad es más importante ahora que nunca», sostiene el que es considerado uno de los principales diarios del mundo.

«Por primera vez el fracasado New York Times sacará un anuncio (uno malo) para salvar su decaída reputación. Traten de informar con exactitud y de forma equitativa», respondió Trump en Twitter.

La de la Casa Blanca y los medios opositores es una batalla que comenzó en la campaña y no parece tener intenciones de finalizar.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas