El Mundo

26 octubre, 2016

Estados Unidos se abstuvo en la votación contra el bloqueo a Cuba en la ONU

Por primera vez en 24 años, Estados Unidos se abstuvo de avalar el bloqueo económico que se le impone a Cuba. Con 191 votos en contra, dos abstenciones y cero votos a favor es la primera vez que ningún país apoya la medida en la Asamblea General de la ONU.

Por primera vez en 24 años, Estados Unidos se abstuvo de avalar el bloqueo económico que se le impone a Cuba. Con 191 votos en contra, dos abstenciones y cero votos a favor es la primera vez que ningún país apoya la medida en la Asamblea General de la ONU.

«Estados Unidos siempre ha votado contra esta resolución. Hoy Estados Unidos se abstendrá», dijo la vocera del gobierno estadounidense Samantha Power ante la plenaria de la Asamblea General de la ONU, provocando un sostenido aplauso. Power manifestó que este voto refleja la política que Barack Obama mantuvo con Cuba, con medidas como el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, la reanudación de vuelos comerciales y la eliminación en la restricciones de viajes a familiares.

Sin dudas, el paso máximo fue la visita de Barack Obama a la isla en marzo de 2016. Aún así, Obama no logró el apoyo necesario en el Parlamento para derogar las leyes que imponen sanciones a las empresas y países que comercien con el país. El debate sobre el bloqueo que Estados Unidos sostiene contra Cuba es parte de la campaña presidencial que se desarrolla actualmente en el país del norte, donde el Partido Demócrata opta por la normalización de las relaciones -aunque con sus diversos matices– mientras que los republicanos rechazan de plano cualquier tipo de acercamiento. Power especificó que «hoy hemos añadido a esta lista la abstención de EEUU».

Por otro lado, la delegada estadounidense marcó una diferencia en el plano de los derechos humanos: «Pensamos que el pueblo cubano tiene derecho a los derechos humanos fundamentales como decir su opinión sin miedo porque esta es una concepción dentro de Estados Unidos”.

La votación, que se lleva adelante todos los años desde 1992, nunca tuvo más de cuatro votos a favor del bloqueo. Israel y Estados Unidos fueron los dos países que se mantuvieron en esa posición hasta la reciente votación de 2016. En 1992 solo 59 países rechazaron el bloqueo y 71 se abstuvieron.

En el 2015, el bloqueo tuvo un histórico rechazo por 191 países y fue respaldado sólo por Estados Unidos e Israel. Este año, esos dos países se abstuvieron y todos los demás presentes votaron en contra.

Bajo el pretexto de ayudar a la población cubana, el objetivo de Estados Unidos durante más de cinco décadas se basó en el aislamiento económico de Cuba, cuyos efectos fueron absolutamente dañiños. Bajo el argumento de la violación a los derechos humanos y el rechazo al sistema político cubano, el gobierno norteamericano ha sostenido este bloqueo como una medida disciplinaria contra la revolución cubana.

Como relata Santiago Mayor en este portal, el bloqueo económico contra Cuba, impuesto principalmente por Estados Unidos desde 1962 se ha ido endureciendo con los años.

Una serie de leyes norteamericanas establece penalizaciones contra los países que sostengan relaciones comerciales con la isla caribeña. Por un lado, prohíbe a Cuba exportar cualquier producto a EEUU y que ese país realice transacciones en dólares.

Otra medida determina que ninguna empresa puede venderle a Cuba un producto si el mismo tiene más de un 10% de componentes estadounidenses, como así tampoco ninguna empresa puede vender a EEUU nada elaborado con productos cubanos.

Si alguna empresa infringe estas normas se enfrenta a la imposibilidad de comerciar con EEUU, que sus barcos no puedan arribar a puertos norteamericanos y/o que sus ejecutivos tengan prohibido el ingreso al país norteamericano.

La posición del gobierno de Estados Unidos ha sido la de presionar al Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo para que no aprueben créditos a Cuba.

De acuerdo a su vocera, Estados Unidos reconoció que la política de aislamiento impuesta sobre Cuba ha fracasado por lo que Estados Unidos ha optado por comenzar un camino de diálogos como nueva estrategia. «La resolución que se vota hoy es un ejemplo perfecto de por qué la política estadounidense de aislar a Cuba no estaba funcionando», resaltó.

Si bien los resultados de esta elección en la ONU son novedosos, lo cierto es que las resoluciones de este organismo no son jurídicamente vinculantes.

Para que el bloque sea levantado aún es necesario que el Congreso norteamericano derogue las leyes que sostienen el bloqueo y la cárcel de Guantánamo que Estados Unidos mantiene en territorio cubano. Eso implicaría una mayoría política en ambas cámaras del Parlamento norteamericano y una gestión presidencial que respalden la medida. Por ahora, aún en campaña presidencial, esa posibilidad parece remota.

Micaela Ryan – @LaMicaRyan

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas