Géneros

19 octubre, 2016

Cristina Fernández y Milagro Sala adhieren a la convocatoria contra la violencia de género

Ambas mujeres publicaron textos en los que cuestionan el machismo y la misoginia y convocan a movilizarse este miércoles por la tarde contra la violencia de género y los femicidios.

Ambas mujeres publicaron textos en los que cuestionan el machismo y la misoginia y convocan a movilizarse este miércoles por la tarde contra la violencia de género y los femicidios.

«Es difícil que no duela el cuerpo, cuando hay silencio por parte de las corporaciones y de demasiados sectores políticos frente a las políticas que vacían a nuestro pueblo, y de golpe, nosotras, por nuestra condición de género somos el eje a atacar», dijo la ex presidenta en el texto que publicó el martes en sus redes sociales.

El mismo comienza hablando del femicidio de Lucía Pérez. «Lucía tenía 16 años. Los años que mi hija tuvo la suerte de poder cumplir. La edad que deseo puedan atravesar mis dos nietas: Helena, y quien está en camino. Digo suerte, y me encantaría no tener que decirlo. Desearía creer que la suerte es algo que se deja a las rifas o a algún que otro sorteo. Pero hoy ser mujer y sobrevivir a determinadas circunstancias se transforma en un caso de suerte», afirma la dirigente.

Luego se refiere al Encuentro Nacional de Mujeres de principios de octubre realizado en Rosario, sobre el cual asegura que fue «el más grande de los últimos años». ¿Tendrá que ver con la situación que atravesamos como país?», se pregunta y contesta: «No lo sé. Lo que sé, es que pude ver las calles rosarinas repletas de mujeres con cantos y consignas, hasta que llegó la represión».

«Las calles son nuestro lugar, el de reclamo, pero sobre todo el de la construcción», dice Fernández para luego sostener: «Cuando nos enfrentamos con políticas silenciadoras, políticas de desmantelamiento, de ajuste, y de represión sabemos que proteger los espacios del campo popular se transforma en la primera urgencia».

El escrito hace luego referencia a su propia vivencia en el poder. «Conozco el precio de ser mujer.  Ese que hace fácil el insulto, natural la agresión y confunde la mente de quienes no nos toleran, por nuestras voces, por nuestras formas. Conozco a los que nos quieren en las casas, calladas, esperando cautelosas sus decisiones», expresa.

La ex mandataria afirma a continuación: «Mi corazón estará en la marcha de cada una de las mujeres que se movilicen este miércoles. Junto a cada compañera. Sea cual sea su color partidario, que nos reivindicó en la política, en los sectores sociales, y en cada grito que reclamó por nuestra igualdad política y social».

La carta publicada reivindica también a Milagro Sala, como una de esas mujeres «que se animaron a darle nombre y derechos a esos que eran conocidos como los nadies» y a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, «que frente a los fusiles empuñados por el Estado en la dictadura, gritaban la aparición con vida de sus hijos desaparecidos».

«Quiero como todas ustedes compañeras, a las mujeres de mi Patria, vivas», prosigue. Y concluye: «Nos quiero en los espacios políticos y sociales, nos quiero en la ciencia, en la cultura y en cada espacio que promueva a nuestra sociedad hacia un lugar más justo e igualitario, nos quiero en la justicia y en los hospitales. En las escuelas y en las calles. Nos quiero en todos lados. Nos quiero a todas. Ni una menos».

Por su parte, la dirigente de la Tupac, Milagro Sala, escribió desde el penal de Alto Comedero donde se encuentra detenida desde el 16 de enero: «Cómo me gustaría estar con ustedes compañeras, marchando, gritando Ni Una Menos. Cuando las mujeres nos ponemos de pie siempre logramos transformaciones importantes para nuestra Patria. Transformaciones que nos costaron enormes esfuerzos y sacrificios».

«Si lo sabremos las tupakeras que hoy somos perseguidas y encarceladas por un misógino financiado y protegido por el gobierno nacional», dice Sala y se explaya: «Cómo nos estigmatizaron por ser negras, pobres o villeras, por ser mujeres que decidimos hacernos cargo de nuestras vidas, de nuestras familias y de nuestra comunidad».

Además, la dirigente social critica a los medios: «Seguramente la marcha será trasmitida por todos los medios de comunicación, por periodistas que harán su editorial, se golpearán el pecho y emitirán un llamado desesperado a toda la sociedad para que termine la violencia contra la mujer. Pero al día siguiente volverán a reproducir en sus programas los mismos mensajes estigmatizantes y misóginos. Continuarán insultando, difamando y menospreciando nuestra participación en la política, en los gremios, en la ciencia o en la cultura». «Cuanta hipocresía tenemos que aguantar», protesta.

«Somos ocho las presas políticas en Jujuy. Por tupakeras, por luchadoras, porque no nos quedamos sumisas y salimos a organizarnos para mejorar la vida de nuestros hijos y nuestros compañeros», declara.

«Gracias por decir Basta y por seguir luchando por todas las mujeres de la Patria. ¡Vivas y Libres Nos Queremos!», concluye.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas