América Latina

28 noviembre, 2016

Brasil: se vota el congelamiento del gasto público por veinte años

Este martes 29 centenares de caravanas de movimientos sociales, organizaciones sindicales y estudiantiles llegarán a la capital de Brasil bajo el lema #OcupaBrasilia. Rechazan la votación de la enmienda constitucional conocida como PEC 55 que congelará el gasto público por dos décadas. La medida ya tuvo media sanción en Diputados.

El martes 29 el Congreso Federal tratará la Propuesta de Enmienda Constitucional 55 (PEC 55, también conocida como PEC 241) que prevé el congelamiento del gasto público por dos décadas. La PEC 55, que ya tuvo media sanción en la Cámara de Diputados, será tratada por el Senado también el próximo 11 de diciembre, cuando podrá obtener su sanción definitiva. Para su aprobación, necesita tres quintos de los votos, lo que se traduce en 49 sobre un total de 81 senadores.

Según el medio Rede Brasil Atual, si la PEC 55 es aprobada, la rapidez de su tramitación será inédita en el Congreso. Si fuera aprobada en el mes de noviembre, le habrá llevado apenas seis meses convertirse en ley. Según el Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentaria (Diap) actualmente hay 1066 Propuestas de Enmienda Constitucional en la Cámara de Diputados y 2439 en el Senado. Desde 1988, apenas 93 PECs fueron incorporadas a la Constitución, cuyo promedio de tratamiento parlamentario fueron de dos años. Hay propuestas que están en el Congreso desde 1999.

Desde que llegó al Senado, la PEC 55 recibió 65 enmiendas que buscaban reducir el impacto de la propuesta, pero ninguna de estas fue aprobada.

La medida fue elaborada y presentada por Michel Temer a principios de octubre quien la introdujo como “indispensable para contener el déficit y recuperar la confianza de los mercados”. De aprobarse, impedirá al Poder Ejecutivo aumentar el presupuesto para las áreas sociales durante dos décadas. La cifra solamente podrá incrementarse de un año a otro por la variable inflacionaria del año anterior. Transcurridos diez años desde su aplicación, el presidente de turno podrá revaluar la medida y su aplicación.

El objetivo de Temer es frenar el déficit fiscal mediante el achicamiento de los gastos sociales. La repercusión directa es la afectación de las políticas públicas en materia social, principalmente en salud y educación, pero también en vivienda, alimentación, agricultura familiar, emprendimientos cooperativos, transporte público, entre otras. La afección será doble ya que al recorte de políticas públicas se suma también que el salario mínimo quede congelado durante dos décadas en 275 dólares mensuales.

Según manifestó Raimundo Bonfim, integrante de la Central de Movimientos Populares (CMP) al ser consultado por Brasil de Fato, «la PEC es la materialización del golpe». Bonfim afirmó que la remoción de Dilma Rousseff de la presidencia tuvo como objetivo central eliminar los avances en materia de ingresos de los trabajadores.

En su opinión, esto se articula a otras medidas que, de ser aprobadas, van a empeorar la vida de los brasileños: la reforma laboral y de seguridad social. Para el dirigente social, el debate «no enfrenta la cuestión de la retención fiscal o de la tasación de las grandes fortunas», que permitirían aumentar la recaudación.

#OcupaTudo

Una de las primeras respuestas fue la del movimiento estudiantil que ocupó miles de establecimientos educativos en todo el país en rechazo a la PEC 55 y a la Reforma de Enseñanza Media, decidida por decreto. Los movimientos sociales y organizaciones sindicales se plegaron a estas protestas organizando movilizaciones y paros en las principales ciudades.

Este martes 29 de noviembre todos estos sectores se darán cita a las 16 en la Explanada de los Ministerios, desde donde marcharán hasta el Congreso, cuando se esté llevando adelante la votación, bajo la consigna #OcupaBrasilia. Los principales convocantes son el Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo, quienes realizaron una movilización previa de 40 mil personas en São Paulo el pasado domingo 27.

Además de los frentes sociales, participarán el Comité en Defensa de la Educación Pública, la Confederación Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), la Asociación Nacional de los Docentes de Enseñanza Superior (Andes), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) y la Unión Brasileña de Estudiantes Secundarios (Ubes). Asimismo, las centrales sindicales CUT, CTB, Intersindical y CSP-Conlutas también participarán. Simultáneamente se realizará otra movilización en São Paulo.

Bonfim anticipó a Brasil de Fato que “el acto ganó una dimensión muy grande. Las personas están organizándose en las escuelas ocupadas, en las universidades. Haciendo actividades, rifas, eventos culturales para recaudar fondos para ir a Brasilia”.

Impeachment contra Temer

La movilización se verá atravesada además por el juicio político que muchos sectores políticos están pidiendo que se inicie contra Michel Temer. «Más allá de la convocatoria por la PEC nosotros también estamos convocando a las calles para que se lleve adelante el impeachment contra Temer, dado que fue descubierto por haber cometido, como mínimo, el crimen de advocacia administrativa, es decir, haber utilizado su cargo para patrocinar intereses particulares», resaltó Bonfim.

La advocacia administrativa es una figura prevista en el Código Penal brasileño que consiste en «patrocinar, directa o indirectamente, un interés privado por encima de la administración pública, valiendose de la cualidad de ser funcionario». La pena prevista para este crimen incluye la prisión.

La medida de juicio político contra Temer fue presentada en la Cámara de Diputados por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y acompañado por el Partido de los Trabajadores (PT). El PSOL formuló el lunes 28 de noviembre el pedido de impeachment contra Temer argumentando que el presidente no electo incurrió en un «crimen de responsabilidad» contra la administración pública durante un episodio que incluye a los ex ministros de la secretaría de Gobierno, Geddel Vieira Lima, y el ex ministro de Cultura, Marcelo Calero.

La movilización del martes 29 estará centrada en el rechazo a la PEC, sin embargo, el pedido de juicio político contra Temer puede transformarse en el principal articulador de las movilizaciones por venir, debido al impacto nacional que alcanzó y a la baja popularidad del presidente en funciones.

Micaela Ryan – @LaMicaRyan

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas