Nacionales

16 febrero, 2017

Marchas y contramarchas por el aumento a los jubilados

Junto con el anuncio del primero de los dos aumentos previstos por la Ley de Movilidad Jubilatoria el titular del Anses confirmó la modificación de la fórmula para calcular el incremento. Las modificación implicaron un ajuste a la baja y explotaron los cuestionamientos. El gobierno ya anunció una revisión de la polémica norma.

Este miércoles por la noche, mientras el oficialismo lograba aprobar el cuestionado proyecto de reforma de la Ley de Asociación de Riesgos de Trabajo, estallaba un nuevo escándalo que continuará con repercusiones durante varios días.

Emilio Basavilbaso, titular de la Anses, anunció un aumento de 12,65% para jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares, el primero de los dos aumentos anuales establecidos por la Ley de Movilidad Jubilatoria. Basavilbaso reconoció además que se había implementando una modificación en la fórmula utilizada para calcular el aumento correspondiente, pagadero a partir del 1 de marzo. Con la fórmula anterior, el aumento hubiera debido ser de 12,96%.

Con el aumento, la jubilación mínima pasa de $5.661 a $6.377, la Asignación Universal por Hijo (AUH) ascenderá de $1.103 a $1.243 y el monto de la Pensión Universal para el adulto mayor de $4.528 a $5101.

Los técnicos del Anses explican: «Se modificó porque con la metodología actual se reproduce más fielmente la variación que hubo en el año. Tengamos en cuenta para simplificar que si una persona recibe un aumento de sueldo del 10% dos veces al año, no se trata de un 20% sino de un 21% y éste es el efecto que se busca optimizar”. Por supuesto, el objetivo siempre apunta a mejorar la “sustentabilidad” del sistema.

FMI

La cuestionada modificación en la fórmula que calcula el aumento se reglamentó a mediados del año pasado, siguiendo recomendaciones explícitas del Fondo Monetario Internacional. El ajuste, aunque con un impacto mínimo en la jubilación mínima, implica un «ahorro» de 3 mil millones de pesos si se aplica sobre el total de la población beneficiaria.

Por esto se produjo un inmediato estallido de indignación en el Congreso, que puso en riesgo la aprobación de la ley de ART, por lo que se consideró un reajuste a la baja de las jubilaciones, que en el cálculo actual es de apenas 0,31% podría generar un impacto negativo más importante.

Desde el gobierno intentaron minimizar la cuestión de inmediato. Mario Quintana, secretario de coordinación interministerial, afirmó que la «corrección» aplicada modifica sólo la reglamentación de la ley de movilidad para respetar «el espíritu de la ley». Y agregó: «No nos pueden correr por corregir un error matemático de $ 20. No podemos dejar de ver la realidad. Este Gobierno ha hecho por los jubilados muchísimo».

Marcos Peña, jefe de Gabinete, por su parte, confirmó el compromiso presidencial para “revisar” la resolución junto al Parlamento, pero insistió en la subsistencia de un problema “de fondo” que “requiere debatir que habrá que modificar la ley” ya que la norma “dice una cosa y la reglamentación dice otra”.

Más allá del debate por la fórmula de reajuste, también siguen creciendo los cuestionamientos más globales a una dinámica de ajuste jubilatorio que por primera vez en los últimos años ha implicado aumentos por debajo de la inflación.

El abogado previsional Christian D´Alessandro consideró que un aumento de 12,65% es “miserable” en el actual contexto inflacionario: “Es una vergüenza, representa sólo 26 pesos por día, menos de medio kilo de pan por día para el jubilado”.

También denuncia la pérdida de beneficios para los afiliados de PAMI y el recorte en las coberturas de medicamentos. “Estoy indignado por el grado de cinismo y perversión de este Gobierno con los sectores más vulnerables”, concluyó.

En horas del mediodía las diputadas opositoras Mirtha Tundis, Victoria Donda y Cecilia Moreau, entre otros legisladores, se encontraban reunidas en la sede del Anses con Basavilbaso para exigir la corrección inmediata de la fórmula que corrigió el aumento a la baja. Finalmente desde el Anses no asumieron ningún compromiso concreto, más allá de la intención de «estudiar» y «revisar» la fórmula.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas