Mundo Gremial

24 enero, 2017

El impacto de los despidos de AGR entre los trabajadores del Grupo Clarín

Clara Uranga, delegada de Sipreba en la empresa AGEA del Grupo Clarín, conversó con Radio Sur 88.3 para analizar los 380 despidos a los trabajadores de Asociación Gráfica Rioplatense, perteneciente al mismo grupo. «Nuestra primera reacción fue acercar toda la solidaridad», afirmó.

Claudia Uranga trabaja en AGEA, una empresa perteneciente al Grupo Clarín, y es delegada de Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba). En esta entrevista realizada por Radio Sur 88.3, analiza el impacto de los 380 despidos en la Asociación Gráfica Rioplatense (AGR-Clarín), la situación de “crisis” planteada por el grupo empresarial y los lazos de solidaridad entre los trabajadores de las distintas empresas.

– ¿Cómo repercuten los despidos de AGR dentro del grupo de trabajadores de Clarín?

– En primer lugar, con gran preocupación. Nosotros somos delegados en AGEA que es la editorial que edita el diario Clarín, las revistas del Grupo, el diario La Razón, el diario Olé. La primera reacción es la de brindar toda nuestra solidaridad. Además porque estos despidos se enmarcan en una situación de crisis de la actividad.

Sipreba ha relevado que en el sector de trabajadores de prensa de la Ciudad de Buenos Aires se han perdido unos 1300 puestos de trabajo sólo en el 2016 y se calcula el doble a nivel nacional. En lo que es la redacción de Clarín y en la empresa en general, en AGEA, sólo en el 2016 hubieron 280 retiros voluntarios, que si bien no son despidos sí son puestos de trabajo que se pierden y a nosotros nos afecta en nuestro trabajo cotidiano.

En cuanto a los despidos de los compañeros de AGR, hay preocupación porque se trata de una empresa que pertenece al mismo grupo. No se trata sólo de que son los mismos accionistas en ambas compañías, sino que muchos de los medios en los que nosotros trabajamos se imprimen en AGR. Sobre todo en las revistas como Viva, Genios, Elle, así que nos toca directamente.

Sin ir más lejos, el lunes 16 de enero llegamos a la redacción en el edificio donde trabajamos en la zona de Barracas y estaba rodeado de un operativo policial importante, un vallado bastante significativo, con muchos móviles alrededor. Ese es un operativo que continúa hasta el día de hoy y llevamos una semana entera así.

Ese día, cuando nos enteramos la situación de los compañeros gráficos, llamamos a una asamblea de trabajadores de AGEA, donde nos expresamos repudiando los despidos, nos juntamos en la calle en rechazo al operativo policial y expresamos nuestra solidaridad a través de una foto que publicamos en las redes.

Ahí comenzamos una colecta solidaria durante toda la semana y nos acercamos el miércoles pasado a la Plaza de Pompeya a entregársela a los familiares de los trabajadores. Decidimos continuar esa colecta porque entendemos que el conflicto viene para largo, no hubieron buenas noticias durante estos días. También estamos apoyando desde los comunicacional, tratando de contactarnos con todos los medios posibles para difundir la situación, tratando de sostener el tema en agenda a través de las redes sociales.

– La empresa justifica los despidos diciendo que se venden menos revistas. Desde lo que ven en las redacciones, ¿es cierto que cayeron las ventas?

– Llevamos años de muchos cambios en el mercado. Por supuesto no se venden las mismas revistas que hace diez años ni que hace cinco. Pero eso no significa que haya habido durante el último año una baja abrupta que implique una medida drástica de un día para el otro, como se ha hecho.

Nosotros las revistas las seguimos haciendo. Si fuera que no hay cómo seguir haciendo las revistas, también cerrarían las redacciones. Pero eso, en este momento, no está sucediendo.

– ¿Ustedes piensan que eso puede pasar?

– No lo sabemos. Por empezar, son empresas separadas por lo que AGEA manda a imprimir en AGR y podría mandar a hacerlo en cualquier otro lugar. Pero por supuesto que es la preocupación que tenemos todos acá: cómo es el futuro teniendo en cuenta que esto se enmarca en una crisis de toda la actividad, de la industria editorial y de cómo responden las empresas a los trabajadores, esa es la preocupación.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas