Mundo Gremial

6 octubre, 2016

Siguen los tironeos entre el gobierno y la CGT

Mientras el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó que las posibilidades de emitir un bono salarial compensatorio a fin de año están condicionadas por los datos de pobreza y «la convicción de asistir a quienes más lo necesitan», dirigentes de la CGT siguen presionando y vuelven a amenazar con llamar a una huelga general.

Mientras el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó que las posibilidades de emitir un bono salarial compensatorio a fin de año están condicionadas por los datos de pobreza y «la convicción de asistir a quienes más lo necesitan», dirigentes de la CGT siguen presionando y vuelven a amenazar con llamar a una huelga general.

«Si la oferta del gobierno no es razonable la semana próxima iremos a una medida de fuerza, la realización de un paro de 24 horas», afirmó en Radio Continental Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT). También consideró «una burla» el monto de 750 pesos para el potencial bono de fin de año que circuló en medios de comunicación como oferta gubernamental.

«Nosotros les dejamos una agenda de reclamos donde el bono es sólo una parte. Yo hablé con los otros miembros del Consejo Directivo y la verdad, que si la oferta que va a hacer el gobierno no es razonable mejor que tomen una decisión unilateral ellos; y nosotros decidiremos la realización de una medida de fuerza», dijo el sindicalista y sostuvo que hablar de un paro general «no es una amenaza, es una facultad» de la central.

Además del bono, desde la CGT plantearon al gobierno en la reunión que mantuvieron la semana pasada «una cifra aparte para jubilados y pensionados, y la exención del pago del Impuesto a las Ganancias del Aguinaldo, además de un aumento en partidas para el gasto social que contemple al sector informal», enumeró Schmid.

«Acá hay un alto número de jubilados que está por debajo del salario mínimo vital y móvil. Es una cosa que no se puede ni considerar», estimó.

«Si van a ofrecer migajas, como están diciendo algunos por ahí, es mejor no tener ninguna reunión», disparó Schmid.

Por su parte otro de los líderes de la CGT, Omar Plaini, quien se desempeña como secretario administrativo, sostuvo en Radio La Red: «El Gobierno tiene que hacer una oferta muy interesante, muy importante para que no pongamos en marcha la acción gremial para la que está facultado el Consejo Directivo (de la central obrera)».

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por otro lado, afirmó: «La realidad es muy compleja, con más de 32% de pobres que inquietan al Gobierno y a toda la sociedad, lo que aún se está analizando con varios ministros. Existe la convicción de asistir a quienes más lo necesitan, como los beneficiarios de planes sociales, jubilados y los que tienen ingresos mínimos, sin desfinanciar al Estado: Nación, provincias y municipios», declaró.

«El escenario es muy heterogéneo entre quienes cerraron la paritaria entre marzo y mayo y entre los que la acordaron en agosto; y entre los que pautaron un bono de fin de año y los que no; así como tampoco es igual la situación de las empresas», analizó Triaca sobre el reclamo gremial.
En la tarde de este jueves habrá una reunión de la CGT en la calle Azopardo en la que realizarán un balance del encuentro con el gobierno. «Los compañeros que acudieron a la reunión van a informar al resto del Consejo Directivo cómo fueron las tratativas y cómo están las tratativas», contó Plaini. «Pero la verdad es que el que tiene ahora que dar una respuesta es el gobierno», cerró.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas