Nacionales

16 agosto, 2016

El Grupo Clarín se divide en dos en busca de inversiones y flexibilidad financiera

Replicando la estructura del plan de adecuación que había presentando ante la difunta Autoridad Fiscal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), el grupo multimediático más importante del país anunció este martes a la Comisión Nacional de Valores (CNV) su intención de dividirse a la mitad: por un lado los medios de comunicación; por otro las empresas de cable y telecomunicaciones.

Replicando la estructura del plan de adecuación que había presentando ante la difunta Autoridad Fiscal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), el grupo multimediático más importante del país anunció este martes a la Comisión Nacional de Valores (CNV) su intención de dividirse a la mitad: por un lado los medios de comunicación; por otro las empresas de cable y telecomunicaciones.

El Grupo Clarín contendrá a los diarios, canales de televisión y radios que posee el grupo -AGEA (diarios Clarín, Olé, La Razón, La Voz del Interior y Los Andes), Artear (Canal 13 y Todo Noticias), Radio Mitre, IESA (TyC Sports) y CMD (medios digitales), entre otras-; mientras que la pata «telco», que abarca sus servicios de proveedor de TV por cable, conexión a Internet y todo lo vinculado a transmisión de datos, se agruparán bajo la nomenclatura «Cablevisión Holding» -Cablevisión-Fibertel y la operadora móvil Nextel-. Los accionistas serán los mismos y la reestructuración no implica súbitos deseos antimonopólicos sino que responde a meros objetivos comerciales y financieros.

El especialista Martín Becerra planteó en su cuenta de Twitter que «la explicación del grupo es fundamentalmente financiera: perfil bursátil y colocación de deuda».

El subeditor de Cronista.com Andrés Sanguinetti aseguró, en sintonía con el análisis de Becerra, que «el objetivo de esta nueva estructura societaria apunta a obtener fondos para financiar su próxima expansión, más que nada en el mundo de las telecomunicaciones, mediante emisión de nuevas acciones o de otros instrumentos financieros que puedan ser considerados atractivos por los inversores extranjeros». «Es decir, acceder a los mercados internacionales, ganando flexibilidad financiera y mejorando la estructura de capital de ambas sociedades para potenciar sus inversiones y crecimiento», agregó.

Por su parte, el periodista Ariel Lijalad, afirmó que «Cablevisión Holding será, en los hechos, la que genera dinero. En lo que va de 2016 facturó $14.242 millones» y explicó que la división «depende de la Asamblea de accionistas del 28 de septiembre de 2016».

El propio holding mediático explicó sus intenciones en un comunicado, en el que indicó: «La operación se enmarca dentro del objetivo planteado por el directorio del Grupo Clarín de potenciar el crecimiento de sus segmentos de medios y telecomunicaciones, disponer de estructuras más apropiadas y flexibles para encarar los desafíos e inversiones que demanda cada uno, y potenciar el valor de los mismos para las audiencias, los clientes y los accionistas».

«La escisión nos va a permitir focalizarnos mejor en la visión y estrategia respectiva de cada uno de nuestros negocios fundamentales», dijo Alejandro Urricelqui, vicepresidente de Grupo Clarín. «En consecuencia, Grupo Clarin y Cablevisión Holding individualmente serán capaces de desarrollar estrategias de crecimiento y objetivos independientes a la medida de las demandas de los mercados específicos de cada compañía. Cablevisión Holding además se beneficiará de ser una compañía pública independiente en el atractivo sector de las telecomunicaciones, televisión por cable e Internet», sumó.

En el diario La Nación, interpretaron la decisión como una búsqueda de los accionistas en «ganar flexibilidad financiera y mejorar la estructura de capital de ambas compañías para acceder en mejores condiciones a los mercados internacionales de crédito para potenciar sus inversiones y crecimiento».

Por otro lado, Lijalad -autor de la serie documental «Clarín, un invento argentino», emitida por la TV Pública– recordó en una serie de tuits que el Grupo Clarín posee varias empresas fantasma registradas en «guaridas fiscales», como Delaware, Estados Unidos. La última de ellas, creada hace apenas un mes y medio.

Foto: Cronista.com

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas