Nacionales

6 octubre, 2016

La Plata: ollas populares y reclamos al intendente Julio Garro

En el marco de la Jornada Nacional por una Ley de Emergencia Social, el miércoles al mediodía la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), junto a la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie, llevaron adelante un corte en avenida 7 y 50 e instalaron ollas populares en Plaza San Martín para exigirle respuestas a la gestión del intendente Garro, luego de la jornada de lucha que las organizaciones encabezaron el 14 de septiembre frente al Palacio Municipal.

En el marco de la Jornada Nacional por una Ley de Emergencia Social, el miércoles al mediodía la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), junto a la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie, llevaron adelante un corte en avenida 7 y 50 e instalaron ollas populares en Plaza San Martín para exigirle respuestas a la gestión del intendente Julio Garro, luego de la jornada de lucha que las organizaciones encabezaron el 14 de septiembre frente al Palacio Municipal.

La capital bonaerense fue, nuevamente, escenario de conflicto social, entre quienes padecen el hambre y quienes tienen el deber de escuchar. Distintas organizaciones barriales y gremiales cortaron el centro de la ciudad en reclamo de trabajo genuino para los trabajadores precarizados y desocupados de los barrios platenses.

“Denunciamos el hambre que estamos padeciendo en el barrio, y la respuesta a eso no es tener un poco de mercadería, sino conseguir un trabajo”, declaró Martina Peregó, referente de la CTEP, en relación a la jornada nacional por una Ley de Emergencia Social, proyecto que estipula en sus considerandos un Salario Social Complementario y la creación de un millón de puestos de trabajo, “porque sólo con trabajo digno se puede combatir la situación social desesperante que viven las familias argentinas”, agregó la referente de la economía popular.

La idea de llevar adelante ollas populares surge porque a las personas que padecen hambre, precarización y desocupación, se les hace difícil cocinar para toda la familia en sus casas, por lo tanto tienen que juntarse para llevarla adelante colectivamente. “El 32% de la población padece la pobreza, y tiene que ver con una política que se expresa en miles de desocupados, y es una situación por demás preocupante porque ha vuelto el hambre a los hogares de la región”, detalló Ramiro Berdesegar, dirigente de la CCC.

El pasado 14 de septiembre las organizaciones que conformaron el espacio político surgido de la histórica marcha que plantó a más de 80 mil personas en la Plaza de Mayo el día de San Cayetano, realizaron un corte frente al Palacio Municipal para llevar adelante reclamos similares. “Venimos de pedir puestos de trabajo, tuvimos alrededor de 8 reuniones con la municipalidad y en ninguna de ellas han podido avanzar ni en un puesto de trabajo”, argumentó Berdesegar.

La vuelta y el crecimiento de los comedores

En los barrios de la ciudad de La Plata han florecido los comedores populares que, algunos, hacía unos años no se abrían, a otros asistía una cantidad reducida de vecinos y vecinas. “En Berisso antes me iban entre treinta o cuarenta chicos, ahora van más de doscientos a la copa de leche”, comentó Cecilia, integrante del Movimiento Justicia y Libertad y trabajadora del comedor de su barrio. Lo más aterrador es saber la cifra económica con la que cuenta su comedor: 5 mil pesos por mes que otorga el municipio.

“Les hemos planteado la urgencia de reforzar las tarjetas sociales de los comedores. Nosotros recibimos 25 mil pesos para 11 comedores, es decir, 2 mil quinientos pesos para que pueda funcionar cada comedor de lunes a viernes”, detalló el dirigente de la CCC aunque enfatizó en que la salida no era abrir más comedores sino crear trabajo genuino y que las personas puedan comer en su casa con su familia.

“Desde el lunes hemos reabierto el Comedor de los Carreros, donde damos de comer a chicos del barrio, gente que hace changas, o que fue despedida de sus puestos de trabajo y volvieron a agarrar el carro para trabajar”, explicó el referente cartonero Víctor Carbajal en relación al comedor popular del barrio La Unión. “La Municipalidad no dio respuestas, tenemos que salir a pedir comida a los comercios para alimentar entre 50 y 60 familias que asisten al cierre del día al Comedor de los Carreros”, enfatizó al dirigente de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores (FACyR).

Marcos Lede Mendoza – @PichuLede1

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas