Nacionales

16 mayo, 2016

“El PRO apuesta a que el costo de que no salga la Ley Antidespidos lo pague el Frente Renovador”

Leonardo Grosso, diputado nacional perteneciente al Movimiento Evita-FPV, analiza las ideas y venidas de la Ley Antidespidos y da una perspectiva de lo que sucederá esta semana. También comentó la situación interna del Frente para la Victoria en Provincia de Buenos Aires.

En las vísperas de un nuevo intento de tratamiento del proyecto de ley Antidespidos, Leonardo Grosso, diputado nacional perteneciente al Movimiento Evita-FPV, analizó con Quemar las Naves (Radio Sur) los acontecimientos de la semana pasada y da una perspectiva de lo que sucederá en este nuevo intento. También comentó la situación interna del Frente para la Victoria en Provincia de Buenos Aires.

¿Por qué no se terminó dicutiendo la ley antidespidos el jueves pasado en la Cámara de Diputados?

-Yo creo que por responsabilidad del PRO principalmente, que ha construido distintas maniobras dilatorias en el Congreso, en la opinión pública, ha corrido el eje de la discusión de los despidos. Que insisto, no fue una iniciativa nuestra sino de los trabajadores que no sòlo cuando se reunieron en el Congreso con todso los bloques lo plantearon, sino que después en una movilización inmensa con trescientasmil laburantes en la calle lo pusieron primero en el pliego de reivindicaciones que ellos plantearon como acto de unidad, así que yo lo que creo que pasó es que se instaló la voluntad del PRO en la cámara de diputados, y de eso hay que hacerse cargo. Cada uno sacará sus propias cuentas, ¿no?

Antes nos preguntábamos sobre la figura de Massa en toda esta situación. Fue una especie de mediador, alguien que dice que sí pero con algunos recaudos. ¿Cuál es tu visión al respecto de la figura de Massa y su rol en este proyecto y lo que pasó esta semana?

-Yo creo que Massa entra en la estrategia del PRO, queriendo o sin querer, no lo sé. Pero entra en su estrategia política diciendo “no me van a llevar a empujones” o “nosotros queremos discutir lo de las PyMEs”.  Por supuesto que toda ley es perfectible, siempre, y esta es una herramienta por 180 días, no es una herramienta por quince años. Pero esas fueron las cuestiones que fue instalando el PRO y que el Frente Renovador no se pudo correr de eso.

Tiempo más, tiempo menos, seguramente nos vamos a  poner de acuerdo con el Frente Renovador para votar esta ley. Hay un desacuerdo: la sesión especial. Otro es que nosotros creemos que se puede hacer un proyecto de ley en paralelo al que tiene media sanción en el senado para no retrasar este proyecto. Pero hay un acuerdo y es importante: el Frente Renovador, nosotros (por el bloque del FPV), los socialistas incluso que no bajaron, el bloque de Santiago del Estero de Zamora que tampoco bajó a la sesión: todos estamos de acuerdo con que hay que votar una ley que frene los despidos. Y me parece que hoy nuestro camino es construir los consensos necesarios para que eso suceda. Porque la política se puede pelear, podemos discutir, podemos ver hasta como dijo Macri, las “pequeñas ventajitas”, eso es la política más liberal. Nosotros tenemos que ver cómo darle una respuesta al pueblo trabajador que está sufriendo todos los días.

¿Qué escenario ves para esta semana? Sobre todo teniendo en cuenta a los distintos bloques que tienen la voluntad de avanzar sobre una ley contra los despidos.

-Yo veo que tarde o temprano vamos a tener que pedir una sesión especial y componernos como cuerpo. Ahí van a tener que bajar todos porque  lo que no está seguro hoy que el miércoles se trate, porque depende que el PRO –la presidencia- lo incorpore al temario. Y la presidencia tiene maniobras dilatorias desde que se trajo este proyecto del senado hasta acá. Podría dilatarlo una semana más si quisiera. Y así se sigue despidiendo gente en Argentina una semana más. Por eso sí o sí tenemos que ver primero que hace el PRO y construir los acuerdos esta semana para sacar la Ley. Lo importante son los intereses de los trabajadores. Después los trabajadores van a sacar también sus propias conclusiones sobre cada uno de los bloques y quién representó y quién no a los trabajadores en el recinto.

El macrismo también tendría la potestad de vetar la Ley. ¿Cuál considerás que sería el costo que pagaría el macrismo en ese caso?

-El costo sería altísimo. Yo creo que ya lo está pagando porque es un error político decir que uno va a vetar una ley que todavía no se sancionó. Porque uno puede hacer vetos parciales o totales. Él no sabe ni siquiera cómo va a quedar la ley y ya está planteando que la va a vetar. Me parece que ahí hay un error político grave. El costo político lo va  a terminar pagando él si la veta, el PRO ha hecho una apuesta política importante para que el Frente Renovador pague el costo político no bajando el otro día. Pero si el Frente Renovador es hábil, sale de ahí y el costo político de vetarla lo va a terminar pagando el macrismo.

Corriéndonos de la ley Antidespidos, hay rumores que indican un alejamiento de los diputados del Movimiento Evita del Frente Para la Victoria en la legislatura de la bonaerense. ¿Qué hay de cierto o falso en estas versiones?

-Es una mala interpretación de una situación política particular que tiene la provincia de Buenos Aires. En la provincia, después de que perdimos la gobernación, el FPV entró en un proceso de muchas discusiones. El presidente del bloque de la provincia de Buenos Aires de Diputados era José Ottavis. Hace dos meses renunció a la presidencia por las discusiones internas que había en el bloque. Un grupo de diputados encabezados por Walter Abarca decidió formar otro bloque con once diputados. Por otro lado se armó otro bloque encabezados por Mussi con el componente de La Cámpora (serán 15-17). Y otro grupo donde estamos nosotros y tres más (6-7 diputados) decidimos armar otro bloque porque no estamos de acuerdo con esta discusión que había entre una parte del bloque y la otra.

Si íbamos al bloque de Abarca con el cual nos llevamos bien, convalidábamos esa posición, si nos íbamos con el de La Cámpora lo mismo. Por eso decidimos armar un bloque aparte y cuando estén las condiciones dadas para la unidad nos diluiremos nuevamente en un gran bloque que debería ser el peronismo de la provincia. Lo que sí es claro es que vamos a trabajar articulados en la oposición al gobierno de María Eugenia Vidal.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas