Nacionales

4 enero, 2017

Argentina e Israel dan un paso adelante en cooperación militar

El Ministerio de Seguridad acordó con el Estado de Israel la adquisición de equipamiento militar por un monto cercano a los 100 millones de dólares, bajo el argumento del combate al narcotráfico. La compra se ampara en tratados de cooperación en materia tecnológica y militar firmados entre 2008 y 2011 y fue discutida en la visita de Patricia Bullrich de noviembre a Israel.

El Ministerio de Seguridad acordó con el Estado de Israel la adquisición de equipamiento militar por un monto cercano a los 100 millones de dólares, bajo el argumento del combate al narcotráfico. La compra se ampara en tratados de cooperación en materia tecnológica y militar firmados entre 2008 y 2011 y fue discutida en la visita de Patricia Bullrich de noviembre a Israel.

De acuerdo al diario La Nación, se trata de la compra más grande armas y sistemas de seguridad de los últimos 20 años. El paquete incluye puestos de frontera vigilados con globos aerostáticos, lanchas artilladas, un helicóptero de transporte de tropas y camionetas. Se destinarán al control del río Paraná, que Prefectura asegura es una de las principales puertas de ingreso de marihuana a la Argentina.

La oficialización de las compras se publicó como decisiones administrativas en el Boletín Oficial esta semana (1589 y 1591/2016), firmadas por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El acuerdo fue negociado por la propia Bullrich en su gira de noviembre por Israel.

Entonces, la ministra -junto con los secretarios de Seguridad Interior, Gerardo Milman, y de Coordinación, Planeamiento y Formación, Alberto Föhrig- recorrió la frontera israelí y distintos puntos de control donde evaluó el equipamiento y se reunió con los ministros de Defensa y Seguridad Pública de Israel, Avigdor Lieberman y Gilad Erdan respectivamente.

En su visita, Bullrich también tuvo un encuentro con el director de la Dirección de Cooperación de Defensa Internacional (SIBAT), Mishel Ben Baruch, responsable del comercio del equipamiento tecnológico de defensa israelí y vocero de las empresas de seguridad. Desde Tel Aviv, donde la ministra participó de la 4ª Conferencia Internacional Israel HLS & Cyber 2016, afirmó que entre ambos países existe una “cooperación muy fluida”.

Antecedentes

Las decisiones administrativas 1589 y 1591 hacen referencia a la firma de varios acuerdos previos entre Argentina e Israel. El primero de ellos es el Memorando de Entendimiento sobre Cooperación Industrial y Tecnológica en el ámbito de la Seguridad Interior (2011) que a su vez estaba amparado en el Convenio de Cooperación, Comercial y Económica firmado en 1995.

Además de distintas formas de cooperación en telecomunicaciones (ley 27.028/2014) e innovación y desarrollo en el sector privado (ley 26437/2008), en julio de 2015, el Estado argentino signó también un acuerdo militar para la reparación y modernización de 74 unidades del llamado Tanque Argentino Mediano (TAM), por un costo de 111 millones de dólares.

De acuerdo a lo publicado en el diario israelí Haaretz en ese momento -que consideraba “decrépito” el armamento argentino-, la decisión del gobierno de Benjamin Netanyahu no respondía al dinero, sino a «alineamientos y compromisos estratégicos». «Los convertís en clientes, incluso si para eso tenés que arreglar tanques de hace 40 años. Es una forma de que los países mantengan vínculos», aseguraba.

Dicho y hecho. A pesar de ciertas rispideces entre ambos estados luego de la firma del Memorandum de Entendimiento con Irán por el caso AMIA, el histórico vínculo entre Israel y Argentina, no se resquebrajó a nivel económico y militar.

Pero sí sufrió a nivel político por lo que esta nueva compra, debe leerse en ese sentido. “Macri me dijo inequívocamente: ‘Estamos empezando una  hoja en blanco con Israel. Nuestros intereses y valores hacen que esta asociación sea necesaria. Por lo tanto, estamos comenzando una nueva era’», afirmó Netanyahu en enero de 2016, tras encontrarse con el presidente argentino en el Foro de Davos. Allí acordaron «incrementar las relaciones económicas entre ambos países y promover la cooperación en temas de ciencia y tecnología, defensa y seguridad, agricultura”.

Qué compró la Argentina

La lista de compras está encabezada por cuatro lanchas modelo Shaldag, “de combate multimisiones, totalmente de aluminio y de ‘performance’ probada en combate”, según sus fabricantes de la Israel Shipyards Ltd. Poseen un cañón Typhoon con proyectiles de 25 milímetros, un sistema Oerlikon de 20 milímetros y dos ametralladoras pesadas calibre 50. Su aceleración casi inmediata alcanza los 40 nudos (75 km/h). Pueden transportar hasta 12 efectivos cada una.

Los tres sistemas integrados de control de frontera que también fueron adquiridos se instalarán en La Quiaca (Jujuy), Aguas Blancas (Salta) y cerca de Puerto Iguazú (Triple Frontera). Estos están compuestos por cámaras de vigilancia electrónica colocadas dentro de globos aerostáticos a 600 metros de altura. Permitirán observar vehículos a 15 kilómetros de distancia y el movimiento de personas a siete kilómetros aproximadamente. Además, incluyen cámaras fijas y alarmas de movimiento que ayudan a orientar el objetivo de los globos.

Según reportó La Nación, también se encuentra en proceso de licitación la adquisición de dos aviones espías destinados a la frontera Norte.

Con el combate al narcotráfico como argumento, el gobierno de Cambiemos y su Ministerio de Seguridad desarrollan acuerdos militares que le permiten no sólo fortalecer a las Fuerzas Armadas, sino reposicionarse a nivel global y reafirmar sus alianzas estratégicas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas