Géneros

1 septiembre, 2016

Las echaron del bar “La Biela” por lesbianas y convocan a un escrache público este lunes 5

En la noche del lunes 29 de agosto, una pareja de lesbianas fue echada del bar “La Biela” en Recoleta. Belén Arena y su pareja se encontraban tomando café. Belén le acariciaba el hombro y la cara mientras ella lloraba por una situación personal, cuando un mozo se acercó de forma violenta y descarada a pedirles que se tranquilicen.

En la noche del lunes 29 de agosto, una pareja de lesbianas fue echada del bar “La Biela” en Recoleta. Belén Arena y su pareja se encontraban tomando café. Belén le acariciaba el hombro y la cara mientras ella lloraba por una situación personal, cuando un mozo se acercó de forma violenta y descarada a pedirles que se tranquilicen.

Tras el pedido de explicación de Belén, el mozo respondió que lo que estaban haciendo “no era apropiado para el lugar”. Le preguntó si lo decía porque eran dos mujeres, a lo que el mozo respondió que si tenía algún problema “que hable con el encargado”.

Pero la situación de homofobia la tuvo también el encargado, que, aun cuando Belén los acusaba de discriminarlas por lesbianas y poner en evidencia que no ocurría lo mismo con la pareja heterosexual que se besaba a su lado, las trató de ridículas, de forma despectiva y se cubrió debajo del mismo argumento retrógrado: “Lo que están haciendo no es apropiado para este lugar”. Las chicas advirtieron que llamarían a la policía cuando uno de los mozos informó que ya había una policía en el bar. La policía las acompañó hasta la salida y les explicó cómo debían denunciarlos. Si bien reconoció lo adverso de la situación, contribuyó a echarlas a la calle.

Después de haber sido desalojadas, solo una persona se acercó a ellas diciendo que era lesbiana y que les daba su apoyo. Pero nadie repudió la homofobia durante el trascurso de la situación. El silencio cómplice avaló la discriminación mientras las chicas eran echadas impunemente del bar. Rápidamente, fueron a hacer la denuncia en la comisaría 17.

Belén asegura que sintió “que la voz de la heteronorma era la mayoría” y lejos de aceptar pacíficamente lo sucedido, decidió llevar la denuncia hasta las últimas consecuencias.

Al día siguiente, denunciaron lo ocurrido a través de las redes sociales, donde en menos de una hora logró viralizarse.

Convocan para el lunes 5 de septiembre un escrache público “tortazo” en la puerta del bar, Av. Presidente Manuel Quintana 596 en Recoleta, a las 20hs.; a “un besazo multitudinario y homosexual”. La consigna es clara: basta de homofobia, lesbofobia y discriminación. Es necesario hacer visible el repudio de forma colectiva, como dice Belén, “para que seamos mayoría y la actualidad y toda la historia tenga algún sentido para alguien”.

Carolina Rossini y María Kurdyla

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas