Educación y Ciencia

17 enero, 2017

Lomas de Zamora: rechazan traslado arbitrario de 19 trabajadores de un centro de niñez

Entrevista a Nora Quercia, secretaria General de ATE Sur, que denuncia el intento de la Secretaría de Niñez bonaerense de trasladar a trabajadores de un centro de minoridad de Lomas de Zamora, muchos de ellos delegados de ATE, a otros institutos con el objetivo de atacar «la organización que están desarrollando».

Durante los meses de noviembre y diciembre la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunció el vaciamiento y deterioro del Centro de Recepción, Evaluación y Ubicación (CREU) de jóvenes en conflicto con la ley penal de Lomas de Zamora. El objetivo es “convertir los actuales Centros en organismos penitenciarios y militarizados de castigo y borrar todo atisbo de fomento estatal a la educación, el trabajo, el arte, los valores solidarios”, sostuvieron.

En este contexto, a 19 trabajadores del CREU de Lomas, algunos de ellos delegados e integrantes de la comisión directiva del gremio fueron notificados acerca de las intenciones de traslado a otros Centros. Frente a esto, resolvieron declararse en estado de asamblea permanente. Los traslados «arbitrarios», según denuncian, apuntan a quebrar un importante proceso de organización.

Nora Quercia, secretaria General de ATE Sur, dialogó con Radio Sur 88.3 para explicar el estado de situación actual del conflicto..

– Este lunes se realizó una movilización contra el traslado de los docentes del Centro de Menores y el martes se marchó a Tribunales. ¿Cuál es la situación en el CREU de Lomas de Zamora?

– Hace seis días los compañeros tienen guardias y resolvimos acompañar la entrada de los mismos porque pretenden trasladar a 19 a otros lugares de trabajo y había llegado una notificación de la Secretaría de Niñez avisando que ya no pertenecían más al CREU de Lomas de Zamora.

Pero en asamblea los compañeros resolvieron seguir presentándose en el lugar, entendiendo que es un ataque contra la organización y el laburo que están desarrollando dentro del instituto con los chicos allí alojados. Y la idea del gremio era poder hacer el aguante para que los compañeros no tuvieran ningún problema al ingresar a tomar su guardia en su lugar de trabajo.

– ¿Cuál es el rol que cumple el CREU en Lomas de Zamora?

– Son asistentes de minoridad. Están con los chicos que se encuentran ahí alojados. Los compañeros pelean no sólo por sus condiciones de trabajo sino también por las condiciones de vida de los chicos, ropa para ellos, mejor comida, infraestructura. También pelearon para que pudiera haber una escuela donde los chicos recibieran estudio, tengan charlas, vean películas.

Es una relación bastante estrecha, cumpliendo el rol que no cumple el Estado, que debiera ser que el paso por un centro de minoridad implique que los chicos puedan reinsertarse nuevamente en la sociedad y tengan una calidad de vida mucho mejor.

– ¿Tuvieron alguna respuesta de las autoridades?

– No, lamentablemente no tuvimos ninguna respuesta. Es claramente un ataque hacia los compañeros que se organizan ahí para pelear. Y esto en el contexto, como se puede ver en todos los medios, de una discusión instalada sobre la baja de la edad de imputabilidad de los menores. Entonces los compañeros están dando la discusión, planteando que la solución al problema de la inseguridad no pasa por rebajar la edad de imputabilidad sino que hay otras políticas que deben tomarse para que la situación cambie de fondo.

Por el momento no han respondido nada. Hemos ido nosotros como sindicato a pedir a La Plata, a la Secretaría de Niñez, la vista del expediente por el cual se resuelve el traslado de estos compañeros. Y hay bastantes irregularidades. El expediente no lo encuentran y, según dichos de los funcionarios, está perdido.

Así que aparte de hacer todas las acciones legales que correspondan, como responder recursos, notas y todo eso estamos a la espera de esa respuesta y mientras tanto siguen los compañeros en estado de asamblea permanente, discutiendo futuras actividades para revertir esta situación.

– ¿A dónde pretenden trasladarlos?

– A distintos lugares, hay distintos centros en la provincia. A algunos los quieren mandar a La Matanza, a otros a Glew, a otros a La Plata. Pero son decisiones arbitrarias que nada tienen que ver con la situación real. El argumento del gobierno es que hace falta personal en distintos institutos y en vez de nombrar personal como corresponde pretenden solucionar el problema trasladando compañeros. Y lo que van a lograr es que cambie acá también la situación. Si sacan a 19 compañeros de este lugar no solucionan esos problemas de los otros centros y se perjudica el CREU de Lomas.

– ¿Cómo van a continuar con esta lucha?

– Este miércoles se vence el plazo para que den respuesta a los recursos. Obviamente sin tener vista del expediente. Así que por un lado se hizo la respuesta administrativa correspondiente y por otro los compañeros van a seguir en estado de asamblea, discutiendo cómo seguimos.

Seguramente se vendrán movilizaciones y radios abiertas, porque es un conflicto que está rodeado de mucha solidaridad, muchos actores y organizaciones se fueron acercando durante todos estos días a solidarizarse. Así que iremos paso a paso viendo cómo continuamos, con la decisión firme de dar vuelta este atropello que tiene como intento romper la organización de los trabajadores.

Somos una parte más del ajuste de este Gobierno. Ahora también nos vemos ante un nuevo problema que es el intento de municipalizar los comedores escolares en las escuelas. Así que se viene un año de bastante lucha, bastante difícil. Y nos organizaremos para dar la pelea.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas