Nacionales

28 octubre, 2016

En la audiencia pública, las distribuidoras eléctricas piden otro aumento del 30%

Comenzó la audiencia pública para definir el aumento de las tarifas por el servicio de energía eléctrica en la Ciudad de Buenos Aires. Edenor y Edesur plantearon aumentos en torno al 30%. Hay más de 100 inscriptos para exponer y no hablará Aranguren.

A partir de las 9 de la mañana de este viernes, en el Teatro de la Ribera, en el barrio porteño de La Boca, comenzó la audiencia pública por las tarifas de luz. A diferencia de lo sucedido hace algunas semanas con la del gas, no hubo masivas convocatorias populares frente a la sede del evento y la cantidad de inscriptos para exponer fue mucho menor, por lo que se supone que la audiencia cerrará durante el mismo día.

Los titulares de Edenor y Edesur fueron los primeros oradores, de los 107 inscriptos. Juan Carlos Blanco, gerente general de Edesur, fue el primero en tomar la palabra para plantear ante los más de 450 espectadores presentes un esquema de aumentos de 30,7% en promedio. En detalle, los aumentos propuestos van del 18 al 53% para usuarios residenciales, mientras que para comercios y PyMEs serán aún mayores. Como contrapartida prometió inversiones para los próximos cinco años de 14 mil millones de pesos y una reducción del 55% en los cortes de energía eléctrica con lo que se pasaría de las actuales 32 horas anuales por usuario a 14 horas.

“La revisión es la base de partida para resolver los problemas de las empresas de distribución, mejorar la calidad de servicio, con mayor formación técnica de los trabajadores, más seguridad de suministro a precios competitivos y un aumento de inversiones, generación de empleo y acceso a nuevas tecnologías”, aseguró Blanco.

A continuación, el CEO de Edenor, Ricardo Torres, propuso un aumento del 31% en promedio. La justificación fue, como en el caso de su colega de Edesur, el «atraso tarifario» derivado del congelamiento de la pasada década que «casi lleva a la quiebra a la empresa». Por su parte, comprometió 26 mil millones de pesos para los próximos cinco años, en un plan de inversiones “de una magnitud nunca vista”.

Diego Bondorevsky, investigador principal de Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) consideró que «El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) no brindó documentación que permita justificar, en base a lo estipulado por la ley, el calculo de la tasa de rentabilidad» por lo que el organismo «debería explicar la elección de cada uno de las variables que componen los costos de capital y de la deuda, como también la ponderación elegida para los mismos». Como en el caso de las audiencias del gas, las empresas proponen una tanda de ajustes significativos sin blanquear su estructura de costos, lo que permitiría evaluar si los aumentos tienen alguna justificación.

Después de la apertura a cargo de los representantes de Edenor y Edesur, comenzaron a intervenir representantes de las asociaciones de distribuidores, de grandes usuarios, transportistas y generadores de energía eléctrica. En la lista de oradores se encuentran los intendentes Gabriel Katopodis (de San Martín) y Fernando Gray (de Esteban Echeverría), así como el defensor del pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor; Sergio Abrevaya, presidente del GEN; Juan Ignacio Ferreyra, del Partido Intransigente, el empresario de la carne Alberto Samid y la economista Marina Dal Poggetto. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, se encuentra presente como oyente en la audiencia pero no está inscripto para intervenir.

Es necesario recordar que la audiencia no es vinculante y el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) evaluará los pedidos de aumento en los próximos 30 días. La propuesta de aumentos de las distribuidoras es para el año 2017 y se aplicará sobre el aumento de 470% promedio de principios de este año. Al ajuste promedio del 30% de las distribuidoras deberá sumarse otro 15% debido a los «ajustes estacionales.

Hay que tener en cuenta que el presente incremento representa sólo una de las partes del costo total de la electricidad que paga el usuario, la que corresponde a las distribuidoras eléctricas que constituyen la última parte del proceso. Aún falta la propuesta de aumento de las transportadoras y generadoras eléctricas que se conocerá en el mes de enero. El gobierno estima que el nuevo cuadro tarifario quedará finalmente configurado para el mes de febrero de 2016.

Además, la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica (Adeera) en días pasados presentó al gobierno nacional un documento en el que solicita la condonación de una deuda de 21 mil millones de pesos que las distribuidoras mantienen con la estatal Cammesa, la administradora del mercado eléctrico mayorista. De esa forma, el Estado además de concederles ajuste tarifario que en el plazo de un año superaría el 600% (30% en 2017 sobre el 470% implementado sin audiencia pública de ningún tipo durante 2016), se haría cargo de la millonaria deuda de las empresas privadas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas