América del Norte

20 septiembre, 2016

EEUU: cruces de campaña tras la explosión en Nueva York

Tras el ataque en Manhattan que dejó 29 heridos, Hillary Clinton afirmó que la retórica de Donald Trump “da apoyo y comodidad” a las organizaciones terroristas. El supuesto responsable fue detenido en Nueva Jersey.

La policía de Nueva York arrestó este lunes a Ahmad Khan Rahmani, ciudadano estadounidense de origen afgano, a quien acusa de ser responsable de las explosiones en Manhattan y en Seaside Park, Nueva Jersey, que dejaron un saldo de 29 heridos.

Rahmani fue ubicado durmiendo en la entrada de un bar en Linden, Nueva Jersey, y se tiroteó con las fuerzas policiales antes de ser herido y arrestado. Hasta el momento, de hecho, solamente fue acusado de cinco cargos por “intento de asesinato de un oficial de policía” pero ninguno referido a las explosiones.

Al cierre de esta edición se desconocía el proceso que llevó a la policía neoyorquina a responsabilizar a Rahmani por los ataques. También permanece como un misterio si el hombre, de 28 años, actuó como “lobo solitario” o en conexión con alguna organización estadounidense o extranjera.

No pasó demasiado tiempo antes de que los ataques se convirtieran en elemento central de la campaña presidencial. Donald Trump, el candidato republicano, lamentó en un acto en Fort Myers, Florida, que al supuesto atacante, herido por la policía, Estados Unidos se “le dará una excelente hospitalización. Será atendido por algunos de los mejores médicos del mundo”. Además, insistió en su propuesta de una “extrema investigación” de los nuevos inmigrantes que lleguen al país, para saber si comparten “los valores estadounidenses”.

La candidata demócrata, Hillary Clinton, por su parte, estuvo a punto de revivir las dificultades que tuvo su campaña en la última semana. Horas después de los atentados, dio una conferencia de prensa para los periodistas que la acompañaban en un avión. Allí se la vio evidentemente cansada, luchando por mantener los ojos abiertos y hablando con extrema lentitud. Las imágenes de esta conferencia revivieron los rumores sobre su supuesto mal estado de salud.

Sin embargo, ya en el aeropuerto de Filadelfia, donde continúa su gira de campaña, apareció en un mucho mejor estado, haciéndole honor a su nuevo slogan electoral: “Stronger together” (Más fuertes juntos). Allí afirmó: “El tipo de retórica y lenguaje que utiliza Trump le está dando ayuda y comodidad a nuestros adversarios”. También agregó que ella era la única candidata capacitada para lidiar con una amenaza de este tipo, al haber “formado parte de decisiones difíciles para sacar a los terroristas del campo de batalla”.

El frenético ritmo de la campaña presidencial estadounidense dio un nuevo giro luego de los ataques del sábado. Después de una semana en la que la discusión giró en torno al estado de salud de Clinton, ahora los focos pasan al tema de la “seguridad nacional”. Allí, hasta el momento, todas las encuestas indican que los votantes confían más en el conocimiento del área con que cuenta la ex secretaria de Estado, que en el del multimillonario neoyorquino.

El próximo lunes 26 de septiembre, en Hempstead, Estado de Nueva York, será el primer debate presidencial. Quien salga airoso de la discusión podrá empezar a encarrilar esta campaña absolutamente impredecible, tanto por sus tópicos de discusión como por los números que semana a semana presentan las encuestas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas