Nacionales

3 marzo, 2016

El Congreso de los excluidos

El domingo pasado se realizó el 1º Congreso Carrero de la ciudad de La Plata. El eje central estuvo en como afrontar el convenio firmado por el municipio local con la empresa privada Esur, que se hará cargo de la recolección de residuos en toda la capital bonaerense quitándole el trabajo a miles de personas.

“Lo que se recicla es del carrero por derecho”, expone Víctor, reciclador urbano, en el 1º Congreso Carrero platense, en relación al convenio firmado por el municipio local con la empresa privada Esur, que se hará cargo de la recolección de residuos en toda la capital bonaerense.

Con un sol que hace del domingo un verdadero domingo, y la voz de Hernán de Mala Fama que sale del altoparlante, empieza a vislumbrase el Gauchito Gil estampado en los carros que ingresan al Centro Comunitario Qom-Toba del barrio Malvinas (33 y 151), donde más de setenta carreros de distintos barrios platenses -Villa Montoro, Villa Alba, Altos de San Lorenzo, Mercadito, San Carlos, Los Hornos, La Unión, y Malvinas- encolumnados en la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores (FACyR), discutirán la problemática que afecta sus fuentes de trabajo: la reciente privatización del reciclado urbano mediante un convenio firmado por el intendente Julio Garro con la empresa Esur, que -según el acuerdo- ampliará a dos mil cuadras el recorrido de recolección de basura.

“Tenemos que charlar qué vamos a hacer frente al gobierno que trata de sacarnos nuestro material reciclable, la fuente de nuestro trabajo”, expone Rodrigo Bernales, integrante del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE) en la apertura del Congreso. Las miradas atentas de los y las carreras de la capital de la provincia de Buenos Aires refuerzan el compromiso en la defensa de sus derechos.

FACYRLos carreros salen a trabajar con el miedo a que las Protectoras de Animales les secuestren el caballo porque, claro, la tracción a sangre está prohibida en el caso urbano por medio de la ordenanza municipal 7280. La pregunta, entonces, es qué salida encuentran los órganos de desarrollo social del municipio para una persona como Juana, carrera del barrio La Unión, madre de seis hijos e hijas, que sufrió un ACV a partir de tirar de un carro porque le secuestraron el caballo.

Mientras el calor de la parrilla avisa que están los choris, el grupo de Veterinarios Carreros se ocupa del bienestar de los animales que forman un coro de relinches verdaderamente admirable. Víctor ‘el Porky’, de Altos de San Lorenzo, cuenta que “el caballo es uno más de la familia, el sostén de la misma, y por eso lo cuidamos tanto, porque si está flaco, juntás menos materiales, y a la casa llega menos plata”.

Los más pibes no se acercan a comer hasta que alguien les pega el tercer grito de ‘si no vienen se quedan sin comida’, debido a que el picado de fútbol que se había armado entre varones y mujeres dentro del predio no podía terminarse así no más. “Lo más importante de este Congreso es conocernos entre los carreros, para estar más unidos, para que no nos corten el trabajo. Este lugar siempre está abierto para todos los carreros”, expresa con sinceridad Don Ávalos, de la comunidad Qom-Toba y trabajador urbano con treinta años arriba del carro.

El Congreso se desarrolla en comisiones para facilitar el debate entre los compañeros y las compañeras de la calle. En una de ellas está Víctor, del barrio La Unión, sesenta y cinco años de edad, y carrero de pibe. Cansado de ser pisoteado por un sistema que los excluye, en sus años de vida aprendió qué necesitan los carreros, y cómo es posible un nuevo sistema de reciclado que los incluya como trabajadores urbanos. “Reciclamos el 60% de la totalidad de la basura que se recicla en la ciudad, entonces debemos organizarnos en cooperativas, exigir que nos den camiones, por eso hay que pelear por nuestros derechos”, explica el referente carrero.

El sindicato de cartoneros y recicladores defiende el caballo y el carro como única herramienta momentánea para poder salir a trabajar, por eso esbozan la propuesta de organizarse en cooperativas y exigir al municipio camiones para trabajar en cada barrio, sin tracción a sangre. Pero desde una de las comisiones anticipan: “Mientras tanto vamos a seguir trabajando con el carro y el caballo, con miedo a salir a la calle, cuando a ningún trabajo se puede ir con miedo porque nosotros no salimos a robar, salimos a trabajar. Por lo tanto, la municipalidad tiene que hacerse cargo de nosotros”.

En otra comisión del Congreso, Eva explica que la municipalidad no las quería ver en el casco urbano. Porque esta medida de gobierno “es la única que encuentran para tapar la realidad de que hoy en la Argentina hay mucha gente que necesita de un carro para comer”, cuenta con su hijo en brazos la carrera de Villa Montoro.

Del otro lado del predio, en una de las cuatro comisiones, se escucha la voz de la Loca Elena, histórica referente carrera de la ciudad, quien cuenta que van a quedar miles de carreros sin trabajo (según un censo de la gestión municipal de Pablo Bruera, son cinco mil los carreros y carreras que trabajan en la ciudad). “Por eso nos mantenemos en este sindicato, para decirle al intendente Garro que si él puede poner un plato de comida en su mesa que le permita al pobre también tener uno”, dice.

“Si la municipalidad nos reconoce como trabajadores, vamos a estar incluidos en el sistema y el carrero va a poder tener beneficios, y así formar un proyecto de vida para nuestras familias. Queremos formalizar nuestro trabajo, pagar un mono tributo social, y poder tener una jubilación”, expresa Víctor frente a todos y todas las carreras al cierre del día.

Y para ser aplaudido por todas y todos los asistentes del Congreso Carrero, remata con una frase final: “Las protectoras y la municipalidad se organizan, ahora tenemos que organizarnos nosotros compañeros, hacer una marcha y que la municipalidad y la gente nos vean y sepan que existimos, porque parece que no lo saben. Es tiempo de nosotros. La fuerza, compañeros, nos llevará a obtener lo que nosotros queremos”.

Marcos Lede Mendoza, desde La Plata – @pichulede1

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas