Economía

6 octubre, 2016

China cierra la importación de aceite de soja desde Argentina

Portales del sector agrario difundieron que China bloqueó el ingreso de aceite de soja argentino al país. Si bien no se ha oficializado aún, se cree que esta es la razón por la cual las importaciones de este producto -el principal commoditie exportable del país- ha caído abruptamente durante el 2016.

Portales del sector agrario difundieron la noticia de que China bloqueó el ingreso de aceite de soja argentino al país. Si bien no se ha oficializado aún, se cree que esta es la razón por la cual las importaciones de este producto -el principal commoditie exportable del país- ha caído abruptamente durante el 2016. El gigante asiático ha priorizado proveedores no tradicionales como Brasil y Ucrania.

Negociaciones

La medida, se presume, sería una represalia por la parálisis que impuso el macrismo a dos grandes obras en la provincia de Santa Cruz y toda otra serie de contratos que fueron discutidos durante el viaje presidencial a la nación oriental.

Desde la asunción de Mauricio Macri han existido fuertes cortocircuitos entre el gobierno nacional y su par chino. El eje del mismo fueron los contratos congelados con empresas chinas con obras adjudicas durante el gobierno anterior, entre las que se destacan las represas «Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic» en Santa Cruz, la mega obra de AySA para el conurbano bonaerense, y dos usinas nucleares.

En el caso de las represas, la adjudicación fue realizada a favor del consorcio integrado por el grupo chino Gezhouba y la empresa argentina Electroingeniería -con una oferta final de $22.925 millones-. Las obras, que habían comenzado hacia finales de 2015 fueron paralizadas con el cambio de gobierno, que planteo querer revisar los contratos amparándose en la necesidad de evaluar los “impactos ambientales” de las mismas. Recién en septiembre de este año, el gobierno anunció el reinicio de la obra luego del viaje de la comitiva presidencial a China, donde se llevó a cabo una reunión entre el presidente Macri y el Ceo del Grupo Gezhouba, Ren Jianguo. No obstante las mismas aun no comenzaron y todo pareciera indicar que los acuerdos no han ido tan bien.

Freno a las importaciones

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) el complejo oleaginoso fue el principal rubro exportador para el primer semestre de 2016 con el 33% del valor comercializado. El mismo está compuesto por porotos, pellets, harinas y aceites. El 80% de la soja producida en Argentina pasa por un procesamiento y se comercializa en forma de aceite. El descarte de este proceso es la harina.

Si bien no ha habido aún versiones oficiales sobre las razones para dejar de importar el aceite, el pasado 30 de agosto la Consejería Agroindustrial de la Embajada Argentina en China publicó un informe que deja clara la situación. Mientras que hasta el año pasado, Argentina era un proveedor preferencial de aceite de soja para el titán oriental, en un giro drástico, en lo que va de 2016, China no ha importado prácticamente nada de las comodities del país, priorizando importar desde Brasil (donde la soja se industrializa mucho menos) y Ucrania.

Por otra parte, en lo que va del año China importó en total un 24% menos de aceite de soja que para el mismo período el año pasado. Esto se debe a que el gobierno chino está apostando a una sustitución para reemplazar las compras industrializadas con producción industrial propia. De profundizarse este proceso, el grueso de las exportaciones a China pasarían a ser de poroto y no así de aceite crudo. Esto implica un problema para Argentina en la medida en que los mercados existentes no compensen este viraje.

Antecedentes

No es la primera vez que el gobierno chino presiona a un gobierno argentino cerrando la importación de los aceites. Lo hizo también desde abril 2010 hasta mayo 2011, período durante el cual busco que el gobierno de Cristina Fernández quite algunos de los 52 reclamos por dumping que limitaban la importación de productos chinos en el país, que eran parte de la estrategia del gobierno para proteger sectores del empresariado local. En ese momento también pasaron varios meses entre la medida y el reconocimiento oficial por parte de los chinos de que se trataba de una sanción. En este momento la política es la misma, pero las razones del cierre aduanero corren por otros andariveles.

Rolando García – @RolanGB

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas