Mundo Gremial

14 octubre, 2016

El Grupo Indalo decidió cerrar el diario El Ciudadano de Rosario

Con 18 años de historia, el diario El Ciudadano de Rosario parece encaminarse a su cierre definitivo. La empresa Los Álamos S.A (del Grupo Indalo) prometió pagar todas las indemnizaciones pero los trabajadores permanecen en alerta hasta que esto se haga efectivo. Mientras tanto siguen trabajando.

Con 18 años de historia, el diario El Ciudadano de Rosario parece encaminarse a su cierre definitivo. La empresa Los Álamos S.A (perteneciente al Grupo Indalo de Cristóbal López) prometió pagar todas las indemnizaciones pero los trabajadores permanecen en alerta hasta que esto se haga efectivo. Mientras tanto siguen trabajando.

«Cuando el Grupo Indalo se hizo cargo hace dos años y medio atrás hubo una suerte de plan de negocios que fracasó. Y lo que están planteando ahora es que han decidido discontinuar la explotación de este medio», contó Juan Pablo Sarkissian, trabajador del diario y miembro del Sindicato de Prensa de Rosario (SPR) en diálogo con Radio Sur.

Sarkissian reconoció que fue «un proceso lento pero que se veía venir». No obstante informó que «el diario sigue saliendo, está en los kioskos, seguimos trabajando y va a seguir así hasta que lleguemos a un acuerdo».

En ese sentido comentó que «la empresa lo que plantea es el pago de la indemnización a todos los trabajadores y otras deudas que tiene sobre todo con la obra social». Sin embargo «por ahora plantearon de manera verbal solamente», así que permanecen en estado de asamblea hasta tanto se firme un acuerdo.

Esta semana se realizará una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación a la que asistirán los trabajadores y la empresa. «Nosotros hicimos nuestras cuentas y la empresa hizo las suyas. Aspiramos a que haya un eso una consonancia. Si no hay acuerdo el conflicto se hará crítico», dijo Sarkissian.

Asimismo el periodista de El Ciudadano recordó que realizaron «varias asambleas» desde que comenzó el conflicto y en la última resolvieron «transitar este camino en tanto lo que ofrece la empresa coincida con las apreciaciones de los trabajadores».

De todas formas aseguró que «la condición es que el diario sigue saliendo. No hay negociación con el diario cerrado y los compañeros en la calle, bajo ningún punto de vista».

«El debate ahora, una vez resuelta la cuestión de la decisión del cierre, es como seguir después», analizó el integrante del SPR. «La evaluación que hacemos es que si todo esto que promete la empresa es cierto sería una oportunidad para nosotros, una vez desvinculados y con algo de plata, buscar otra alternativa con dueño o sin dueño», dijo.

Consultado sobre si había alguna otra empresa dispuesta a comprar el medio de comunicación respondió: «Si surge un empresario que quiera comprar se debatirá en su momento, pero hoy estamos absolutamente solos. Con el gremio, con la asamblea, la comisión interna, discutiendo los pasos a seguir».

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas