Nacionales

28 septiembre, 2016

Malvinas: Cancillería dio explicaciones en Diputados por el acuerdo con Gran Bretaña

Luego de la seguidilla de incidentes y equivocaciones de Mauricio Macri y Susana Malcorra sobre el tema del reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas, el vicecanciller Carlos Foradori dio explicaciones en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. Buscó quitarle gravedad al asunto y aseguró que el gobierno «tiene la camiseta argentina puesta».

Luego de la seguidilla de incidentes y equivocaciones de Mauricio Macri y Susana Malcorra sobre el tema del reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas, el vicecanciller Carlos Foradori dio explicaciones en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. Buscó quitarle gravedad al asunto y aseguró que el gobierno «tiene la camiseta argentina puesta».

Un nuevo capítulo de tensión se agregó en la mañana del miércoles 28 de septiembre al asunto Macri-Malcorra-Malvinas con la participación del vicecanciller Carlos Foradori en la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. Foradori había sido citado por esa comisión el pasado 21 de septiembre para informar sobre la reciente declaración conjunta sobre Malvinas firmada por la canciller argentina, Susana Malcorra, y el vicecanciller británico, Alan Duncan.

Este documento, suscripto el 13 de septiembre, establece acuerdos para eliminar medidas que restringen la industria del gas y petróleo, pesca y embarques en el área de las Islas, aunque no aborda la cuestión de la soberanía. El texto fue publicado por la Cancillería argentina el pasado 14 de septiembre y despertó las críticas de la oposición y de sectores dentro del oficialismo como la UCR y la Coalición Cívica.

Las repercusiones de la declaración conjunta hicieron que el presidente Macri se manifieste rápidamente afirmando que el reclamo por la soberanía de Malvinas es “permanente y no negociable”. Pero luego el escándalo estalló cuando el mismo presidente dijo a los medios que había sostenido una supuesta conversación informal con la primer ministra británica, Theresa May, en la que habían acordaron abordar el tema de la soberanía de Malvinas. “La primera ministra Theresa May, me dijo que sí, que habría que empezar a conversar. Son cosas que llevarán años, pero lo importante es que comencemos y ella estuvo de acuerdo”, dijo Macri desde Nueva York, donde viajó para la Asamblea de las Naciones Unidas.

Con fuerza, el Foreign Office desmintió públicamente a Mauricio Macri y a Malcorra. Es que la Canciller aclaró ante los medios los dichos del presidente, y afirmó que en realidad “la primera ministra dijo que se encontrarían, pero no es que se habló de una hoja de ruta”, como había planteado el presidente. Pero la Oficina de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña se encargó de desmentir también la existencia de una reunión en agenda.

Si bien en un primer momento Mario Negri, diputado de la UCR, dijo que citaría a Malcorra a la Cámara de Diputados para que brinde explicaciones, lo cierto es que eso nunca sucedió y en cambio, decidió cubrir a Macri en su traspié internacional. El 20 de septiembre Negri pasó de exigir a Malcorra a que dé explicaciones en el Congreso, a simplemente “invitarla” para que informe sobre las relaciones con Gran Bretaña. En declaraciones radiales, el radical dijo que había que “desdramatizar” el tema y aseguró: “No tengo ninguna duda de que el presidente va a defender la soberanía en las islas y tampoco tengo por qué dudar que la canciller (Susana Malcorra) haga lo mismo”.

Por su parte, Elisa Carrió, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, formuló el pasado 21 de septiembre un pedido para que el vicecanciller Foradori brinde explicaciones ante ese grupo de diputados.

De esta manera, lo que comenzó siendo una interpelación directa a que Malcorra rinda cuentas ante la Cámara de Diputados terminó en una visita matinal del vicecanciller a una Comisión, que se concretó en la mañana del miércoles 28 de septiembre.

Foradori comenzó su intervención afirmando que “las Malvinas son Argentinas, ese es el objetivo común de todos”. Luego defendió el accionar de la Cancillería, afirmando que el texto firmado entre los cancilleres de Argentina y Gran Bretaña “no constituye un acuerdo sino un comunicado de prensa conjunto”. “Esto es importante porque todos sabemos muy bien (…) cuál es el rol importantísimo que cumple el Parlamento en materia de aprobación de convenios y tratados”, afirmó el diplomático y agregó que el documento no lleva firma.

Sin embargo, los diputados y diputadas presentes resaltaron la incompatibilidad del texto con el artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional que consagra como una atribución del Congreso aprobar o desechar tratados concluidos con otras naciones.

«El Poder Ejecutivo no va a poder obviar al Congreso. Es una prepotencia de poder que este Parlamento se entere por los diarios sobre un acuerdo firmado con una potencia extranjera. Porque debe entender el Poder Ejecutivo, así como podemos avanzar en los tratados internacionales que impulsa el Gobierno, también podemos rechazarlos», dijo la diputada Elisa Carrió, cuya fuerza pertenece a la alianza Cambiemos. El enojo de Carrió y la división que ha marcado este tema dentro de la alianza Cambiemos se evidenció en las idas y venidas entre el vicecanciller y los diputados.

El enfrentamiento se agravó cuando Foradori explicó que el presidente Macri y la canciller Malcorra tienen «plenos poderes» para realizar estas acciones. Carrió le contestó diciendo: «No hay plenos poderes en Argentina, señor vicecanciller corríjase, es un agravio al Parlamento». Pero mientras Foradori continuaba explicando su idea, Carrió dejó su micrófono encendido y se la escuchó comentar: «Decile que se calle porque es una estupidez decir esto de los plenos poderes».

Luego de este incidente, el vicecanciller continuó diciendo que la estrategia que lleva adelante Cancillería respecto a Malvinas no es distinta a la que llevaron adelante administraciones anteriores y que el documento que se firmó con Gran Bretaña el 13 de septiembre incluye, tácitamente, la disputa sobre la soberanía. En este sentido resaltó que la «estrategia del diálogo» es el único camino para alcanzar el objetivo común, es decir, el reconocimiento de la soberanía argentina sobre Malvinas.

«Cada uno de los funcionarios de la Cancillería y del gobierno por supuesto tenemos la camiseta argentina puesta», aunque más tarde se excusó porque ese reclamo no se marcó de manera contundente. «Primero hay que generar condiciones armónicas, adecuadas y coherentes», argumentó.

Al finalizar, el vicecanciller afirmó que “en ningún momento la mira, el interés de la Cancillería ha sido otro que el interés nacional”, en referencia a las acusaciones de varios sectores políticos sobre la omisión de la mención al reclamo histórico de soberanía.

Sin dudas, más allá de las explicaciones, la sucesión de malas decisiones afectará profundamente la postulación de Susana Malcorra a la Secretaría General de las Naciones Unidas que deberá resolverse en los próximos tres meses.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas