El Mundo

1 noviembre, 2016

Comienza el III Encuentro Mundial de Movimientos Populares en Roma

Entre el 2 y el 5 de noviembre se lleva adelante en Roma el III Encuentro Mundial de Movimientos Populares convocado por el Papa Francisco. Bajo la consigna “tierra, techo y trabajo”, los movimientos elaborarán propuestas para llevar adelante en conjunto.

Entre el 2 y el 5 de noviembre se lleva adelante en Roma el III Encuentro Mundial de Movimientos Populares convocado por el Papa Francisco. Bajo la consigna “tierra, techo y trabajo”, los movimientos elaborarán propuestas para llevar adelante en conjunto.

Durante cuatro días, más de 170 delegados y delegadas de movimientos populares de 65 países se reunirán en El Vaticano en el marco del III Encuentro Mundial de Movimientos Populares (EMMP).

El objetivo es abordar discusiones bajo los ejes históricos del evento: tierra, techo y trabajo. Este año, el debate estará dirigido en tres ejes: Pueblo y Democracia, Territorio y Naturaleza y Refugiados y Desplazados del Mundo. El objetivo es tener nuevas herramientas, fortalecidas por la propia visión de los protagonistas de estas problemáticas.

El martes 1° de noviembre se realizó una rueda de prensa con la participación de monseñor Silvano Tomasi, del Pontifico Consejo de Justicia y Paz, y Juan Grabois, integrante del Comité Organizador del EMMP.

Grabois dijo: “Este es ya nuestro tercer encuentro y si siguiéramos la metodología tradicional, diríamos que en el primero lo ocupamos en conocer nuestras realidades (ver), en el segundo en discernir qué esta pasando (juzgar) y en este tercero, en pensar propuestas de cambio (actuar)”.

Asimismo, resaltó que Francisco “puso en los ojos del mundo una realidad silenciada: existen una enorme cantidad de organizaciones, grandes y pequeñas, que están integradas, organizadas y dirigidas por los excluidos que no se resignan a la miseria que se les impuso y resisten desde la solidaridad el actual paradigma tecnocrático”.

En este sentido, resaltó que “los pobres no deben ser objeto de políticas sociales que se diseñan sin su participación sino actores protagónicos en el proceso de cambio que permita la restitución de los derechos sagrados a tierra, techo y trabajo”.

En octubre de 2014 se realizó el primero de estos encuentros, con la participación del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, en calidad de dirigente indígena, y con la referente hondureña, Bertha Cáceres. En esa ocasión, Morales pronunció un discurso titulado “Plurinacionalidad, Estado y Movimientos Populares”, en la Academia Pontificia del Vaticano.

El II Encuentro Mundial de Movimientos Populares tuvo lugar en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en julio de 2015. El Papa Francisco que se encontraba en una gira en ese país brindó un discurso en el que criticó el sistema económico global y a la “globalización excluyente” y llamó a construir una economía “más humana”.

El III EMMP será iniciado el miércoles 2 de noviembre con un panel de apertura en el que participarán el cardenal Peter Turkson del Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Vaticano; João Pedro Stédile por el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST) de Brasil y La Vía Campesina Internacional; Juan Grabois del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) de Argentina; Jockin Arputham, de la National Slum Dwellers Federation de la India y Slum Dwellers International (SDI); y Xaro Castelló de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de España y del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC).

Durante los siguientes días se realizarán espacios de intercambio entre los participantes que concluirán el 5 de noviembre cuando se espera un diálogo entre los delegados y el Papa Francisco, en base a un documento final con las propuestas del Encuentro que le presentarán.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas