Nacionales

17 enero, 2017

Inundaciones en Santa Fe: “No podemos dejar que las reglas las imponga solo el Mercado”

Alejandro Grandinetti, diputado nacional por la provincia de Santa Fe por el Frente Renovador, dialogó con Radio Sur 88.3 sobre la situación de las inundaciones en su distrito. Propone un contralor hídrico estatal permanente para prevenir futuras situaciones de crisis.

Alejandro Grandinetti, diputado nacional por la provincia de Santa Fe por el Frente Renovador, dialogó con Radio Sur 88.3 sobre la situación de las inundaciones en su distrito. Propone un contralor hídrico estatal permanente para prevenir futuras situaciones de crisis.

– ¿Cómo está la situación ahora en Santa Fe a partir de las inundaciones?

– Se calculan pérdidas en este último año cercanas a los mil millones de dólares. Para tomar una idea es prácticamente dos veces el presupuesto de un año de ciudades de las más grandes de la Argentina como Rosario o Córdoba. Esto es lo que se va a perder desde el punto de vista productivo más allá de la perdida patrimonial que van a tener muchos ciudadanos en la provincia de Santa Fe.

Esto no es un problema de la provincia de Santa Fe ni de Córdoba: es un problema para la Argentina. Un millón de hectáreas inundadas de la zona núcleo de mayor productividad, la cuenca lechera más importante de Sudamérica y una de las más importantes del mundo.

Hay mil tambos que casi cerraron en lo que va del año y aún no terminó la emergencia del año pasado. Pero la visión que se sostiene es la de emergencia: entramos después que se produce el episodio.

Hace diez años era una rareza hablar de cambio climático, yo era periodista en ese entonces y llamábamos a los científicos para que nos explicaran este fenómeno que se empezaba a discutir a nivel mundial, cómo iba a afectar al mundo, a la Argentina, cómo prepararnos.

Lo que no estamos terminando de comprender, sobre todo la clase política, es que el cambio climático ya está y ya no se trata de fenómenos aislados sino recurrentes. Cuando hablamos de una lluvia moderada hoy hablamos de 350 milímetros en un día que te llueven en ocho horas, eso es lo que cayó en Arroyo Seco y produjo lo que produjo.

– ¿Cómo se calcula esa cifra de mil millones de dólares?

– Se calcula en base a la cantidad de hectáreas bajo agua, casi un millón de litros que no salen por día más las pérdidas de soja que hay, es el estimativo que tenemos entre 800 mil y mil millones de dólares a hoy en la provincia de Santa Fe.

– ¿Creés que el monocultivo de soja tiene algo que ver?

– Que no te quepa duda. Es muy interesante el análisis del tema de la soja. Cuando como política de Estado se desalentó el consumo poniendo retenciones al cultivo de maíz, volvimos más rentable la soja sin tomar en cuenta que una hectárea de maíz consume tres veces más agua que la soja.

Entonces, si los agentes económicos se mueven solamente por el lucro, lo que debemos ver sobre todo desde la política, sobre todo los que debiéramos estar preparados como hombres de Estado, es ver la integralidad.

Quizás, una promoción de ese tipo de cultivo lo que puede hacer es que efectivamente tengamos mayor consumo de agua. Se puede penalizar en algunas partes más comprometidas el cultivo de la soja. Hay que evaluarlo, no alcanza con decretar la emergencia, con dar créditos blandos, con poner impuestos en el campo, ni tampoco esa discusión de “cuando se la llevaban en pala los gringos no dejaron nada y ahora no quieren poner”.

Yo no tengo campo, ni tengo familia con campo. No soy especialista, pero sí defiendo la integralidad y se que es uno de los motores fundamentales de la economía argentina, que es el sector que más divisas le aporta a la economía del país. Es precisamente el campo y el complejo sojero y aceitero, que se va a resentir también con estas lluvias.

– Carlos del Frade hablaba del modelo de producción impuesto por las multinacionales y el basamento de la economía en el extractivismo que se impone en la provincia. ¿Cómo se combinaría tu propuesta del control hídrico permanente con el extractivismo que es una política de la provincia y de nuestro país?

– Del Frade tiene una visión más radicalizada. Yo creo que San Juan necesita la minería pero que sea controlada, no como la Barrick Gold. De hecho estamos trabajando en base a un informe de Naciones Unidas en una nueva denuncia.

La intervención del hombre en la producción, sobre todo cuando tenemos uno de los sectores más ricos que la pampa húmeda, tiene que estar pensada en relación a una intervención con el medio ambiente. Lo que no puede ser es que eso sea sin ningún contralor y sin tener en cuenta la degradación que va a tener en el mediano y largo plazo. Esa es una política errada, incluso compartida con el anterior gobierno con respecto al tema de la soja que fue cuando mejor renta se consiguió y que también usufructó el propio gobierno. Tenemos que tener una visión inteligente.

No tenemos que tener miedo a la discusión de la participación del Estado en esa regulación. La principal actividad en Chile es la minería, el Cobre donde las principales minas son del Estado. Por otro lado los mismos liberales, conservadores en Argentina, nos ponen como ejemplo a Chile. Nueva Zelanda es uno de los países a seguir. Y tiene una junta similar a la junta de Granos que tenía la Argentina.

Son debates que sin lugar a dudas tenemos que dar en nuestro país, no veo que Mauricio Macri los quiera dar. Veo que el capital privado y el Estado pueden trabajar coordinadamente, pero no podemos dejar que las reglas las imponga solamente el Mercado.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas