Derechos Humanos

26 mayo, 2016

Fueron liberados los acusados de las amenazas de bomba a la ex ESMA

El juez federal Luis Rodríguez decidió excarcelar a los dos acusados del medio centenar de amenazas de bomba contra el Espacio de la Memoria que funciona en el Ex ESMA y tiene diez días para definir su procesamiento.

Este 25 de mayo fueron liberados los dos detenidos acusados en la causa por las recurrentes amenazas de bomba que se registraron en el Espacio para la Memoria y los Derechos Humanos, que funciona en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

En la ex ESMA funcionan el Archivo Nacional de la Memoria y los centros culturales Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi) y Haroldo Conti. Este año también se instaló allí la Secretaría de Derechos Humanos y Diversidad Cultural, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Cada amenaza de bomba obligaba a evacuar del predio a los más de 1500 empleados y a los visitantes, mientras la Policía Federal volvía chequear la seguridad en cada uno de los 37 edificios.

Los dos detenidos, cuyos nombres no trascendieron por el secreto de sumario, se encuentran acusados del delito de intimidación pública que prevé una pena a seis años de prisión.  La causa se encuentra en manos del juez federal Luis Rodríguez, quien decidió excarcelarlos luego de que ambos se negaran a declarar. Ahora el magistrado tiene 10 días para decidir si los procesa.

Las detenciones se concretaron durante el fin de semana pasado, luego de una extensa pesquisa, que incluyó escuchas a los celulares utilizados por los sospechosos, a cargo del fiscal federal Franco Picardi, con el apoyo del Departamento de Inteligencia y Crimen Organizado de la Policía Federal.

Uno de los acusados es empleado del Ente Público Interjurisdiccional que tiene a su cargo la gestión del predio. Según los datos recabados por en la investigación, desde su celular -cambiando el chip- se habrían realizado por lo menos 15 de los llamados amenazantes. Fue detenido en su casa de Lomas de Zamora, en cuyo allanamiento se secuestraron 19 celulares, 15 chips, dos computadoras y dos discos duros.

El otro imputado no está vinculado a la ex ESMA y habría realizado alguno de los llamados intimidatorios desde el celular de su padre. Fue detenido en su domicilio en el barrio porteño de Caballito y la Policía Federal secuestró siete celulares, una balanza de precisión y frascos de marihuana.

El pasado 24 de mayo, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich ofreció una conferencia de prensa en su ministerio, en la que presentó imágenes, videos y detalles de la investigación. Allí afirmó: “Vamos a trabajar a nivel federal como en el Espacio de la Memoria haciendo un seguimiento de la investigación. No podemos permitir que en un lugar como el Espacio de la Memoria tengamos intimidaciones permanentes. En cada caso vamos a seguir la investigación”.

Bullrich no descartó “motivaciones políticas” para las amenazas y aseguró: “El de la ex Esma va a ser un caso testigo de que cada uno de los hechos que generen amenazas o intimidaciones van a ser investigados; la lucha contra la impunidad se dará en todos los niveles y el que quiera generar daños va a tener consecuencias”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas