Nacionales

22 febrero, 2017

Detienen a una cultivadora de aceite cannábico para uso medicinal

El allanamiento y detención de la activista fue en Ezeiza, provincia de Buenos Aires. La había denunciado un vecino por tenencia de estupefacientes. Adriana Funaro fue trasladada a la comisaría 1° de Luis Guillón. Organismos de Derechos Humanos advirtieron sobre las consecuencias de una política pública que persigue a los usuarios.

El allanamiento y detención de la activista fue en Ezeiza, provincia de Buenos Aires. La había denunciado un vecino por tenencia de estupefacientes. Adriana Funaro fue trasladada a la comisaría 1° de Luis Guillón. Organismos de Derechos Humanos advirtieron sobre las consecuencias de una política pública que persigue a los usuarios.

La orden de allanamiento en la casa de Adriana Funaro se justificaba por “Cultivo y posesión de estupefacientes”. Lo llevó adelante la policía bonaerense. Adriana es parte de la Agrupación de Canabicultores de Zona Sur y produce aceite con plantas de marihuana para tratarse de la artrosis que ella misma sufre.

El cultivo de marihuana y la producción de aceite también le permiten formar parte de una red solidaria que regala el producto a pacientes de cáncer, epilepsia, autismo, entre otras enfermedades.

El periodista Fernando Soriano publicó el testimonio de Silvia, la abuela de una nena de tres años con microcefalia severa, en el portal Infobae. «Yo no sé qué vamos a hacer con Adriana detenida. Esto es muy injusto. Ella le cambió la vida a Delfina y a toda mi familia”, explicó Silvia.

Su nieta Delfina sufría 20 convulsiones por día. A veces las convulsiones la obligaban a quedar internada. La batería de medicamentos recetados por los especialistas no tenía mayor efecto. Delfina empezó a consumir aceite canábico en abril del 2016. La convulsiones primero se redujeron y, hace dos meses, dejaron de presentarse.

«Nosotros estamos muy agradecidos y no nos acepta ni facturas de regalo –contó la abuela Silvia-. Nos cambió la vida. Delfi no dormía, lloraba, estaba con anticonvulsionantes, Adri, que es un sol, nos da el aceite, nos lo regala. Le preparó una planta que no le sea tan fuerte y le hace el aceite. Ahora Delfina aplaude, se mueve en la cama, el otro día se sentó, y le cortaron las convulsiuones».

El Centro de Estudios Legales y Sociales sacó el último martes un comunicado donde explica que “la intervención policial fue impulsada por la denuncia de un vecino que, presente en el lugar, disparó un arma de fuego que portaba frente la mirada de familiares y amigos que se encontraban frente a la casa de Adriana. Los agentes de la Bonaerense no intervinieron ante este hecho ya que ‘no escucharon el disparo ‘».

Adriana fue detenida por posesión de 36 plantas y semillas de marihuana. Los goteros para el aceite medicinal también fueron secuestrados por la policía.

Desde el CELS advierten que la cámara de diputados ya dio media sanción a un proyecto de ley para regularizar el uso medicinal del cannabis. Sin embargo, advierten, “esta iniciativa no contempla el cultivo individual, solidario o colectivo”.

Por eso, el caso de Adriana –como el de Eric Sepúlveda Pascottini y Alejandro Tverdovsky presos desde octubre pasado en Córdoba por razones similares a las de este caso- seguiría siendo sancionado por la ley aún si se aprobara el proyecto de ley.

Desde el organismo señal que el modelo de intervención pública actual y las políticas prohibicionistas concentran esfuerzos en criminalizar a los usuarios como instrumento para evitar el comercio ilegal de drogas. En ese marco, personas como Adriana pueden ser allanadas y encarceladas bajo la sospecha de aportar con su solidaridad al millonario negocio del narcotráfico.

Foto: THC

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas