América Latina

21 junio, 2016

Violencia estatal contra los docentes en México

El lunes 20 de junio, la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) confirmó que son ocho las personas asesinadas durante la represión policial perpetrada el domingo 19 en Oaxaca. Los docentes informaron que además hay otros 45 heridos de bala, decenas de personas heridas y 22 personas desaparecidas.

El lunes 20 de junio, la Comisión Política de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) confirmó que son ocho las personas asesinadas durante la represión policial contra los docentes, perpetuada el domingo 19 de junio en Asunción Nochixtlán, Oaxaca. Los docentes informaron que además hay otros 45 heridos de bala y decenas de personas heridas, y precisaron que  hay 22 personas desaparecidas.

Hasta el momento, se dieron a conocer los nombres de los fallecidos Antonio Pérez García, estudiante de secundaria, Andrés Aguilar Sanabria, profesor de Educación Indígena, Yalid Jiménez Santiago originario del municipio de Santa María Apazco, Anselmo Cruz Aquino del muncipio de Santiago Amatlán, Oscar Nicolás Santiago de las Flores Tilantongo y Jesús Cadena de 19 años, estudiante de Asunción Nochixtlán.

Nochixtlán-8

Por su parte, el fiscal general de Oaxaca, Joaquín Carrillo brindó declaraciones en la noche de ese mismo día, confirmando que son al menos ocho los muertos en Oaxaca. Ratificó además que siete personas murieron por impacto de balas provenientes de armas de fuego y una octava persona murió manipulando un artefacto explosivo.

Carrillo destacó que ninguno de los fallecidos es docente. El fiscal informó que las balas encontradas en los cadáveres serán analizadas para determinar los calibres y trayectorias y solicitó el apoyo de la Procuraduría General de la República.

Por su parte, el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, admitió que la policía utilizó armas bajo la decisión de un mando colegiado que operaba desde la ciudad de Oaxaca.

En ese mismo momento, una marcha de docentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán realizaban una marcha silenciosa por el centro de México D.F. La movilización se dirigió hasta el Antimonumento a los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, en el Paseo de la Reforma. El motivo de la convocatoria fue por memoria y justicia para las víctimas por la represión de la policía federal contra maestros en Nochixtlán, Oaxaca.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se manifestó sobre la protesta docente contra la reforma educativa. Osorio Chong afirmó que la postura del gobierno mexicano es que, para resolver el conflicto magisterial y la situación que se vive en Oaxaca, el gobierno federal está dispuesto a construir acuerdos, pero sólo por la vía legal.

1463445076_759883_1463445279_noticia_normalReforma educativa, protesta social y violencia de Estado

Los docentes de la CNTE mantienen protestas desde hace varias semanas contra el avance de la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto. La demanda se centra en la evaluación docente que incorpora la reforma, que impone un sistema de estratificación y jerárquico basado en el puntaje. Las condiciones laborales se ven perjudicadas e incrementa la desigualdad ya existente dentro del sistema educativo mexicano.

Mediante la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, el Servicio Profesional Docente, la Reforma de Ingreso y Permanencia y la Evaluación se apunta a recargar sobre los docentes los efectos de un sistema desigual, excluyente y desfinanciado como es la educación pública mexicana.

En ese sentido, el CNTE ha mantenido sus protestas desde que Peña Nieto anunció su intención de impulsar la reforma, en el 2013. El sindicato cuenta con 200 mil afiliados, principalmente del estado de Oaxaca, donde se han centrado los conflictos.

Pero en este caso, los docentes son apoyados y acompañados por las familias y los pobladores de los suburbios de Oaxaca, en Asunción de Noxchitlán. Es que los asesinatos se sucedieron en la autopista que atraviesa la comunidad, y desde ese momento, las fuerzas de seguridad han militarizado la región y cometido abusos contra la población.

Un amplio arco de organizaciones sociales y de derechos humanos se han expresado durante las últimas horas exigiendo el cese de la represión. Entre ellas se encuentra la Asamblea Nacional de Enfermeras y Enfermeros de México (ANEM), quienes se expresaron públicamente para exigirle a José Narro, Secretario de Salud, que intervenga para levantar el cerco policiaco que actualmente se ciernen dentro de las comunidades, donde se encuentran la mayoría de los heridos.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado repudiando el accionar de la policía contra la población y anunció que un equipo de especialistas trabajan en el lugar, observando de cerca las acciones de la policía. Asimismo, la CNDH presentó medidas cautelares para que la actuación de las fuerzas policiales se den en el marco de la ley y de acuerdo con los protocolos y estándares internacionales.

En horas del cierre de esta edición, Telesur informaba que ascendía a doce personas la lista de muertos por la represión en Asunción Noxchitlán, mientras que se sumaba una víctima en Hacienda Blanca y otra en Juchitán. De acuerdo a la señal informativa, esta cifra fue confirmada por el CNTE.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas