Géneros

9 noviembre, 2016

Designan a polémico juez en la Corte Suprema de Mendoza

Con 11 bolillas negras y 28 bolillas blancas el pasado martes 8 de octubre se votó en el Senado de Mendoza el pliego que postula a José Valerio como ministro de la Corte Suprema provincial. Es el magistrado que más impugnaciones recibió en la historia del tribunal mendocino.

Con 11 bolillas negras y 28 bolillas blancas el pasado martes 8 de octubre se votó en el Senado de Mendoza el pliego que postula a José Valerio como ministro de la Corte Suprema provincial.

El proceso de selección tuvo características muy particulares y sin antecedentes en la provincia. Se vivió de forma muy intensa por la participación activa y comprometida de la ciudadanía, de diversas organizaciones de derechos humanos y principalmente, del movimiento de mujeres.

La oposición de gran parte de la sociedad se evidenció en la exigencia de que haya “una mujer con perspectiva de género en la Corte” ya que en Mendoza, solo una ha llegado a dicho puesto. Por otro lado, se cuestionó específicamente al candidato por considerarse algunos de sus fallos como juez de la 2° Cámara de Crimen, «misóginos y homofóbicos». Además, dos de estos fallos fueron anulados luego por el máximo tribunal mendocino. Por último, Valerio tiene una denuncia reciente ante el Jury de Enjuiciamiento por “falsedad ideológica”.

El proceso de nombramiento comenzó el 11 de octubre cuando renunció Hernán Salvini a su puesto de ministro de la Suprema Corte. Con prisa y sin pausa, cuatro días más tarde el gobernador Alfredo Cornejo entregó el pliego correspondiente al Senado con la postulación de Valerio para cubrir la vacante.

Esto fue una reacción ante el pedido insistente de un sector del movimiento de mujeres que organizaron la campaña “Por una mujer con perspectiva de género en la Corte”. Por medio de la misma, le habían hecho llegar al gobernador un petitorio ampliamente fundamentado que circuló por las redes a través de la página www.chenge.org logrando más de 1300 firmas.

El 20 de octubre comenzó el proceso de consulta pública. Recibió más de 600 impugnaciones de distintos organismos de derechos humanos, sindicatos, organizaciones feministas, colectivos barriales y agrupaciones estudiantiles además de personas que presentaron impugnaciones individuales, incluido el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

Si bien las adhesiones triplicaron las impugnaciones, fueron en su mayoría de funcionarios y empleados públicos. Cabe destacar que no se había registrado hasta ahora tantas críticas a un candidato. A modo de ejemplo, estos son los números de las últimas designaciones:

– 2004: Alejandro Pérez Hualde contó con 89 adhesiones y 1 impugnación.

– 2011: Mario Adaro recibió 122 adhesiones y 6 impugnaciones.

– 2015: Miriam Gallardo obtuvo 71 adhesiones y ninguna impugnación y Julio Gómez 316 adhesiones y 3 impugnaciones.

El 27 de octubre se cumplió el plazo para dichas presentaciones. Ese mismo día se realizó en la explanada de la Facultad de Derecho el festival “Vivas nos queremos” en repudio a la postulación de Valerio con distintas intervenciones artísticas, más de 30 adhesiones de organizaciones y la presencia de Silvia Ontivero, mamá de Alejo Hunau. Este último, periodista mendocino asesinado y víctima de uno de los fallos más controversiales de la 2° Cámara del Crimen. Valerio dictó falta de mérito en el caso de Hunau dejando libre al único acusado. Justificó el asesinato en la “desviada sexualidad” que practicaba la víctima y en que llevaba una vida “licenciosa”.

La audiencia pública fue el 2 de noviembre y se realizó en el anexo de la Cámara de Senadores. Este recinto tiene capacidad sólo para 60 personas y se esperaba una lista de oradores de más de 200. Desde muy temprano llegó la policía y valló la zona. A las 8 de la mañana comenzó a formarse la fila para ingresar a la sala. Paralelo a esto, distintas organizaciones se reunieron para manifestar su desacuerdo a través de intervenciones artísticas, cantos, carteles. Por ejemplo las feministas autoconvocadas realizaron un cierre perimetral con fragmentos de los fallos más reprochables del candidato.

La audiencia quedó abierta con las fuertes críticas de María Domínguez de Madres de Plaza de Mayo. Finalizó luego de ocho horas y más de 80 oradores.

El proceso de selección terminó este martes en la Legislatura provincial con el Senado en pleno. Los resultados fueron: 28 bolillas blancas (20 de la UCR, 7 del FPV y el voto de la Vicegobernadora Laura Montero) contra 11 negras (8 del FPV, 2 del FIT y 1 de Libres del Sur).

De esta forma la Suprema Corte de Justicia de Mendoza queda conformada por Pedro Llorente, Mario Adaro, Omar Palermo, Jorge Horacio Nanclares, Alejandro Pérez Hualde, Julio Gómez y José Valerio. Una mujer con perspectiva de género en la Corte sigue siendo una deuda del Estado.

Amuyen Chirino Crupi, desde Mendoza

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas