Mundo Gremial

16 enero, 2017

El grupo Clarín cierra Artes Gráficas Rioplatenses y despide a 360 trabajadores

Mediante un cartel en la puerta de la planta ubicada en el barrio de Pompeya, la empresa AGR del grupo Clarín informó el cierre de la gráfica más grande del país y el despido de 360 trabajadores. La planta se encuentra tomada por los trabajadores y rodeada por un fuerte operativo represivo que incluye a la Policía de la Ciudad, el DOUCAD y Gendarmería.

Los trabajadores de Artes Gráficas Rioplatenses, imprenta del grupo Clarín (AGR-Clarín), informaron que durante la mañana del lunes 16 de enero, cuando se disponían a entrar a trabajar en la planta ubicada en Corrales 1393 del barrio de Pompeya, se encontraron con un cartel de la empresa en el que anuncian la decisión de cerrar la planta aduciendo una crisis.

Se trata de 360 puestos de trabajo en la planta gráfica más grande del país. En diálogo con Notas, Diego Miranda, integrante de la Comisión Interna, informó que “hasta el momento nadie de la empresa se presentó como para dar una explicación o para darnos los motivos por los cuales cierran la planta”. “Sólo nos dejaron una hoja en la puerta de la planta diciendo que la tecnología sobre pasa al papel y su uso ya no es imprescindible”, explicó Miranda con respecto al accionar de la empresa.

El delegado explicó que el argumento “es mentira porque el grupo Clarín tiene revistas que salen todos los domingos y a su vez tienen suplementos que también salen todas las semanas. Además esta empresa, además de hacer todas las revistas del grupo Clarín, a parte imprime libros y además tiene clientes para afuera. Hace los folletos de Carrefour, Coto, Easy, Frávega, Gea de Uruguay, Disco de Uruguay”.

En esta planta se imprimen la Revista Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Ser Padres, Cablevisión además de las guías telefónicas, libros escolares, folletería y otros productos gráficos de la empresa.

“La empresa cerró y ya perdimos el trabajo. Somos 360 empleados. La empresa dice que tiene que resguardar esta planta para poder resguardar a otros 700 empleados. La verdad que no se entiende porque ésta es la gráfica que le da de comer a todo el resto de los empleados de AGR. No sabemos por qué ni cómo la empresa de un día para el otro cierra, teniendo todas las máquinas acá”, detalló Miranda.

Durante los últimos meses, los trabajadores percibieron que la empresa comenzaba a desviar el trabajo a talleres chicos, “a talleres que precarizan a sus trabajadores”, según adujeron. “Les paga menos a esos talleres pero al mismo tiempo nos siguen pagando el sueldo a nosotros. No se entiende lo que hace la empresa”, afirmó el delegado.

“Nosotros lo que veníamos viendo con la Comisión Interna era el tema del desvío de trabajo, que era impresionante. Pero al mismo tiempo compraron máquinas nuevas, invirtieron mucha plata. A esto hay que sumarle que dentro del depósito teníamos 16 mil bobinas de papel, materiales que cotizan en dólares. Se las llevaron a otro depósito y las dejaron ahí porque quieren hacer un negocio inmobiliario con el depósito de bobinas”, explicó Miranda.

Desde el viernes 13 de enero, al advertir la situación, los trabajadores se mantuvieron en la planta luego de haber votado llevar adelante una vigilia de 48 horas. Los trabajadores emitieron un comunicado en el que manifiestan que esta medida “se trata evidentemente de una maniobra que busca quebrar la organización de la planta para imponer el ajuste que al amparo de la política oficial ya ha avanzado en otros sectores del gremio”. Asimismo, informaron que los trabajadores se encuentran en sus puestos de trabajo llevando adelante un paro por tiempo indeterminado “en defensa de sus puestos y condiciones de trabajo”.

En la madrugada del día lunes 16 advirtieron que comenzaba a desplegarse un fuerte operativo represivo en los alrededores de la planta. “Estamos rodeados por la Policía Federal, que ahora es la Policía de la Ciudad, todo el equipo DOUCAD que es la policía antidisturbios. Aparte de eso, hay un despliegue grande de Gendarmería. Nosotros somos trabajadores, no somos una barrabrava de una cancha”, informó Miranda.

La Comisión Interna informó que a las 16 horas del lunes 16 de enero realizarán una asamblea en la puerta de la planta y solicitan al sindicato la presencia de los delegados nacionales. De la misma manera, los trabajadores de AGR están planteando realizar un paro general del sector gráfico a nivel nacional, ya que se trata del cierre de la gráfica más grande del país.

Mientras los trabajadores se mantienen dentro de las instalaciones, las familias comienzan a acercarse a la puerta de la planta. “Todas las familias de nosotros que están en la puerta de la planta, preocupados por nosotros, más que nada por el despliegue policial que hay”, comentó el delegado.

“Lo único que sabemos es que nosotros estamos adentro de la planta, no nos vamos a ir y si nos tienen que sacar nos van a sacar con las piernas para adelante, porque nosotros respondemos a 360 familias y eso es una responsabilidad grande para nosotros”, concluyó.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas