Nacionales

2 noviembre, 2016

Rosario: el Presupuesto 2017 propone un endeudamiento de 200 millones de dólares

El lunes 31 de octubre se presentó el Presupuesto 2017 para la ciudad de Rosario. La novedad: tomar deuda por 200 millones de dólares y omitir la actualización de tarifas como recurso para sostener las obras públicas ya iniciadas. El Ejecutivo lo envió al Concejo Municipal para su debate y aprobación.

El lunes 31 de octubre se presentó el Presupuesto 2017 para la ciudad de Rosario. El acto en el que la propuesta fue hecha pública se realizó en el Salón de Leones de la Municipalidad y estuvo a cargo de los secretarios de Economía y Hacienda, Santiago Asegurado; de Gobierno, Gustavo Leone; y General, Pablo Javkin. La novedad: tomar deuda por 200 millones de dólares y omitir la actualización de tarifas como recurso para sostener las obras públicas ya iniciadas. El Ejecutivo lo envió al Concejo Municipal para su debate y aprobación.

La propuesta está fundada en tres ejes temáticos centrales, tal como lo presentaron: convivencia, cercanía y sustentabilidad. El presupuesto plantea un aumento del 30% de los recursos y del 34% de los gastos respecto al de este año. Se prevén valores similares a los planteados por el gobierno nacional y provincial: 17% de inflación, crecimiento económico del 3,5%, y el precio del dólar a $17,92.

Todo presupuesto conlleva un debate complejo pero necesario para el Poder Ejecutivo rosarino: cómo avanzar en obras de infraestructura para la ciudad a la par que se garantizan costos accesibles a los servicios básicos: luz, agua y gas. Frente a esta demanda conocida, la intendenta de la ciudad, Mónica Fein, propone al Concejo Municipal que se apruebe el endeudamiento, a través de un pedido de autorización para emitir títulos de deuda en el mercado local o internacional, por hasta 200 millones de dólares y a tasas bajas.

Esta iniciativa se sustenta en el antecedente de Córdoba que obtuvo 150 millones al 7,87% de interés. Aunque aquí se plantea al Banco Municipal como agente financiero para buscar estos créditos, la realidad financiera del banco es desconocida y, frente a esta propuesta, vuelve a estar en el centro de la escena. Santiago Asegurado, el secretario de Hacienda municipal, conversó con el diario local El Ciudadano y señaló que el préstamo no obedece a que el banco esté “quebrado”, sino que se busca sumar fondos “para potenciarlo». «Lo que queremos es seguir mejorando su capacidad prestable. Hoy le sobra liquidez”, afirmó, intentando llevar calma a los rosarinos y calmar las aguas entre los concejales opositores.

En la presentación que hizo el Ejecutivo se expusieron los destinos de estos fondos: 57% irá a fines sociales, un 18% a infraestructura, con la promesa de avanzar en más del 90% con las cloacas que faltan en 11 barrios para fin del 2017. Se prometen, también, mil cuadras de pavimento y 600 millones en la urbanización de asentamientos irregulares.

Para los distintos frentes opositores, el proyecto de Presupuesto 2017 fue foco de críticas. El oficialismo necesita una mayoría especial para lograr la aprobación en el Palacio Vasallo, tarea que se presenta, a priori, complicada.

La concejala Lorena Giménez, del Partido Progreso Social (PPS) e integrante de la Comisión de Presupuesto, dijo: «El 60% lo quieren destinar a obra pública, pero no viene en el proyecto un plan, por lo que estaríamos improvisando sobre la marcha. Hace 20 años que gobiernan y recién en los últimos cuatro se acordaron que existe obra pública». «No le podemos dar un cheque en blanco para que se endeuden y con eso traten de resolver los errores políticos que cometieron”, agregó. Por su parte, Eduardo Toniolli, del Partido Justicialista, aseguró no estar de acuerdo «con esta idea de entrar en la dinámica impuesta por el liberalismo a nivel nacional de comprometer al Estado en tomar deuda indiscriminadamente». Por último, la concejala Caren Tepp (Ciudad Futura) sostuvo: «Hay que analizar en qué se usará el dinero, porque si se va a utilizar para pagar más deuda, se entra en una bicicleta financiera de la que no se sale».

En un año donde reina la incertidumbre financiera, el presupuesto elaborado por el municipio abre las puertas para un debate que llevará, al menos, largas jornadas entre comisiones y sesiones. La certeza que ronda por los pasillos del Concejo Municipal es una y está clara: así no se votará.

Le queda al oficialismo la tarea de abonar a la relación “amigable” que sostiene con el PRO y acordar una votación de conjunto, ya que sólo de esta forma logrará su aprobación. La historia reciente está de su lado: el partido oficialista a nivel nacional acompañó la propuesta presupuestaria del gobierno provincial para el 2017.

Lucía Pérez Rivera, desde Rosario – @LuPerezRivera

Foto: El Ciudadano

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas