Economía

18 enero, 2017

Con 12 meses de caída continua, el consumo ya retrocedió a niveles de 2010

El Indicador Mensual de Consumo, elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala, constató una caída del 3,3% del consumo privado durante diciembre. La variable fundamental para explicar el retroceso es la destrucción sostenida del salario real.

El Instituto de Trabajo y Economía (ITE), de la Fundación Germán Abdala, dio a conocer el Indicador Mensual de Consumo (IMC) correspondiente al pasado mes de diciembre. En el informe se constata que los niveles de consumo se retrajeron en diciembre 2016 un 3,3% respecto del mismo mes del año anterior. El acumulado de doce meses consecutivos de retroceso ha llevado al consumo a niveles similares a los del año 2010, con la pérdida de poder adquisitivo del salario como dato central.

El consumo privado representa un 75% del Producto Bruto Interno (el resto del PBI se relaciona con el gasto público, la inversión y las exportaciones netas), lo que revela que, más allá de las estrategias y los discursos destinados a fortalecer las exportaciones y lograr la tan postergada lluvia de inversiones, el mercado interno de consumo sigue teniendo una importancia económica crucial. En este contexto, la sostenida reducción del consumo se explica, según el informe de la Fundación Germán Abdala, por el impacto inflacionario sobre la capacidad de compra de los salarios, la significativa pérdida de puestos de trabajo, la transformación en el rol del Estado y los ajustes del gasto público.

El estudio especifica que el salario real de los trabajadores registrados “medido por RIPTE disminuyó un -5,0% anual en 2016”. Este retroceso se explica por el traslado a los precios de la devaluación, los violentos aumentos de tarifas y la desarticulación o reducción efectiva de herramientas como Precios Cuidados. Durante 2016 el gobierno pretendió amortiguar el impacto con transferencias por única vez hacia jubilados o receptores de la AUH y modificaciones en el Impuesto a las Ganancias.

“La devaluación del tipo de cambio impactó en los niveles de inflación y produjo que ya en el primer trimestre del año el consumo se contrajera en términos desestacionalizados. La caída del mismo se extendió a hasta el último trimestre del año, cuando se observó la primera suba en relación al trimestre previo: 1,0%”, detalla el informe.

En forma desagregada, se constata un comportamiento variable en los distintos indicadores de consumo. Según medición de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las ventas minoristas se redujeron un 7,0% anual respecto de 2015. Aunque el rubro principal, Alimentos y Bebidas, retrocedió un 2,6%, hubo sectores con retrocesos mucho más significativos: Electrodomésticos (-14,1%), Ferretería (-9,6%) y Materiales para la Construcción (-9,0%).

gráficoA pesar de estos datos globalmente negativos, el informe del ITE reconoce que durante el último mes de 2016 se constató una mejoría relativa de consumo respecto de los meses previos, ya que se notó el impacto de la disminución de la tasa de inflación luego del gran impacto del primer semestre. El términos mensuales desestacionalizados, diciembre registró una mejoría respecto de noviembre (de-5,5 a -3,3%). Si bien el IMC plantea que “es esperable que el indicador comience a arrojar variaciones anuales negativas cada vez más reducidas por cuestiones meramente estadísticas” el estudio también aclara que “aún no está claro que la misma tendencia sea sostenible en el tiempo”.

Para este inicio de 2017 ya se aplicaron aumentos en combustibles y prepagas y se anticiparon nuevos incrementos en las tarifas de gas y electricidad, lo que indudablemente impactará en forma negativa en el salario real y en el consumo privado, a meses de las paritarias 2017 (que desde sectores del oficialismo apuestan a mantener por debajo del 20%).

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas