América del Norte

2 marzo, 2016

Trump: gran ganador del Supermartes en EEUU

Al cierre de esta edición, el multimillonario se imponía en siete estados en la interna republicana, afianzando su camino a la nominación. Hillary Clinton ganó en las principales primarias demócratas, incluyendo Texas, y Bernie Sanders se hacía con los congresales de cuatro estados.

Al cierre de esta edición, el multimillonario se imponía en siete estados en la interna republicana, afianzando su camino a la nominación. Hillary Clinton ganó en las principales primarias demócratas, incluyendo Texas, y Bernie Sanders se hacía con los congresales de cuatro estados.

Donald Trump dio un discurso triunfalista alrededor de las 23.30 (hora argentina) y reafirmó su intención de convertirse en el presidente de los Estados Unidos. Luego de este “supermartes”, el establishment del partido Republicano deberá revisar su estrategia ya que los números acompañan al “outsider” y ubican en un claro segundo lugar a Ted Cruz, también crítico de la conducción tradicional del partido. De hecho la última semana Marco Rubio, el preferido de la estructura republicana, salió mucho más al cruce con Trump.

Los demócratas, por su parte, si bien alineados principalmente con Hillary Clinton, no muestran tampoco un rechazo a la candidatura de Sanders, que sigue acumulando delegados estado por estado. El dato diferencial lo harán, probablemente, los llamados “superdelegados”, dirigentes del partido (gobernadores, ex presidentes, senadores, diputados, etc.) que son electos automáticamente como congresales y pueden volcar su apoyo a cualquiera de los precandidatos. Por el momento -esto puede cambiar a lo largo de la campaña- la enorme mayoría (más de 400 contra 20) se encuentran del lado de Clinton con lo que, en caso de no lograr en los estados el apoyo suficiente para la candidatura en la Convención, podría obtenerlo de estos representantes de la estructura partidaria. De todas formas, Sanders aseguró que sus delegados estarán en la Convención de julio y que sigue en carrera.

Los republicanos, con fuerte descrédito social y una disgregación interna que se profundiza hace varios años, son quienes tienen enfrente la batalla más difícil. Ted Cruz llamó a la unidad del partido para ganarle a Trump, alegando tanto que algunas de sus propuestas se asemejan a las demócratas (sobre el sistema de salud, puntualmente), como que en caso de ganar la nominación no podría imponerse en la elección presidencial. Lo proclamó un “llamado a la responsabilidad”.

En cuanto a los resultados de la jornada electoral del martes, Donald Trump ganó en Alabama, Arkansas, Georgia, Massachusetts, Tennesse y Virginia. También se imponía, al cierre de esta edición, en Vermont. Ted Cruz, por su parte, se impuso en su estado natal, Texas y Oklahoma, mientras que Marco Rubio ganaba en Minnesota. Aún no había datos de Alaska.

Entre los demócratas, Hillary Clinton se llevó triunfos en Alabama, Arkansas, Georgia, Tennesse, Texas y Virginia y, aún con datos preliminares, ganaba en Massachusetts. Su opositor, Bernie Sanders se impuso en el estado que representa en el Senado, Vermont, además de Oklahoma, Colorado y Minnesota.

La próxima tanda de primarias será el 5 de marzo (Kansas, Louisiana y Nebraska para los demócratas). Hasta junio el resto de los estados realizarán sus votaciones. Después del “supermartes”, aún falta transitar el estado de Florida el 15 de marzo (99 delegados republicanos y 214 demócratas), Nueva York el 19 abril (95 y 247 respectivamente) y California el 7 de junio (172 y 475). Para el partido de Obama y Hillary, Pennsylvania también juega un papel importante con 189 congresales, aunque para entonces es de esperar que la candidatura de Hillary ya esté asegurada.

Julia de Titto – @julitadt

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas