América Latina

2 octubre, 2016

Revés para el PT en las elecciones municipales de Brasil

Este domingo, 144 millones de brasileños fueron a las urnas para votar autoridades en 5.564 municipios, entre los que se encuentran varias capitales estaduales que suman la quinta parte del electorado del país. El PT perdió en San Pablo y en Rio -como en otros distritos importantes- habrá ballotage.

Este domingo, 144 millones de brasileños fueron a las urnas para votar autoridades en 5.564 municipios, entre los que se encuentran varias capitales estaduales que suman la quinta parte del electorado del país. El PT perdió en San Pablo y en Rio -como en otros distritos importantes- habrá ballotage.

Michel Temer cambió su horario de votación para esquivar a manifestantes que se habían convocado a repudiarlo para denunciar el golpe institucional mediante el que asumió la presidencia. Mientras, Lula Da Silva y Dilma Rousseff fueron acompañados por militantes y aplaudidos al llegar a los lugares de votación en San Pablo y Porto Alegre, respectivamente. Pero el respeto y apoyo a los dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) no alcanzó para que sus candidatos se impongan en las urnas. Con una aplastante derrota en San Pablo, la ciudad más poblada del país, de Fernando Haddad, actual alcalde petista, el resultado de las elecciones expresa un mensaje desalentador.

Aunque las votaciones fueron locales, eran las primeras desde la asunción de Michel Temer como presidente de Brasil luego de la destitución de Dilma. Además del batacazo en San Pablo, donde el publicista y mentor de la «antipolítica» Joao Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, dirigido por Aécio Neves y aliado de Temer) se impuso por el 53% de los votos contra el 16% de Haddad, los resultados fueron adversos en la mayoría de los estados para la fuerza de Lula.

Según la normativa electoral en Brasil, habrá ballotage en aquellas intendencias en las que ninguno de los candidatos supere el 50% de los sufragios. Es el caso de Rio de Janeiro, donde Crivella (pastor evangelista de la Iglesia Universal, integrante del Partido Republicano Brasileño, PRB) quedó en primer lugar con 842.201 votos (27%) y Marcelo Freixo, historiador y activista por los derechos humanos del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), en el segundo con el 18% (553.424 votos). En Rio, la candidata del PC do Brasil, Jandira Feghali, apoyada por el PT, quedó en séptimo lugar con poco más de 100 mil apoyos.

También habrá segunda vuelta, que se llevará a cabo el 30 de octubre, en Fortaleza (entre Roberto Claudio del Partido Democrático Laborista, PDT y Capitão Wagner del Partido de la República, PR), Manaus (Artur Neto del PSDB y Marcelo Ramos del PR), Curitiba (Rafael Greca del Partido de la Movilización Nacional y Ney Leprevost del Partido Socialista Brasileño, PSB), Recife (Geraldo Julio del PSB y João Paulo del PT), Porto Alegre (Nelson Marchezan Junior del PSDB y Sebastião Melo del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, de Michel Temer) y Belo Horizonte (João Leite del PSDB y Kalil del Partido Humanista de la Solidaridad).

Por su parte, el partido Demócratas, del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, fue reelecto al frente de la alcaldía de Salvador, en el Estado de Bahía. Acm Neto obtuvo 982 mil sufragios (el 73%) contra la candidata del PC do Brasil, Alice Portugal que alcanzó 193 mil (14%).

Con un saldo desfavorable para el que supo ser el partido de izquierda más grande del continente, y en el marco de una ofensiva de la derecha continental, el gobierno de Temer sale fortalecido luego de la votación. Aunque muchas intendencias aún tienen un desenlace abierto, la derrota de San Pablo, bastión estratégico del PT por su inserción histórica en la clase trabajadora industrial de la ciudad más poblada de Brasil, es un duro revés.

Pero tampoco el PMDB de Michel Temer se puede erigir como gran ganador ya que retrocedió en Rio de Janeiro donde gobierna y ni siquiera accedió al ballotage. Por el contrario, entre los ganadores se puede resaltar a su aliado, el PSDB de José Serra, que creció en votos en Belo Horizonte, peleará por la reelección en Manaus y se hizo en primera vuelta con la codiciada alcaldía de San Pablo.

Más allá de los resultados locales, la jornada electoral se vivió en un clima de tensión y violencia, como explicó en este portal Micaela Ryan, que se acrecentó luego de la dudosa destitución de Dilma Rousseff y el ensañamiento del Poder Judicial contra el ex presidente Inácio “Lula” da Silva y el PT. Además, más de 20 candidatos a las elecciones municipales fueron asesinados desde junio.

Julia de Titto – @julitadt

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas