Salud

3 noviembre, 2016

La Argentina del consumo: una verdad que incomoda

“Elegí correr a lo que a me refugiaba, la droga. Un pase era el alivio para mi vida, se me iban a acabar todos los problemas, pero era todo una mentira”, contó Marcos. Su pasado es la realidad que muchos jóvenes viven hoy en la Argentina y no hace diferencia de clases sociales. Las víctimas y los victimarios de una historia que no termina.

“Elegí correr a lo que a me refugiaba, la droga. Un pase era el alivio para mi vida, se me iban a acabar todos los problemas, pero era todo una mentira”. Esas fueron las primeras palabras de Marcos. Su pasado es la realidad que muchos jóvenes viven hoy en la Argentina y no hace diferencia de clases sociales. Las víctimas y los victimarios de una historia que no termina.

Vidas golpeadas

A sus 27 años, Marcos asiste a un grupo terapéutico de recuperación y admite que su adicción lo llevó a hacer cosas de las que hasta el día de hoy se arrepiente: “La droga, a su tiempo te crea un personaje, ‘el drogo’ y cambiás tus actitudes. Yo había perdido todo, el respeto a mis padres, nadie confiaba en mí. Podía estar deambulando por todos lados, drogándome. Por dentro yo quería cambiar, quería una vida nueva, quería ser un ejemplo, yo les decía a todos que iba a dejar, pero no podía”.

El consumo de drogas ilegales también atraviesa los barrios y colegios. Facundo, que trabaja en un comercio y tiene 21 años, consume marihuana, LSD y cocaína “siempre que haya” y le compra a “distintos dealers porque no siempre está la data fija”. Por su parte Yago, de 19 años, fuma marihuana cada dos semanas y manifiesta: “No compro porque no me sumo a la idea de aportarle a traficantes. Lo que consumo es cultivado y natural”.

El negocio narco vs. el autocultivo

Las adicciones a las drogas en los jóvenes son una consecuencia directa del narcotráfico. Mercedes Bielawski, psicóloga recibida en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y militante de la organización Frente Arde Rojo trabaja en el barrio ‘Las Tunas’ de Tigre y asegura que “las redes del narcotráfico actúan directamente en los barrios”. Afirma que hay connivencia política y policial, que empuja a los jóvenes a delinquir junto a efectos de las drogas.

“El consumo es uno de los efectos del capitalismo que rompe totalmente con la posibilidad de tener un futuro, un proyecto de vida y una esperanza”, analiza. La problemática atraviesa todas las clases sociales. Sin embargo, Bielawski da cuenta que los mayores perjudicados son los sectores marginales: “En Argentina, los chicos terminan muriendo por el consumo de paco, pegamento y pastillas”.

Una alternativa para los consumidores es el auto-cultivo. Ariel Tomás es fundador de la fanpage ‘Marihuana Argentina’ y través de las redes sociales, difunde las propiedades de la planta. “Tiene un gran beneficio con respecto a comprar un producto que viene de afuera, de un dealer. La marihuana envasada y cerrada por un largo tiempo larga toxinas y entre ellas amoníaco, es decir que cuando vos compras marihuana prensada te estás armando y fumando un cigarrillo que es letal”, explica.

La ley: ¿castigar o despenalizar?

Victoria Donda, diputada nacional del Movimiento Libres del Sur, aseguró: “El consumo problemático de drogas debe ser abordado desde la perspectiva de la salud pública y no desde el Código Penal”. Por otro lado, Nicolás del Caño, ex candidato a presidente por el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) y también diputado nacional, considera que “la ilegalidad favorece el narcotráfico y que existe complicidad en muchos casos entre las fuerzas de seguridad que lo siguen manteniendo”.

Las adicciones son una problemática vigente que parece no encontrar su final, que deja en el camino tantas historias como la de Marcos: “Yo elegí el consumo, en un tiempo para divertirme pero después yo no lo elegía más, la droga me elegía a mí”.

Antonella Pisetta

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas