América Latina

2 marzo, 2016

Bolivia: la solidaridad cubana a cuatro mil metros de altura

En la ciudad de El Alto, la más elevada de Bolivia, funciona el Hospital Integral Comunitario Chacaltaya que recibe de forma gratuita a 300 pacientes por día que son atendidos por 38 profesionales de la salud provenientes de Cuba. Un ejemplo de la solidaridad cubana a nivel internacional.

En la ciudad de El Alto, la más elevada de Bolivia, funciona el Hospital Integral Comunitario Chacaltaya que recibe de forma gratuita a 300 pacientes por día que son atendidos por 38 profesionales de la salud provenientes de Cuba. Un ejemplo de la solidaridad cubana a nivel internacional.

Se trata de cirujanos, dermatólogos, ginecólogos, obstetras, neurólogos, pediatras y enfermeros, entre otros colaboradores. En 2015 salvaron la vida a 429 personas y atendieron en total 105.913, asimismo realizaron 1745 cirugías, asistieron a 53.461 personas en consultas especializadas y a 12.115 en visitas a domicilio.

«Nosotros atendemos a la población de El Alto, pero también a quienes llegan de departamentos como Oruro y Potosí. Además, nos trasladamos a comunidades distantes y tenemos que atravesar lugares peligrosos para ello», comentó Oscar Manuel Villa, vicedirector de Asistencia Médica del hospital a la agencia Prensa Latina.

Villa señaló que el pueblo boliviano «agradece muchísimo». «Acuden a nosotros porque somos médicos cubanos, les brindamos un servicio gratuito y contamos con casi todas las especialidades en el hospital, algo que desearía tener cualquier centro de salud», añadió.

El médico recordó que el año pasado se realizaron además 17 ferias de la salud en otros lugares del país donde se ofrecieron consultas y exámenes gratis.

«Las ferias se convocan por comunidades y tienen lugar generalmente los sábados. En ellas participa un grupo de nuestros especialistas y enfermeros, quienes en ocasiones llevan consigo el equipo para realizar ecografías», explicó el entrevistado.

Además destacó que «el prestigio» de la medicina cubana «no se ve solamente en el territorio nacional, sino a nivel mundial por todo lo que se ha hecho». «En nuestra labor, la política no importa: atendemos a pacientes de diversas corrientes e ideologías. Creo que no existe un país que supere a Cuba en eso», concluyó Villa.

Por su parte el vicedirector de Enfermería del Chacaltaya, Jesús Ramón Checón, hizo hincapié en el impacto que tiene en las comunidades el trabajo de los cooperantes cubanos. «Al hospital han llegado niños con convulsiones febriles y cuando logramos su recuperación, las madres comienzan a llorar y agradecen a la misión médica. Es una experiencia única», expresó.

Finalmente el doctor Antonio Enamorado, que realiza tareas en el Centro Integral de Salud Rosas Pampa (también ubicado en El Alto), coincidió y resaltó los buenos vínculos logrados con la comunidad y destacó el rol fundamental que cumplen las misiones médicas cubanas.

«La relevancia de nuestra presencia en estos lugares es que traemos nuestra experiencia en áreas como la atención primaria, la prevención de enfermedades y la promoción de salud, lo cual no es común aquí», precisó y agregó: «Mucha gente no ha oído hablar de dietas y estilos de vida saludable y explicarlo es una parte importante de nuestra labor».

Como parte del programa impulsado por el gobierno de Evo Morales «Mi Salud», los profesionales cubanos atienden «a un gran grupo de personas entre los 18 y 60 años de edad que queda excluido del sistema de seguros y no cuenta con dinero para pagar centros privados. Todos los días realizamos visitas a los hogares», resaltó Enamorado.

Las misiones médicas cubanas llegaron a Bolivia por primera vez en marzo de 2006, a pocos meses de la llegada de Evo al gobierno. Sin embargo los antecedentes de la colaboración datan de 1985 con la donación de tres salas de terapia intensiva a hospitales infantiles de los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. En 2005 fueron facilitados un electroencefalógrafo y equipos de ventilación al Hospital del Niño en Santa Cruz y La Paz y el 15 de septiembre de ese año comenzó la Operación Milagro, con la llegada a Cuba de cien estudiantes y 48 pacientes bolivianos.

En la actualidad, hay en Bolivia 713 profesionales de la salud cubanos, que trabajan en 114 centros comunitarios, 30 hospitales y seis instalaciones oftalmológicas ubicadas en 31 regiones y 45 municipios de los nueve departamentos de Bolivia.

La misión cubana también ha colaborado en el campo de la formación preparando profesionales e impulsando la investigación científica. Como resultado, más de 4732 bolivianos se graduaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina y otras universidades cubanas y actualmente 379 cursan estudios de postgrado en el país caribeño.

Foto: Yordanis Rodríguez Laurencio / CubaDebate

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas