América Latina

22 enero, 2017

Movilización en la Ciudad de México ante la asunción de Trump

En la tarde del viernes 20 de enero, 2 mil personas se manifestaron frente a la Embajada de Estados Unidos en la ciudad de México. La protesta, coincidente con la toma de posesión de Donald Trump, tuvo como objetivo repudiar las políticas migratorias y comerciales de la flamante administración estadounidense.

En la tarde del viernes 20 de enero, 2 mil personas se manifestaron frente a la Embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México. La protesta, coincidente con la toma de posesión de Donald Trump, tuvo como objetivo repudiar las políticas migratorias y comerciales de la flamante administración estadounidense. La reivindicación de la dignidad mexicana frente a las expresiones xenófobas del jefe de Estado anglosajón fue el punto en común de intervenciones artísticas, carteles y declaraciones de las personas movilizadas.

A escasos 20 metros del Ángel de la Independencia, monumento paradigmático de la capital mexicana, la Embajada estadounidense permaneció vallada y fuertemente custodiada por la policía desde tempranas horas del día. La movilización de la Coordinación de Movimientos Populares se multiplicó durante la tarde con la asistencia de numerosas organizaciones sociales, políticas y de ciudadanos mexicanos que se acercaron a expresar su rechazo a las amenazas de Trump a la comunidad latina residente en ambos lados de la frontera.

En diálogo con Notas Osmar León Aquino, fundador de la ONG México Suma, sostuvo: “Donald Trump se ha cansado de ofender a los mexicanos y nuestro gobierno es muy tibio, muy timorato, no defiende a los mexicanos. Hoy venimos a decirle a Trump que nosotros nos vamos a oponer a la construcción del muro organizados desde aquí y como mexicanos que viven en Estados Unidos también”. También se expresó ante las medidas económicas propuestas durante la campaña electoral: “Vamos a presionar al gobierno mexicano para que cambie su relación comercial y en vez de estar viendo a Norteamérica veamos a Asia. Ahí está China, está la India, que estarían encantados de tener relaciones comerciales y económicas con México”.

trumpAl llegar ante la Embajada se organizó un acto en el que se abrió el micrófono para los oradores de las organizaciones participantes. Numerosas intervenciones artísticas exponían el rechazo de mexicanos y mexicanas. Piñatas con la figura de Trump fueron colgadas en el Paseo de la Reforma y fueron destrozadas para repartir las golosinas entre la multitud. Los manifestantes quemaron un muñeco del presidente estadounidense al tiempo que cantaban el himno mexicano. Artistas gráficos y actores multiplicaron las caricaturas y críticas del multimillonario.

Valeria, de la Unión del Valle de Anahuac, dijo que su organización se movilizó como una forma de manifestar su inconformidad con las políticas que tiene pensadas Trump. El nuevo presidente de los Estados Unidos plantea como medidas centrales la construcción de un muro fronterizo a cargo del país latinoamericano, la deportación de millones de mexicanos residentes en México y el arancelamiento de importaciones mexicanas y remesas que fluyen de Estados Unidos a ese país.

Además, integrantes de la organización El Barzón aseguraron que la convocatoria también se realizó en solidaridad con los mexicanos residentes del otro lado de la frontera, sobre quienes caerá el peso de las políticas migratorias de Donald Trump.

Con el correr de las horas se fueron apagando los cantos en contra del “Trompas” y la movilización se dispersó paulatinamente y en paz. Pero en el rumor frenético de las calles de la capital, como a lo largo de toda Norteamérica, persiste la preocupación.

Facundo Cruz, desde Ciudad de México.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas