Géneros

24 agosto, 2016

“El ENM en Rosario va a ser muy político y de fuerte carácter opositor”

Notas dialogó con Majo Gerez, referente de la colectiva feminista Mala Junta e integrante de la Comisión Organizadora del XXXI […]

Notas dialogó con Majo Gerez, referente de la colectiva feminista Mala Junta e integrante de la Comisión Organizadora del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres que tendrá lugar en Rosario el 8, 9 y 10 de octubre.

La Comisión Organizadora es la encargada de llevar adelante todos los preparativos de una nueva edición del ENM. Este espacio está conformado por aproximadamente 200 mujeres que se reúnen desde noviembre de 2015, dividido en siete comisiones: organización, prensa, alojamiento, comida, finanzas, cultura y contenidos.

Gerez integra la Comisión de Prensa ha participado de las reuniones de la Comisión Organizadora de este encuentro desde sus inicios.

– Faltan menos de dos meses para el ENM, ¿cómo se prepara Rosario para recibir a las decenas de miles de mujeres que participarán? 

La Comisión Organizadora de Rosario cuenta con un nivel de participación y activismo muy amplio. Participan todas las organizaciones políticas, sociales, sindicales, feministas y de mujeres, pero también con mucho activismo independiente que ha enriquecido mucho las miradas, contando con compañeras que han participado en comisiones anteriores.

Para muchas compañeras es la primera vez que nos toca estar en la organización de un evento tan importante y que ha dado un salto en la masividad de manera contundente en el ENM 2015 en Mar del Plata. Históricamente los encuentros contaban con la participación de entre 20 mil y 30 mil mujeres, pero a partir del año del #NiUnaMenos, esta cifra se duplicó la participación.

Eso hace que los desafíos sean cada vez más amplios, que podamos contener las temáticas nuevas de talleres, dejar las diferencias de lado y encontrarnos todas juntas, respetándonos en las diferencias y en la diversidad.

Recibir 60 mil mujeres, -como una cifra base estimada porque entendemos que van a hacer muchas más- implica esfuerzos muy grandes en cuanto a garantizar un organigrama que contemple el funcionamiento de talleres, chequear las escuelas de Rosario y Gran Rosario que van a ser los alojamientos y resolver la cuestión de la alimentación con las viandas gratuitas. Carolina Stanley y Fabiana Túñez desde el gobierno nacional se comprometieron de palabra a aportar 40 mil viandas y el gobierno de Santa Fe aportará 20 mil.

Para nosotras es fundamental garantizar en esos días las mejores condiciones de alimentación, de alojamiento, de acceso a la salud, donde lo económico no prime por encima de la posibilidad de participar.

-Ya se definieron los talleres para el próximo ENM, ¿nos resumís cuáles son los que va a haber este año, cuáles se agregaron nuevos y si se sacó alguno? ¿Qué discusiones se dieron en la Comisión Organizadora al respecto?

Los talleres los trabajó la Comisión de Contenido, durante un largo debate en dos reuniones, en los que hubieron diferentes posiciones. Si bien el trazo grueso de los talleres se sostiene también hay mucha actualización, sobre todo porque este año en particular hay muchos cambios políticos que hacen que determinadas temáticas que han sido regresivos y tuvimos que incorporar subejes dentro de algunas de ellas.

En cuanto a las incorporaciones, se realizó un pedido a la Federación Judicial Argentina para incorporar de manera plena un taller que se realizó el encuentro anterior, sobre “Mujeres y Poder Judicial”. Otra de las grandes incorporaciones es la de “Mujeres afrodescendientes”.

También se incorporó el taller de “Mujeres trabajadoras sexuales”, que fue pedido por las compañeras de AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina) fue uno de los más debatidos. Aunque ya se viene realizando el taller sobre “Mujeres en situación de prostitución”, se debatió sobre quiénes son las que discuten y desde qué posición lo hacen. La última vez que se realizó fue en el ENM 2003 en Rosario, coordinado por Sandra Cabrera, dirigente de AMMAR, que fue asesinada pocos meses después de ese encuentro. Su crimen sigue impune y para las rosarinas es muy importante que vuelva a estar este taller en la ciudad de Sandra Cabrera.

Otro taller, que es totalmente inédito pero que viene siendo pedido, es el taller de “Mujeres y cannabis”. Fue pedido especialmente por madres que hacen un uso medicinal y recreativo para sus hijos que padecen diversas patologías. Aquí también priorizamos que prime a diversidad y la posibilidad de que estos talleres existan.

Nos parecía justamente que, como el movimiento de mujeres ha logrado construir niveles de resistencia y de unidad tan amplios en estos años, es fundamental que nosotras contengamos en las discusiones a esas compañeras que hoy son perseguidas por sus distintas prácticas en una avanzada represiva. Eso fue lo que primó en la gran mayoría de la comisión organizadora.

Otras cosas a rescatar, vinculadas a cuestiones metodológicas pero pedagógicas, es que el nombre de todos los talleres comienzan con “Mujeres y…”, en un sentido plural, y no “Mujer y…” en un sentido individual, como fue en otros encuentros. Y el taller de “Mujeres trans”, este año cambió la denominación a pedido de las compañeras a “Personas trans, transgénero y transexuales”, incluyendo las discusiones y el autopercibimiento de muchas compañeras travestis, que tiene que ver también con sus luchas políticas.

En este sentido nos enorgullece que este encuentro pueda tener estos nuevos aspectos, estos nuevos cambios, que fueron producto del debate, de la escucha, de las demandas de este movimiento que es tan amplio y que crece día a día. Este encuentro tiene que demostrar un marco amplio y democrático en cuánto a las realidades amplias que tenemos como movimiento de mujeres y feministas.

-En el actual contexto político y social, ¿cuáles pensás que serán los talleres más convocantes y por qué?

La situación de violencia hacia las mujeres sigue siendo lo que más convoca. El 3 de junio de este años sigue demostrando la vigencia de la demanda y la vigencia lamentable de la violencia y los femicidios que vivimos, los fallos judiciales misóginos, la vigencia de la violencia institucional.

El decidir sobre nuestros cuerpos también es uno de los temas que más convocan. Venimos de diez años de la Campaña por el derecho al aborto, de presentar por sexta vez el proyecto de ley, de dónde venimos de dar luchas muy importantes como la de #LibertadParaBelén, y creo que va a ser un encuentro nuevamente marcado por esos pañuelos verdes que salieron a las calles por primera vez ene le ENM 2003 en Rosario y que al tiempo dieron nacimiento a la Campaña.

La cuestión de la precarización y la feminización de la pobreza también va a marcar los debates. Creo que van a ser temas muy contundentes y de primer orden en los debates y las necesidades porque están presentes todos los días en las vidas de las mujeres.

Así que va a ser un encuentro muy político, como lo ha sido siempre, pero de carácter fuertemente opositor donde nosotras iremos construyendo nuestras estrategias como lo sabemos hacer las mujeres para resistir a la violencia machista y a esta ofensiva neoliberal del macrismo. Y eso ya se palpita en el día a día de la organización.

 

Toda la información está disponible en el sitio web www.encuentrodemujeres.com.ar, donde pueden conocer los plazos para la inscripción al ENM 2016.

 

enm2016

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas