Cultura

14 julio, 2016

La Guerra Civil Española en clave latinoamericana

Desde Notas dialogamos en exclusiva con Vicente Zito Lema, uno de los organizadores de las jornadas de homenaje por los 80 años de la revolución española que se llevan adelante en el espacio Hasta Trilce bajo el nombre de «La esfinge republicana». Música, poesía, lecciones y legados de una de las más profundas revoluciones del siglo XX.

Este domingo 17 de julio se cumplen 80 años del inicio de la Guerra Civil Española. Probablemente el hecho político que más expresiones culturales inspiró a lo largo del siglo XX. Con ese semblante y durante toda esta semana en la calle Maza 177, se puede ver -con entrada libre y gratuita- La esfinge republicana, un ciclo de actividades artísticas e intelectuales organizado por el Centro Cultural Hasta Trilce, el poeta Vicente Zito Lema y las bandas La lija y El violinista del amor y los que miraban.

Las actividades serán fundamentalmente musicales, literarias y teatrales y contará con la participación de artistas como Juan Palomino, Cristina Banegas y Norman Briski, entre otros. Desde Notas tuvimos la posibilidad de conversar con Vicente Zito Lema, quien nos contó cómo surgió la iniciativa, que pretende ser caracterizada como apropiación del imaginario republicano desde una mirada latinoamericanista y lo que significó para las luchas populares en nuestra región durante las décadas del 60 y 70.

Hasta Trilce 2– ¿Cómo surge la idea de realizar este ciclo?

– Fue un deseo, una cuestión de conciencia y de cariño para la gente de La lija, que son en buena parte los responsables de que se haya hecho esto como yo mismo, lo vemos como un acto justo y necesario. Primero porque imaginábamos que no había un clima previo, por lo menos en Buenos Aires, de hacerse cargo de la rememoración de algo tan importante. No es por ser declamativo, que no lo soy, pero sinceramente la Guerra Civil Española es un símbolo de esos grandes cambios en la vida del mundo que se intentaron hacer y fracasaron, por más que uno después le dé vueltas para encontrarle lo positivo que todo proceso histórico lo tiene. No puede verse solo como una guerra civil. Lo vimos como el ejemplo de una gigantesca revolución en el mundo, desde el punto de vista político, cultural, civilizatorio.

Realmente la Segunda República quería cambiar el mundo y es tan importante como la Comuna de París. Fue algo que se vio en España pero que marcó los antecedentes de lo que luego sería la Segunda Guerra Mundial y la destrucción de ese espíritu que había en el mundo, a caballo de lo que había dejado la Revolución de Octubre en Rusia o los campesinos en México, en un contexto de fuerte crisis por lo que había dejado la década del 30.

La lucha convocó a brigadistas de todo el mundo. De acá, por ejemplo, fueron más de 600 muchachos y muchachas a pelear, de Canadá, Estados Unidos, etc. Fue una lucha que enfrentó a un bando vinculado a socialistas y anarquistas y del otro los que querían meter a toda costa al fascismo y al nazismo.

Además no te olvides que yo soy de la generación del 60 y 70 y nosotros también quisimos mover el mundo. Y nuestra derrota como generación la vivimos como un espejo de lo que fue la derrota de la Segunda República. Por eso estamos haciendo este ciclo.

– ¿Por qué se llama La esfinge republicana?

– Porque queríamos darle una caracterización realmente cultural. Si bien nosotros tenemos una motivación en esa segunda guerra, no quisimos hacer algo estrictamente político porque no somos un partido. Dijimos «vamos a hacer algo desde un marco simbólico y estrictamente cultural» y por eso pusimos ese nombre. Quisimos darle esa idea de la herencia de Prometeo, el mito mayor de la libertad pero también de la poesía.

– ¿Qué significa que La esfinge republicana se inscriba en un intento de apropiación del imaginario republicano desde Latinoamérica?

– Le quisimos dar un marco de amplitud latinoamericana, porque poetas como Neruda, Vallejos y hasta Borges, que escribió poemas simpatizando con la República, demostraron una empatía unánime, sacando algún pequeño grupo. Tipos como Raúl González Tuñón, por ejemplo, fueron poetas que escribieron no sólo poemas trascendentes a partir del sufrimiento y la fraternidad hacia la lucha en España sino que incluso fueron para allá en los mismos momentos de esa lucha.

Hemos tomado canciones de aquellos años y La Lija, que es un conjunto que la siente como propias, les ha dado una nueva tonalidad a aquellas viejas y hermosas canciones que todos hemos escuchado alguna vez. Y junto con ello estamos leyendo a los poetas latinoamericanos que escribieron directamente sobre la contienda. Pero también a tipos como Haroldo Conti, Gelman, Santoro, que lucharon aquí contra la dictadura de los 60 y 70, contra eso que fue la representación cruenta de la dictadura en España. Entonces lo que intentamos hacer fue eso, que desde la música y la poesía se unieran las distintas generaciones de artistas que lucharon por aquellos ideales.

Hasta Trilce 1– La Guerra Civil Española fue uno de los procesos que más expresiones artísticas inspiró desde distintos ámbitos, como la música, la poesía, etc. Si pudiera elegir una de todas ellas: ¿con cuál se quedaría?

– Yo tengo muchísimo afecto al conjunto de los poetas, pero pude conocer a Rafael Alberti, estuve con él en el homenaje que se le hizo antes de su muerte. Desde lo personal a él le tengo un especial cariño. Pero también conocí a Neruda y tuve un trato amistoso. Ellos son los que desde mi subjetividad admiré y quise rescatar en estos días. También por una cuestión de familia yo desde chico escuchaba esas canciones como “Ay, Carmela” y otras del estilo que son parte de mi infancia y mi formación cultural y política.

Por otro lado, una de las cosas que pasamos en cada uno de los encuentros del ciclo es un video con los tres bombardeos, el de Guernica, el de Hiroshima y el de 1955 en Plaza de Mayo, que para nosotros significan el dolor de la humanidad y detrás de ellos hay toda una significación de una violencia deshumanizada a la que nosotros nos oponemos con las armas que tenemos que son la poesía y la música.

– ¿Qué elementos de la actualidad se puede relacionar con el legado de la Guerra Civil Española?

– Por un lado hay algo que no se puede olvidar: que las peleas internas en el frente revolucionario contribuyeron también a la derrota. Uno no quiere ahondar en la parte triste de aquella lucha, pero eso existió. Son tan dolorosos los bombardeos en las ciudades abiertas en España como la terrible y dura pelea que hubo entre socialistas, comunistas y anarquistas, que se enfrentaron con las peores dictaduras que conoció el siglo XX. Les costó muchísimo y creo que no se logró una profunda unidad entre quienes tenían las mismas ideas.

Y lo que veo yo hoy es que estamos sufriendo un gigantesco retroceso en materia de Derechos Humanos. La cantidad de desocupados, el ataque que sufren las universidades, el sufrimiento concreto de muchísima gente que se queda sin trabajo. Todo eso no alcanza para que los que estamos defendiendo ideas más humanistas podamos concretar una verdadera unidad contra quienes aplican políticas que son concretamente violaciones a los Derechos Humanos. Pareciera que el interés brutalmente económico se une fácil mientras que los que tenemos en apariencia ideas superiores por lo humanistas no somos capaces de ver una realidad profunda que demanda, entre otras cosas, que las diferencias fraternales no se conviertan en dilemas a la hora de la acción en común.

– Por último, ¿qué mirada tiene acerca de la política cultural del macrismo en estos primeros siete meses de gobierno?

– Lo que veo lo podría calificar así: es la política cultural del rencor. Si hay un sentido realmente sucio, en el sentido filosófico de Spinoza, de los que despiertan las más feas reacciones humanas, está sintetizado en eso que están llevando a cabo en una política del terror. Y cuando se une el terror contra los más débiles y el rencor en la cultura, lo que logra es una noche que no tendrá tanta sangre como la que vivimos en la última dictadura militar pero que finalmente es violatoria de los más elementales Derechos Humanos.

Federico Piva – @fedep81

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas