Mundo Gremial

22 noviembre, 2016

Poder Judicial: «El traspaso del fuero laboral implica una reforma para la flexibilización»

Las y los judiciales lanzaron un plan de lucha en rechazo al traspaso del fuero laboral a la Ciudad de Buenos Aires. Martín Máscolo, secretario Gremial de la Comisión Interna, explica las intenciones que el Gobierno esconde detrás de la decisión.

Desde el mediodía de este martes las y los trabajadores judiciales se movilizaron desde el Palacio de Tribunales hasta la sede de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo (CNAT) planteando centralmente el rechazo al proyecto de traspaso del fuero laboral a la Ciudad de Buenos Aires. El plan de lucha continúa con un paro de 24 horas.

Desde el programa radial Llevalo Puesto, entrevistaron a Martín Máscolo, secretario Gremial de la Comisión Interna del Fuero Laboral de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, quien explicó los motivos del rechazo a esta medida y, más en general, denunció las condiciones críticas de sobrecarga de tareas, problemas edilicios y colapso general.

Crisis en el fuero laboral

Máscolo señaló que la crisis del fuero no es nueva sino que viene, por lo menos, de 2012 “cuando se inició una crisis estructural» que vienen denunciando desde aquél momento, «aunque aún no conducíamos la Comisión Interna”. La Lista Tricolor, expresión del Frente de Recuperación Sindical (FRS), logró desplazar a la histórica conducción de 27 años de la lista identificada con Julio Piumato.

judiciales-1Los reclamos históricos de los judiciales tienen que ver con que en los últimos años el fuero laboral comenzó a recibir una cantidad cada vez mayor de causas, por “la sanción de una cantidad de leyes que implicaron un avance de derechos para los laburantes”, lo que significó que un juzgado que puede procesar como máximo 70 causas por mes pase a recibir 150 o más. “Pero la estructura sigue siendo la misma, la cantidad de personal también y los espacios físicos siguen siendo los mismos, esto sumado a que las condiciones de trabajo también están deterioradas”, detalló el dirigente. A esto  se suma la extensión no remunerada de la jornada laboral para los trabajadores por la exigencia de magistrados y funcionarios.

Máscolo señaló que ese panorama no sólo afecta a los trabajadores judiciales sino “también a la administración de justicia para los trabajadores que vienen al fuero a reclamar sus derechos”. Y agregó que por todos estos reclamos “gremiales” ya impulsaron una jornada de paro y movilización el pasado 6 de octubre, que incluía la exigencia de “la creación de más juzgados, más cargos, más salas, mejores condiciones edilicias”, entre otras.

Rechazo al traspaso del fuero a la Ciudad

La Justicia del Trabajo fue creada a partir del Decreto 32347/44 elaborado por Juan Domingo Perón, que “crea y organiza los Tribunales del Trabajo”, con el objetivo de entender en los conflictos legales derivados de la relación capital-trabajo.

Así como la creación del fuero laboral en 1944 no obedece a una intención meramente organizativa sino profundamente política, tampoco correspondería analizar el proyecto de traslado en una clave puramente constitucional o técnica, ya que, como afirmó Máscolo, más bien se trataría del “primer paso hacia una reforma laboral mucho más profunda que tiende a la flexibilización laboral”.

Ya hace meses que el presidente Macri viene denunciando el “problema” que implica para el desarrollo económico del país y la ansiada lluvia de inversiones que la Justicia laboral falle siempre para el lado de los trabajadores. El cuestionamiento es profundo, porque apunta a poner en discusión un fundamento originario del derecho laboral, cuyo principio protectorio se resume como “in dubio pro operario” (ante la duda se falla a favor del trabajador).

Por eso, Máscolo rechaza encarar el debate sobre el traspaso meramente en términos constitucionales, como lo hace el Gobierno, que apunta a debatir sobre los alcances de la llamada Ley Cafiero (Ley 24.588 de autonomía de la Ciudad de Buenos Aires) y sobre si allí se plantea la necesidad o no de una Justicia ordinaria propia. “Nosotros planteamos el debate desde un lugar más político, porque si nos llevan al terreno del debate constitucional la discusión puede ser eterna”, manifestó.

judiciales-2En ese sentido es que denunció que el objetivo principal del traspaso tiene que ver con una avanzada global contra los derechos laborales, del que también forma parte el proyecto de modificación de la Ley de Riesgos de Trabajo (que implicaría cambios al régimen de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo con el fin de “disminuir los costos laborales” y disminuir la “litigiosidad”).

En la actualidad el fuero laboral está compuestos por “80 juzgados y diez salas”. En ese sentido el dirigente subrayó que dentro del nuevo esquema que propone el Gobierno la Ciudad no precisa de tantos juzgados porque sólo necesitaría a los que tengan “competencias estrictamente locales”. “El traspaso sería de sólo una parte del fuero actual, lo cual implica un achicamiento y un desmembramiento”, agregó.

El Gobierno busca avanzar rápidamente a través de la firma de una serie de convenios directos entre los Ministerios de Justicia de Ciudad y de Nación, que luego deberían refrendarse en la Legislatura Porteña y en el Parlamento Nacional. La fecha para el inicio de la firma de estos acuerdos es el 30 de noviembre.

Máscolo denunció también que en esos primeros convenios “figura el traspaso sólo de 30 juzgados”, que son los que en la actualidad no tienen juez (un mecanismo por el que se busca evitar que los magistrados se opongan al traslado), mientras que “los 50 juzgados que quedan serían residuales y se les pasarían todas las causas de los otros 30”. Con esta maniobra, además, se sobrecargarían los juzgados remanentes, “lo que implicaría un colapso estructural mucho más fuerte que el que tenemos hoy”, concluyó el secretario gremial.

El panorama es complicado porque la Corte Suprema de Justicia de la Nación ya se ha pronunciado a favor de la iniciativa gubernamental. Sin embargo, la CNAT ha manifestado su oposición. También la Comisión Interna del Fuero Penal se opone, así como la Asociación de Abogados Laboralistas.

En ese sentido de pulseada en curso es que debe evaluarse la importancia del multitudinario acto de los judiciales del día martes -que contó con la presencia de Juan Carlos Schmidt de la CGT y de Hugo Yasky, de la CTA- y la masiva adhesión al paro, que continuará durante todo el miércoles.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas