América Latina

21 febrero, 2017

#21F: Bolivia a un año del referendo constitucional

Este martes se cumplió el primer aniversario de la consulta popular que buscaba establecer si Evo Morales podría estar habilitado para ser candidato a presidente en 2019. En medio de un escándalo mediático, el “No” ganó por una diferencia de 1% frente al “Sí”. Desde entonces, el Movimiento al Socialismo (MAS) volvió a la ofensiva.

El clima político que se vive en Bolivia dista mucho de la quietud. Y es que este martes se cumplió el primer aniversario de un hecho de sumamente importante: el 21 de febrero de 2016 se realizó una consulta popular que buscaba establecer si Evo Morales podría estar habilitado para ser candidato a presidente en 2019. En medio de un escándalo mediático, el “No” ganaba por una diferencia de 1% frente al “Sí”. De esa forma, se consumaba la primera derrota electoral importante del Movimiento al Socialismo (MAS).

Pese a lo amargo del resultado, el gobierno retomó la iniciativa y hacia fines del año pasado comenzó a dar señales de recuperación. Entre los hechos más relevantes se cuentan el Congreso ordinario del MAS, donde las organizaciones populares que integran el instrumento político definieron ratificar el liderazgo de Evo; el lanzamiento del documental El Cartel de la Mentira, que demostró la falsedad de los rumores esparcidos por los grandes medios de comunicación; la redefinición del rol de algunos referentes hacia el interior del Movimiento; y más recientemente, la renovación del gabinete ministerial. En ese marco, las fuerzas masistas vienen desarrollando una fuerte campaña que apunta a develar la determinante incidencia de la operatoria mediática sobre los resultados del referendo y cuyo momento cúlmine se pretendía fuera la demostración de fuerzas prevista para este martes.

bolivia-3Pero como con cualquier hecho emblemático, el significado del 21F se encuentra en clara disputa. La oposición festeja el resultado, sosteniendo que el referendo fue una expresión genuina de la voluntad mayoritaria. Por lo tanto, su resultado es inapelable y debe respetarse. “¿En cuál de las marchas participarás? De tu decisión depende que la democracia siga respirando”, incitaba un periodista desde Página Siete, el medio más comprometido en la campaña difamatoria contra Evo Morales.

Para estos sectores, el aniversario del “No” es un momento crucial para intentar recomponerse, sobre todo, frente a la inesperada reaparición pública de Gabriela Zapata, la ex pareja de Evo. El domingo pasado, la señal nacional ATB emitió una extensa entrevista donde describió con detalle la trama oculta de la operación mediática que la tuvo como protagonista, confirmando las versiones oficiales que se venían difundiendo.

A la cabeza de la operación se destaca al conocido dirigente de la Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, con quien colaboraron personajes como Carlos Valverde, periodista y ex agente de inteligencia de Paz Zamora. «Me decían que mi vida corría peligro, que la vida de mi hija corría peligro. Se habían robado mi dinero y me decían que la única persona que me podía ayudar era la persona que me había mandado el abogado”, afirmaba Zapata, refiriéndose a Doria Medina y Eduardo León respectivamente.

En este marco, la oposición citó a la ciudadanía a defender en las calles los resultados del referendo y a conmemorar “El día de la Democracia”. Una cantidad nada despreciable de personas acudieron. Los puntos más concurridos fueron La Paz y Santa Cruz.

bolivia-2Del otro lado, los sectores organizados del oficialismo se movilizaron este martes bajo la consigna #21FDiaDeLaMentira. En las últimas horas se desarrolló en Santa Cruz la primera concentración. Allí se reunieron miles de personas en una actividad que tuvo su cierre con un clima festivo, música en vivo y un escenario repleto, con casi un centenar de dirigentes.

Durante la mañana todas las miradas se dirigieron a La Paz, donde la demostración se desplegó en un clima de alta tensión. Hubo algunos cruces con transeúntes partidarios del “No”, pero además en la ciudad se desarrollaban manifestaciones por reclamos sectoriales protagonizados por la Central Obrera Boliviana (COB) y una fracción de los cocaleros. La contundencia de la convocatoria en rechazo a la operación mediática del 21F se replicó en Oruro, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca, Sucre, Tarija, Beni y Pando.

Carys Alfonzo

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas