Economía

26 enero, 2016

De regreso al Fondo

El ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay anunció que Argentina se volverá a someter a las revisiones del Fondo Monetario Internacional. Fondos buitre, inflación y la discusión sobre el crecimiento.

Pasó el Foro Económico Mundial de Davos y con él la delegación argentina que dijo presente tras más de una década de ausencia en la ciudad suiza. Mauricio Macri fue, según la prensa especializada a nivel internacional, uno de los más buscados durante los días que duró el convite. Una situación análoga a la vivida por los mandatarios brasileños hace algunos años cuando la crisis que actualmente se vive parecía más que lejana.

En los días que estuvo allí, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, ofreció algunas precisiones sobre la política económica que vendrá a lo largo de 2016 y afirmó que “Argentina está en condiciones de volver al crecimiento este año y disminuir el déficit fiscal”. Déficit que según los números manejados por Economía pasará de 7,1% el año anterior a 4,8% para el actual.

Estos números no son compartidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Según sostuvieron desde el organismo “en Argentina, el nuevo gobierno ha iniciado una importante transición para corregir desequilibrios macroeconómicos y distorsiones microeconómicas”, pero el PIB caerá un 1%, en sintonía con América Latina que se contraerá un 0,3%, según estas previsiones.

Consultado sobre las dificultades de llevar adelante este plan económico en un contexto internacional y regional crecientemente adverso, el ex JP Morgan apeló una vez más al voluntarismo. “Sabemos que al resto de la región, al resto del mundo, no le está yendo bien. Es casi una historia idiosincrática que se destaca en un mundo difícil, y se destaca no porque vayamos a hacer grandes cosas sino más bien porque vamos a dejar de hacer cosas horribles, y eso por sí mismo liberará un potencial significativo en la economía”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda.

Este “potencial significativo” mencionado por Prat-Gay aún no se expresó. Mientras se espera, esta semana nuevamente, el acuerdo con los bancos privados por alrededor de seis mil millones de dólares para engrosar las reservas, el complejo agroexportador continúa liquidando la cosecha a un ritmo mucho menor del esperado y la colocación del Boden 2020 no recaudó un solo dólar, siendo declarada desierta por el gobierno.

Junto a estas cuestiones Prat-Gay también mencionó durante su estadía en Davos que Argentina volverá a someterse a las revisiones del Fondo Monetario Internacional. “Queremos un artículo IV porque no tenemos nada que ocultar”, indicó el administrador de la fortuna de Amalia Fortabat.

El artículo IV del FMI sostiene que los países miembros de la entidad deben ser supervisados por los técnicos de la misma, quienes elaboran regularmente un informe sobre la economía de dicho país con “recomendaciones” a llevar adelante.

La última supervisión bajo el artículo IV de la cual fue parte Argentina ocurrió en el año 2005, tiempo antes de que el entonces presidente Néstor Kirchner cancelara la deuda con el Fondo. Más que la apertura de alguna línea de crédito, lo que queda latente bajo estas declaraciones de Prat-Gay es una inserción diferente de la Argentina en el sistema financiero mundial, tras la relación zigzagueante con el FMI que predominó en los años del kirchnerismo en el poder.

En la relación de la Argentina con el sistema financiero internacional no pudo estar ausente el litigio con los fondos buitre, cuya primera reunión será a comienzos de febrero y no en enero, tras un aplazo solicitado por los propios buitres.

Junto a la postergación de la presentación formal que realizará la Argentina, el grupo capitaneado por Paul Singer reclamó una cláusula de confidencialidad para alcanzar algún tipo de acuerdo. Si bien funcionarios del gobierno se mostraron reacios a este requisito, el propio Prat-Gay terminó por afirmar que “todo se puede negociar”.

Para el jefe de Gabinete, Marcos Peña, “al igual que ocurrió con el cepo en su momento, el tema de los holdouts hay que sacárselo de encima rápido”. Sin embargo los fondos buitre que obtuvieron una sentencia favorable en el tribunal de Thomas Griesa planean estirar lo más posible la definición del litigio para negociar en condiciones más provechosas.

Mientras Macri se trajo de su primera reunión con el establishment internacional promesas varias de inversión de algunos importantes jugadores a nivel global, el capital comienza a presionar por una aceleración de las medidas anunciadas en campaña.

La agencia de noticias Bloomberg consigna que si bien el gobierno cumplió con levantar los controles cambiarios y las retenciones, el “cronograma para solucionar el déficit fiscal, otro obstáculo para una economía más estable y robusta, va mucho más lento, con sus funcionarios planteando sólo una reducción menor durante este año”.

Bloomberg agrega por otra parte, citando a diversos inversores, la necesidad de llevar adelante una política de shock antes de que la tan mentada confianza se disipe. “Los inversores de mercados emergentes necesitan ser seducidos ahora”, apuntaron desde la agencia de noticias.

Pese a las promesas consignadas, los dólares para reforzar las reservas aún se hacen esperar. Mientras, Prat-Gay se esfuerza en sostener que la inflación rondará este 2016 entre el 20% y el 25% (Macri la ubicó cerca del 20%), pese a que los datos para diciembre según el índice de precios de San Luis (uno de los dos índices junto con el de Capital Federal autorizados por el INDEC), mostraron un aceleramiento los precios (6,5%) y para enero, según estudios privados, muestran números que rondan entre el 3% y el 4%.

El debate sobre los problemas de crecimiento arrastrados por la economía argentina fueron una constante en el debate electoral y una de las promesas de la alianza Cambiemos. Con un mercado mundial que arrastra los efectos de las crisis de 2008, los principales socios comerciales de la Argentina creciendo menos que años anteriores (China) o en recesión (Brasil) y con un mercado interno en retroceso (con alta inflación e intentos de limitar las paritarias) la pregunta sobre esta cuestión sigue abierta.

Leandro Navarro – @navarro_lean

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas