Cultura

12 febrero, 2017

Neruda: la leyenda

“Neruda”, la película, no es una biografía en sentido estricto, pero tampoco es pura ficción. Su director, el chileno Pablo Larraín, la llama “la autobiografía”. Aborda la etapa en la vida del poeta en que se encuentra en la clandestinidad, desde donde produce su monumental «Canto general».

En 1945 Pablo Neruda fue elegido senador por las provincias de Tarapacá y Antofagasta. Por esa época ingresó al Partido Comunista de Chile. En concordancia con la posición de impulsar la creación de frentes populares en las elecciones presidenciales de 1946 los comunistas, junto a radicales y demócratas, apoyaron a Gabriel González Videla que resultó electo presidente de la República.

Tiempo después, dándole la espalda a quienes lo apoyaron, ordenó una violenta represión contra los mineros en huelga. Esta situación motivó que Neruda lo acusara vehementemente calificándolo inclusive de “rata”. González Videla pidió el desafuero del Senador y se ordenó su detención, lo que motivó que deba ocultarse. El Partido Comunista fue proscripto mediante la Ley de Defensa Permanente de la Democracia.

Hasta aquí los hechos que relata la historia.

En este punto del relato comienza Neruda, la película, que no es una biografía en sentido estricto, pero tampoco es pura ficción. Su director, el chileno Pablo Larraín, la llama “la autobiografía”.

El gobierno encarga al prefecto de la Policía de Investigaciones Óscar Peluchonneau la detención del poeta, quien permanece escondido junto con su esposa, la pintora Delia del Carril. En varias ocasiones intenta salir de Chile, pero fracasa.

El policía lo sigue de cerca y le va pisando los talones, pero el perseguido juega con el perseguidor: se le acerca, se burla, le deja mensajes… Delia Del Carril, provoca al oficial mostrándole que Neruda lo trata como a un personaje secundario, como al extra de una trama en la que el poeta se adueña del centro de la escena y va gestando su propia leyenda, como un personaje que se va construyendo a sí mismo.

El escritor gesta en la clandestinidad su monumental Canto general, del que hace distribuir numerosas copias. Recibe adhesiones de intelectuales de todo el mundo. Se convierte en la voz de los oprimidos. Sus poemas son leídos en las minas, en los campos de prisioneros, en los prostíbulos. Peluchonneau, muy pagado de sí mismo, vive la situación vertiginosamente porque está completamente seguro de que lo atrapará y humillará, tal como se lo ordenó González Videla.

A pesar del tema de fondo, se trata más de un policial que de un film político. La persecución es el motor de la acción, cuyo relato nos llega en la voz del perseguidor.

El film se estrenó con gran éxito de crítica en la «Quincena de realizadores» del Festival de Cannes de 2016.

La luz y la fotografía ocupan un lugar especial y esencial: tonos lilas, luces y sombras de extremada sutileza, en escenarios que destacan el encierro de la clandestinidad, destellos dorados que remarcan la sensualidad de las casas de placer, paisajes espectaculares que brillan con el blanco de la nieve.

La música compaginada por Federico Jusid aúna piezas del repertorio latinoamericano con obras de la música académica de Charles Ives, Bryars, Grieg y Krysztof Penderecki, un lujo.

Impecable y delicada actuación de Mercedes Morán en el rol de Delia del Carril y formidable trabajo de Luis Gnecco en el papel de Neruda.

En síntesis, un thriller histórico en tono de leyenda que vale la pena ver.

Ben Davis Min

Ficha técnica:
Título original: Neruda
Año: 2016
Duración: 107 min.
País: Chile
Director: Pablo Larraín
Guion: Guillermo Calderón
Música: Federico Jusid
Fotografía: Sergio Armstrong
Reparto: Luis Gnecco, Gael García Bernal, Mercedes Morán, Alfredo Castro, Pablo Derqui, Marcelo Alonso, Alejandro Goic, Antonia Zegers, Jaime Vadell, Diego Muñoz, Francisco Reyes, Michael Silva, Víctor Montero
Productora: Coproducción Chile-Francia-España-Argentina; AZ Films / Fabula / Funny Balloons / Participant Media / Setembro Cine / TELEFE

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas