Batalla de Ideas

26 enero, 2017

Armando y desarmando de cara a octubre

Las discusiones sobre los armados políticos de cara a las elecciones de octubre en la provincia de Buenos Aires ya comenzaron. Mientras Cambiemos se refuerza con la inclusión de intendentes peronistas, el PJ busca mostrar una foto de unidad y el Frente Renovador tantea al GEN.

La provincia de Buenos Aires se prepara este año para una elección de medio término que suele ser definida como clave en cualquier análisis que se revise. En la centralidad del distrito que agrupa al 38% del padrón electoral nacional se juega gran parte del proyecto político de Cambiemos.

Aun cuando faltan varios meses para el cierre de listas no dejan de sucederse reuniones, encuentros y declaraciones. De esta manera, durante el transcurso de la semana, la gobernadora María Eugenia Vidal sostuvo una reunión con su par porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la que se abordaron cuestiones electorales de cara a los comicios de octubre. Fueron parte de la misma el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

La reunión no es la primera que mantiene la gobernadora de la Provincia sobre el futuro electoral de Cambiemos, ya a su regreso de las vacaciones se había encontrado con el titular la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y con Mauricio Macri.

Mientras el futuro del co-gobierno que se desarrolló durante todo 2016 en la provincia entre Cambiemos y el Frente Renovador es una incógnita, María Eugenia Vidal continúa sumando peronistas al armado provincial, siendo el último el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio. Hay que agregar a la nómina a Carlos Berterret (Coronel Pringles), Adrián Sánchez (Exaltación de la Cruz) y Hernán Bertellys (Azul).

En agosto pasado se había sumado el intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre como de ministro de Producción. Encargado de recorrer la provincia, de la Torre fue uno de los principales artífices de las recientes incorporaciones del gabinete de Vidal.

Sin embargo, el contacto con sectores del peronismo que supieron reportar al massismo o al Frente para la Victoria no se agota en esa estrategia. Antes de Navidad la gobernadora compartió un acto en José C. Paz con el intendente local, Mario Ishii, en la que también dijeron presentes el ex diputado Julián Domínguez, el jefe comunal de Ezeiza y ex funcionario sciolista, Alejandro Granados, y el ex intendente de San Miguel, Aldo Rico. También fueron de la partida el ex presidente Eduardo Duhalde y Jesús Cariglino, ex intendente de Malvinas Argentinas y actual integrante de la Subsecretaría de Gobierno y Asuntos Municipales.

La presencia de algunos barones y hombres fuertes del conurbano bonaerense habilitaron todo tipo de especulaciones en torno a una futura colectora de Cambiemos bajo un armado peronista. Todos los mencionados se referencian en las poderosas primera y tercera sección electoral, acaso las dos más endebles para la alianza Cambiemos.

Hacia dentro del espacio político que gobierna la Provincia el debate está abierto, no solo por la incorporación de dirigentes peronistas -“No está en nuestro espíritu cazar intendentes”, escribió Joaquín de la Torre en Twitter a principios de año- sino también por el vínculo establecido entre la UCR y el PRO.

En este sentido se pronunció el radical Ricardo Alfonsín, quien afirmó que “lo mejor sería resolver las candidaturas en las PASO, para que la sociedad que quiera acompañar a Cambiemos, tenga la posibilidad de elegir qué fuerza fortalecer”.

La respuesta corrió por parte de Jorge Macri, uno de los anotados para pelear por un lugar en la lista de Diputados. Según el intendente de Vicente López, “sería un error imponer a todos los intendentes la obligación de tener dos listas en su distrito”.

La relación entre el centenario partido y la fuerza conducida por Mauricio Macri será una de las claves en el armado final de la lista que Cambiemos llevará a los comicios de octubre de este año.

Del PJ al Frente Renovador

Sin un nombre propio que ocupe el sillón de Dardo Rocha tras 28 años consecutivos, el peronismo se encuentra en la búsqueda de un armado que, por ahora, contenga a todos los sectores de dicho espacio. Esa pareció ser la imagen y el mensaje que se quiso dar con la elección de los apoderados del partido que tuvo lugar durante el 29 de diciembre en La Matanza.

La lista contempló a los integrantes del grupo Fénix, con la incorporación de Ariel Sujarchuk (intendente de Escobar), a los del grupo Esmeralda, con la presencia de Gabriel Katopodis (intendente de San Martin), al intendente de Berazategui, Patricio Mussi y a Fernando “Chino” Navarro, como parte de los movimientos sociales.

Por el interior de la provincia de sumaron Hugo Corvatta (intendente de Saavedra) y Francisco Durañona (intendente de San Antonio de Areco), junto al integrante de la CGT Pedro Borgini.

Los nuevos apoderados se agregan a los dos que ya eran parte: Jorge Landau y Eduardo «Wado» De Pedro.

La actual composición de los apoderados del PJ parece equilibrar la relación de fuerzas, conteniendo a los integrantes del grupo Fénix y a los del grupo Esmeralda y otorgándoles, a priori, a los jefes comunales un importante poder de decisión en el peronismo por venir. El rol que vaya a adoptar la ex presidenta Cristina Fernández es la gran incógnita que rodea a esta fuerza y a los posicionamientos dentro del mismo.

El tercer espacio en cuestión que comienza a mostrar sus cartas es el liderado por Sergio Massa. La relación del tigrense con Margarita Stolbizer y los efectos de alguna fórmula que aglutine al Frente Renovador con el GEN, son la otra parte de las especulaciones diarias.

Mientras Stolbizer comenzó el año señalando que no iba a ser candidata a diputada por ninguna fuerza, para luego agregar que sí podía serlo a senadora, Massa juega a mostrar y medir a diferentes integrantes de su partido, como Malena Galmarini, y también construye misterio sobre su propia candidatura. Renovadores y Progresistas dicen que recién entre marzo y abril habrá definiciones más certeras.

La provincia de Buenos Aires renueva este año la mitad de sus diputados, un total de 35, y sus tres senadores. ¿Será una elección de tercios o finalmente habrá polarización? El 24 de junio cierran las listas, primera parada dentro de esta contienda. El camino a octubre será largo.

Mario Pujals

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas