Educación y Ciencia

5 octubre, 2016

Universidad: «Octubre es un mes de paros, movilizaciones y clases públicas»

La docencia universitaria a nivel nacional realizó este martes una medida de fuerza que continuará el 13 y 14 de octubre con un paro de 48 horas. Notas dialogó con Santiago Gándara, de la Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA para analizar los reclamos salariales y la posición del Ministerio de Educación.

La docencia universitaria a nivel nacional realizó este martes una medida de fuerza que continuará el 13 y 14 de octubre con un paro de 48 horas. Notas dialogó con Santiago Gándara, de la Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA para analizar los reclamos salariales y la posición del Ministerio de Educación.

– ¿Cuál es el análisis que hacen del impacto del paro?

– Podemos evaluar que el paro fue muy fuerte. De hecho tenemos que admitir que contribuyó que todas las federaciones docentes universitarias han llamado a este paro. Y entendemos que eso está expresando un repudio muy fuerte a la reunión que tuvimos el 29 que estaba pautada en el acta de paritarias que firmamos el cuatrimestre anterior. El gobierno no tiene ninguna propuesta de recomposición salarial, es como si la inflación se hubiese congelado en el 34% que nos ofrecieron anteriormente, cuando sabemos que hay una inflación reconocida oficialmente del 44%. Hemos tenido una enorme depreciación salarial y el Gobierno no tiene ninguna predisposición a cambiar el salario.

Cerraron anteriormente con un aumento del 34% con la condición de que si la inflación supera ese porcentaje se volvía a discutir la depreciación del sueldo del trabajador…

– Sí. El acta incluía una función de seguimiento salarial para reunirse el 29 de septiembre.

– Al superarse ese porcentaje inflacionario, ¿cuál es la respuesta de otro lado?

– La respuesta es nula, fue una reunión muy breve. Decían “vamos a seguir con la comisión de seguimiento, advertimos que hay una baja de la inflación”. Pero son los únicos que la advierten, porque nosotros la sentimos cada vez que vamos a comprar algo, o cuando aumentan los alquileres o empiezan a vienen las tarifas de los servicios públicos. Lo que el gobierno sostiene es que se detuvo la inflación desbocada entonces no estaría justificada una recomposición salarial.

– ¿Cuál es su posición frente a esta respuesta ?

– Nosotros fuimos muy claros en el planteo. Conquistamos algo que nos pareció que era lo que podíamos alcanzar en la lucha que desplegamos en el primer cuatrimestre que fue un 34% en cuotas. Y nos quedan dos cuotas. Por eso, nuestro planteo fue: adelantamiento y unificación de las cuotas y una recomposición del salario que no puede estar por debajo del 15%. Eso fue lo que llevó la CONADU Histórica. Que es casi matemático haciendo el cálculo con la inflación oficial. Por supuesto uno cuando va con un planteo está dispuesto a negociar, pero del otro lado hay un cero, con lo cual no hay negociación posible.

De hecho eso fue lo que nos llevó a todos los sindicatos a hacer una conferencia de prensa en la carpa cuando salimos de la reunión paritaria, en donde se reunió el congreso de la CONADU Histórica.

Por eso el paro de hoy, por eso el llamado al paro del jueves 13 y viernes 14. Queremos que haya una respuesta concreta al reclamo de los docentes.

– ¿Las condiciones de unidad y lo obtuso de la no-negociación pueden avizorar, si esto continúa así, un fin de año con paralización total de las clases?

– Es difícil evaluarlo porque todo esto va a depender de la respuesta de los docentes, la de hoy fue buena, también dependerá de cómo salga la medida del 13 y 14 y tenemos previsto un plenario para evaluar la marcha de la lucha. No somos los únicos, el reclamo de las paritarias es de todos los trabajadores.

Lo que también existe y nos preocupa porque nos da debilidad es que las grandes centrales sindicales están mirando para otro lado. Cuando uno mira los números es evidente que hay que renegociar las paritarias y para eso cuando vamos a la lucha necesitamos también el poder de las centrales sindicales que convoquen un paro nacional, que no sólo no pusieron fecha sino que la levantaron antes. Eso nos preocupa.

Pero en el ámbito docente hay un movimiento de malestar y protesta que veremos cómo se expresa este mes, que es clave en la lucha. No puedo anticipar fin de año pero sí decir que octubre va a ser un mes con paros, movilizaciones y clases públicas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas