Nacionales

13 febrero, 2016

CABA: vecinos se organizan para frenar el cierre de un Polideportivo

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que cerrará el próximo 1 de marzo el histórico polideportivo San Cristóbal. A este espacio cultural y deportivo, ubicado en Av. Entre Ríos 1260, asisten más de 300 chicos y chicas del barrio y sus alrededores.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que cerrará el próximo 1 de marzo el histórico polideportivo San Cristóbal. A este espacio cultural y deportivo, ubicado en Av. Entre Ríos 1260, asisten más de 300 chicos y chicas del barrio y sus alrededores.

Desde hace más de 20 años, el Polideportivo funciona en un predio que pertenece al Gobierno de la Ciudad, cedido para el funcionamiento del club. A mediados de septiembre del año 2015 funcionarios porteños se acercaron al lugar con la intención de cerrarlo, pero con distintas versiones sobre el uso que se le daría a futuro. Además se rehusaron -ante el pedido de los vecinos- a presentar la documentación necesaria con la orden de desalojo. Aún así, las amenazas continuaron y hace unas pocas semanas, un funcionario llamado Tomás Pastalanga se acercó al club y confirmó el desalojo inminente aduciendo que el predio será cedido a Metrovías.

Frente a esta situación, el jueves por la tarde, un centenar de vecinos, vecinas y miembros del club, junto con organizaciones del barrio cortaron la Av. Entre Ríos a la altura de Av. San Juan, para visibilizar el conflicto y pedir que no cierren el Polideportivo. Los más chicos jugaron a fútbol y al básquet al ritmo de una murga, mientras se juntaron firmas para apoyar el reclamo.

A la hora de explicar el conflicto, Walter Tolosa, profesor del club, sostuvo: “No estamos dispuestos a ceder el espacio a intereses espurios, empresariales o negociados del Gobierno de la Ciudad. En el Polideportivo hoy participan 300 pibes y pibas nucleados en el club Centro Juvenil Latinoamericano y en el Ateneo de la Juventud. Creemos que cumplimos un rol social fuertísimo en el barrio, ya sea con los distintos talleres que brindamos, con la merienda para los pibes o con el apoyo escolar».

Poli3Tolosa agregó que «no es solamente una canchita de fútbol, es el espacio de contención social de numerosos jóvenes en situación de vulnerabilidad social», y concluyó: «Acá defendemos y garantizamos derechos que hoy el Gobierno de la Ciudad está empecinado en negar. El derecho a la educación, al juego, a la no discriminación, al desarrollo integral como niños, niñas y adolescentes”.

Veinticinco años de historia

El Polideportivo San Cristóbal fue creado en diciembre del año 1991. La cesión del predio ubicado en la Av. Entre Ríos 1260 fue otorgada por la ordenanza 43.794 de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires por una duración de 20 años. Desde ese momento, han funcionado distintos espacios infantiles, recreativos, deportivos y culturales. También un Jardín Materno Infantil y un Hogar de Día (N°7).

Estos últimos dos espacios, por la connivencia del gremio SUTECBA han sido desalojados por el GCBA hace pocos días, rompiendo el espacio y llevándose todo el mobiliario que allí había.

Sobre las actividades del “Poli”, Tolosa afirma: “Acá funciona apoyo escolar, talleres de folclore, salsa y bachata, talleres en formación de oficio y la idea de construir un bachillerato popular para complementar la parte deportiva y lúdica de los adolescentes (y adultos también) con herramientas para que puedan insertarse y desarrollarse en la sociedad. Todas estas prácticas no son cosas aisladas si no que son parte de un mismo proyecto comunitario que apunta a reforzar los lazos sociales barriales e inculcar en nuestros jóvenes valores como la solidaridad, el respeto y la igualdad”.

Desde el día en que recibieron la primera amenaza de desalojo por parte del GCBA, los profesores del club armaron una mesa de trabajo junto a distintas organizaciones, vecinos y vecinas del barrio desde la cual impulsaron varios cortes de calle, peñas, festivales y jornadas deportivas. A partir de esto, cuentan con el apoyo de toda la comunidad del club, además de miles de vecinos/as de los barrios de San Cristóbal, Montserrat y Constitución.

Más allá de las particularidades del “Poli”, este intento de desalojo no es un hecho aislado sino que se enmarca en un avance sostenido por parte del gobierno PRO sobre los espacios deportivos y culturales de la ciudad. A fines del año pasado, los vecinos y vecinas del barrio de Devoto frenaron el intento de desalojo del polideportivo ONEGA. Y otros tantos clubes se organizaron para evitar que los cierren, en Colegiales, Parque Patricios y otros barrios. Las clausuras de los centros culturales autogestionados de los últimos años también se enmarcan dentro de esta política.

El colectivo de profesores del club junto con los vecinos/as y organizaciones del barrio exigen que el GCBA de una solución a este conflicto que permita la continuidad en el desarrollo de las actividades. Es por esto que solicitan mantener el espacio o la relocalización en un lugar aledaño. Mientras se esperan las respuestas oficiales, se mantiene el estado de alerta ante un posible desalojo y se organizan para seguir defendiendo al “Poli”.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas