Nacionales

23 noviembre, 2016

Córdoba: con el hambre no se juega

Vecinos y organizaciones sociales realizaron cortes en distintos puentes de la ciudad de Córdoba, en rechazo a la decisión gubernamental de no continuar con la entrega de alimentos con los que funcionan al menos 100 comedores y merenderos en distintos barrios de la ciudad, afectando a aproximadamente 10 mil niños y niñas.

El pasado martes, vecinos y organizaciones sociales realizaron cortes en distintos puentes de la ciudad de Córdoba, en rechazo a la decisión del ministro de Desarrollo Social de la provincia, Rodrigo Rufeil, de no continuar con la entrega de alimentos con los que funcionan al menos 100 comedores y merenderos en distintos barrios de la ciudad, afectando a aproximadamente 10 mil niños y niñas.

nota-comedor-1La medida fue llevada a cabo desde las 10 de la mañana en los puentes Avellaneda, Sarmiento, Maipú, Centenario, Alvear y Antártida. Alrededor de dos mil personas se congregaron en los distintos puntos, reclamando por la continuidad de los módulos alimenticios. Luego, a los cortes simultáneos le siguió una marcha conjunta hacia el centro de la ciudad, donde se realizó un acto con todas las agrupaciones que participaron de la medida.

Las organizaciones sociales denunciaron la grave situación social que atraviesan los sectores populares de Córdoba, y como esta política de interrumpir la entrega de alimentos va en detrimento del trabajo llevado adelante en comedores y merenderos barriales. En estos espacios los vecinos desarrollan diferentes actividades comunitarias que aportan a su organización y a mejorar sus condiciones de vida.

nota-comedor-2Según datos oficiales, casi la mitad de la población infantil de la ciudad de Córdoba se encuentra actualmente debajo de la línea de pobreza. Razón por la cual se entiende que las políticas sociales que el gobierno provincial y municipal están llevando a cabo resultan insuficientes.

En la actualidad, la tarjeta social impulsada por el gobierno es de $630, que significa un gasto aproximado de $4,40 al día, considerando una familia tipo de cuatro personas. Asumiendo que existen familias más numerosas, se estipula que el monto estipulado es menor. Si bien las políticas sociales del gobierno son un aporte, no aseguran el alimento diario de las familias, teniendo en cuenta que la inflación ronda el 40%, y la desocupación está alcanzando niveles mayores.

El recorte estipulado, no sólo perjudica a las familias con bajos recursos, sino que también involucra a las organizaciones que diariamente participan en cooperativas de trabajo, comedores populares, talleres culturales y de oficio y centros recreativos.

Piero Montanaro y Ernesto Trejo, desde Córdoba.

Fotos: María Paula Mansilla

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas