El Mundo

7 octubre, 2016

El huracán Matthew continúa su rumbo por Estados Unidos

El huracán que arrasó con cientos de vidas en Haití y causó destrucción en la ciudad más antigua de Cuba, avanza ahora por territorio estadounidense. Bajó a 3 en su escala de intensidad, pero sin embargo Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia se encuentran en estado de alerta máxima.

El huracán que arrasó con cientos de vidas en Haití y causó destrucción en la ciudad más antigua de Cuba, avanza ahora por territorio estadounidense. Bajó a 3 en su escala de intensidad, pero sin embargo Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia se encuentran en estado de alerta máxima.

El Matthew es parte de la decimocuarta temporada de huracanes del Atlántico en 2016 y el quinto que alcanza la escala de huracán. Éste se originó en septiembre de éste año como parte de una tormenta tropical y tuvo su pico máximo de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson en su paso por el caribe Colombiano.

Si bien descendió en categoría en su paso por la isla de Haití el martes 4 de octubre, alcanzando una categoría 4, sus consecuencias fueron devastadoras para el país más pobre de América Latina: más de medio millar muertos y pérdidas económicas incalculables.

En la isla de Cuba, Matthew no pasó de un día, pero cinco de sus horas las dedicó a Baracoa, Imías y Maisí. A la ciudad primada de Cuba, la devastó la pared frontal e izquierda del ojo del meteoro, con vientos de más de 200 kilómetros por hora, lluvia intensa y la penetración del mar, que incrustó sus olas de más de ocho metros contra la ciudad más antigua de la isla.

En Cuba el fenómeno no produjo muertos. El arduo trabajo que desarrollaron la Defensa Civil y las Fuerzas Armadas Revolucionarias lograron la evacuación de más de 32 mil personas en la localidad de Baracoa y 180 mil en Guantánamo.

El huracán Matthew, considerado como el huracán más fuerte que ha afectado el área del Caribe que se ha formado en el período de 9 años desde el Huracán Felix, azotó ferozmente en horas de la madrugada a la costa de Florida, Estados Unidos. A pesar de que bajó a escala 3 en su categoría, el fenómeno continúa siendo peligroso ya que el destructivo Katrina fue también un huracán de categoría 3 al momento de llegar a tierra.

Hasta el momento este fenómeno climático ha obligado a la evacuación de dos millones de personas en la costa sureste de Estados Unidos. Matthew no ha producido hasta el momento impactos mortíferos en Florida pero si cortes de luz e inundaciones.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas