Economía

15 noviembre, 2016

El Ejecutivo propone condonar una deuda millonaria a las distribuidoras eléctricas

Un agregado al proyecto de Ley de Presupuesto 2017 propone condonar una deuda de 19 mil millones de pesos a las distribuidoras eléctricas, tanto las de las provincias como a Edenor y Edesur. Las empresas recibirán este beneficio millonario después de habérseles permitido aplicar un tarifazo de un 450% en promedio.

Según estable la Ley de Presupuesto 2017, que ya cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados, se le condonaría una deuda de más de 19 mil millones de pesos a las empresas distribuidoras de electricidad.

En un agregado respecto de la primera versión del Presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso, el Artículo 15 establece la cancelación de deuda con la estatal Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para distribuidoras “nacionales, provinciales y municipales”.

La deuda de las distribudoras de energía eléctrica a nivel provincial representa la absoluta mayor parte de estos 19 mil millones de deuda. Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) es la que tiene una deuda mayor, con 5.429 millones, mientras que Servicios Energéticos del Chaco Empresa del Estado Provincial (SEChEEP) debe “apenas” 1.035 millones.

deudasUno de los puntos más polémicos del Artículo 15 es la incorporación de Edenor y Edesur, ya que las compañías que distribuyen electricidad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Gran Buenos Aires no registraban deuda con Cammesa hasta inicios del año 2016. Durante el gobierno anterior las distribuidoras cubrían su deuda con la estatal a través de la implementación de un subsidio directo a los usuarios y con los fondos recaudados a través del PUREE (Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica) que debían recaudar el Estado.

Sin embargo, con la asunción de Cambiemos, cambiaron las reglas de juego. Si bien las eléctricas consiguieron aumentos significativos de hasta un 450% en el mes de febrero y en las audiencias de hace algunas semanas establecieron un aumento de un 30% sobre las nuevas tarifas para el año 2017, dejaron de cumplir sus compromisos con Cammesa.

Durante 2106 Edenor acumuló una deuda de 1.229 millones de pesos y Edesur de 429 millones. Si bien la facturación de ambas empresas se multiplicó hasta en un 200%, su justificación para el endeudamiento tiene que ver con que los amparos contra el tarifazo de inicios de año en los distritos de Pilar y La Matanza les generaron pérdidas millonarias.

Edenor informó hace una semana en la Bolsa de Buenos Aires que su situación patrimonial se encuentra muy dañada y que la sociedad se encuentra “al borde de la disolución”. Edesur, firma propietaria de la empresa italiana Enel (en la que el amigo y socio del presidente Nicolás “Nicky” Caputo posee una participación accionaria importante), afirma que pese a haber facturado un 144% más que en el período anterior tuvo una pérdida neta de 166 millones.

Ambas empresas además se escudan en el argumento del “congelamiento tarifario” durante el kirchnerismo, que no fue tal, y en las audiencias públicas se han resistido a blanquear su estructura de costos, para que el Estado y los usuarios tengan alguna posibilidad de fiscalizar si las pérdidas y el funcionamiento deficitario que denuncian tiene algo que ver con la realidad.

En los próximos días también comenzarán las audiencias públicas de las dos empresas de distribución eléctrica más grandes del interior: la ya mencionada EPEC y EPE (Empresa Provincial de Energía, de Santa Fe). Ambas plantearán la necesidad de un incremento de alrededor de un 30% en las facturas de 2017. Las empresas distribuidoras del interior del país han acumulado deudas millonarias y aplicado los tarifazos de este año sin tener a su favor siquiera la excusa del «congelamiento» ya que vinieron aplicando ajustes periódicos de sus tarifas.

Las reacciones contra esta propuesta de condonación de deuda no se hicieron esperar. Pedro Busetti, presidente de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco) manifestó en entrevista con Crónica que la medida le parecía «una vergüenza»: «La decisión está en sintonía con lo que ha sido hasta ahora la gestión del Ministerio de Energía, que aplica la lógica empresaria y atiende sus prioridades».

Bussetti denuncia que la medida «es un despropósito teniendo en cuenta que beneficia a las empresas mientras que el gobierno les niega beneficios a PyMEs y a comercios que hoy se están ahogando» con un tarifazo que llegó a ser de «400% para residenciales y 500% para comercios e industrias». «El gobierno está aplicando una distribución regresiva del ingreso orientada hacia las empresas de energía», concluyó.

El proyecto de Presupuesto 2017 será tratado en el Senado el próximo 30 de noviembre y diversas organizaciones de defensa de usuarios y consumidores ya están evaluando una convocatoria de protesta ante el Congreso nacional para que no se apruebe el polémico Artículo 15.

Mientras las acciones de las eléctricas en la Bolsa no paran de subir gracias al evidente plan de beneficios que les brinda el Gobierno, se acerca el verano y ya se ha comenzado a hablar de la posibilidad cierta de “cortes programados” en CABA y el Gran Buenos Aires, especialmente durante la primera quincena del mes de enero, considerada “crítica” por los picos de demanda que suelen alcanzarse. Las distribuidoras afirman que las inversiones ya están en marcha pero que el año transcurrido desde la implementación del tarifazo ha sido insuficiente para implementar las reformas estructurales que permitan pasar un verano sin cortes de energía eléctrica.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas