Mundo Gremial

21 noviembre, 2016

La emergencia social marca la agenda de fin de año

Este lunes 21 el proyecto de Ley de Emergencia Social ingresó a la Cámara de Diputados luego de recibir media sanción en ell Senado. La oposición pidió tratarlo en una sesión extraordinaria el próximo jueves. Las organizaciones sociales y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, mantuvieron una reunión sin lograr acuerdos.

Este lunes 21 de noviembre el proyecto de Ley de Emergencia Social ingresó a la Cámara de Diputados luego de recibir media sanción en el Senado. La oposición pidió tratarlo en una sesión extraordinaria el próximo jueves. Las organizaciones sociales y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley mantuvieron una reunión sin lograr acuerdos.

La movilización que realizaron las organizaciones de la economía popular -Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie- con el apoyo de la CGT y de un amplio arco de movimientos sociales el pasado viernes 18 de noviembre terminó de armar el escenario de cara a diciembre, el mes más temido por la gestión de Cambiemos.

El proyecto de ley que declara la Emergencia Social obtuvo media sanción en la Cámara de Senadores el pasado 16 de noviembre. En los días siguientes varios diputados se quejaron por la demora en el giro del proyecto desde el Senado hacia Diputados, similar a lo ocurrido con el tratamiento de la Ley Antidespidos que finalmente fue vetada por Mauricio Macri. “Michetti y Pinedo frenan el proyecto de Emergencia Social para que no se trate antes de fin de año”, advirtió Leonardo Grosso, del bloque Peronismo para la Victoria y denunció a Cambiemos de querer “freezar” la ley.

Recién en la tarde del lunes 21 el proyecto ingresó a Diputados. Pero el domingo 20 de noviembre venció el plazo para la presentación de dictámenes en la Cámara, lo que significa que el proyecto no puede tener tratamiento regular en las comisiones y que sólo se tratará este año si se vota sobre tablas en una sesión extraordinaria. Para convocarla, la oposición debe reunir dos tercios de los votos, es decir, 129 diputados.

En conferencia de prensa, el diputado Sergio Massa del Frente Renovador presentó la iniciativa para modificar el Impuesto a las Ganancias, y exigió que este proyecto sea tratado el próximo jueves 24 de noviembre en una sesión especial, junto al proyecto de Ley de Emergencia Social. Ambos cuentan con el acompañamiento de los bloques Justicialista, Peronismo para la Victoria, el Partido Socialista y Libres del Sur.

El nudo del debate sobre los proyectos, que juntos implican un desembolso de más de 80 mil millones de pesos, es el financiamiento. Para esto se propuso establecer gravámenes sobre la actividad financiera, el juego y la explotación minera, entre otros.

De lograrse la sesión extraordinaria, el proyecto de Ley de Emergencia Social puede recibir modificaciones, lo que implica su retorno a Senadores antes de ser enviado al presidente. Este factor juega a favor del gobierno que especula con evitar su aprobación en ambas cámaras durante el 2016, quedando pendiente su tratamiento para marzo de 2017. Con ese escenario se busca evitar que Macri vete la ley, decisión que puede alentar el crecimiento de la protesta social hacia fin de año.

Reunión sin acuerdo entre Stanley y las organizaciones sociales

En la tarde del lunes, tres días después de la movilización, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se reunió con la Pastoral Social y los referentes de las organizaciones sociales que se movilizaron el viernes. Entre las organizaciones presentes estuvieron la CTEP, Barrios de Pie, la CCC, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), el Movimiento Evita y el Movimiento Popular La Dignidad.

La reunión giró en torno a la discusión de un aumento de 250 pesos para las familias que cobran la Asignación Universal por Hijo. El bono será por única vez y se asignará por cada hijo a partir del segundo. De aprobarse, esto se sumaría al bono de mil pesos por familia acordado entre el gobierno, los empresarios y la CGT.

También se discutió el incremento para los trabajadores del Programa Argentina Trabaja hasta alcanzar a la mitad del salario vital y móvil -que llegaría a 4.030 pesos- y un bono de fin de año de 2030 pesos para los cooperativistas. Estos dos puntos están contenidos dentro del proyecto de ley de Emergencia Social, que formará parte de la mesa de diálogo, según lo anunciado por los dirigentes sociales.

Luego de dos horas de reunión, los referentes de las organizaciones sociales y los representantes del gobierno acordaron pasar a un cuarto intermedio hasta este martes y se espera que la negociación se extienda luego del mes de diciembre.

Al concluir la reunión, el referente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, dijo que la propuesta del gobierno “es lo menos que se puede hacer”. Menéndez agregó que le expresaron a la ministra el enojo sobre los dichos de ciertos funcionarios del gobierno que buscaron “ridiculizar” la propuesta de declarar la Emergencia Social, “en vez de valorar la propuesta de las organizaciones y de los senadores”. Y afirmó que si bien el diálogo es valorado, la reunión llegó tarde.

Por su parte, la ministra Stanley sostuvo que la mesa «fue un segundo encuentro de diálogo con muchos puntos de consenso y de trabajo conjunto» y destacó que en ese sentido se «vino trabajando todo el año». Lo cierto es que si bien hubo un encuentro anterior el pasado 19 de octubre, esta fue la primera vez que se discutió sobre la declaración de la Emergencia Social y se formularon propuestas. Y que, hasta el momento, no se anunció ningún acuerdo.

A contrapelo de lo que suponía, el gobierno enfrenta un crecimiento del conflicto social hacia fin de año, vinculado con la inflación por encima del 40% y una fuerte caída del consumo. Al debate sobre el impuesto a las ganancias y la mesa de diálogo con la CGT y los empresarios, que se espera para el próximo miércoles 23 de noviembre, se suma la negociación con los sectores más exlcuidos del sistema laboral, los trabajadores de la economía popular.

La masiva movilización de 200 mil personas frente al Congreso, junto con la media sanción del proyecto de ley en Senadores, lograron alterar la correlación de fuerzas de los sectores populares en este debate, aunque todavía los movimientos son finos y los tiempos muy cortos para poder lograr la aprobación de la ley en el 2016.

Micaela Ryan – @LaMicaRyan

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas