Mundo Gremial

8 enero, 2016

Contra el trabajador estatal

Superan los diez mil los despidos en el ámbito estatal. La situación en los distintos organismos públicos y la organización de los trabajadores.

Superan los diez mil los despidos en el ámbito estatal. La situación en los distintos organismos públicos y la organización de los trabajadores.

Durante el transcurso de la semana las redes sociales fue el lugar donde tomó cierta visibilidad la ola de despidos que arrasó en diferentes depdendencias del sector público. Tres mil en la municipalidad de La Plata, mil en Quilmes, 900 en Malvinas Argentinas, 2035 en el Senado, 2000 en la Ex Esma, 600 en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y 150 en Jefatura de Gabinete.

¿Qué posibilitó tal sangría en menos de un mes de gobierno macrista? Primero en los medios, después en algunos candidatos presidenciales, el trabajador estatal fue blanco de una estigmatización que hoy explica esta situación. Se insiste en la categoría de ñoqui, en el incremento de la planta de trabajadores públicos y el peso que esto supone en el presupuesto. Se agrega la demonización de aquellos que perteneciendo a un organismo público, militan políticamente.

Todo este combo posibilitó que el gobierno nacional comience el recorte por allí donde tenía menos costo: los trabajadores estatales. Como sostuvo el periodista especialista en cuestiones laborales Jorge Duarte en diálogo con Notas se trata de una estrategia de Cambiemos que necesita disciplinar a los trabajadores para poder desplegar el plan económico en su totalidad.

En un principio el oficialismo, mediante decreto, ordenó un plazo de tres meses para revisar y detectar anomalías en las diferentes contrataciones. Sin embargo, no terminó el año cuando comenzaron los despidos masivos en distintas dependencias que a continuación se repasa su situación:

Centro Cultural Kirchner

El CCK fue uno de los primeros conflictos de esta índole. El 26 de diciembre los trabajadores convocaron a una concentración frente al Ex Correo para defender sus puestos de trabajo y desde el 2 de enero no pueden ingresar al edificio. Las autoridades argumentan que se debe repensar el proyecto desde el principio.

Pero la preocupación de los empleados estalló cuando fueron notificados que solo el 85% de los trabajadores del centro cultural continuarán con sus funciones. Desde ese momento se encuentran movilizados y en estado de alerta en «defensa del trabajo y la cultura popular».

Senado

Junto con los cooperativistas de la Ex Esma, el Senado fue el lugar donde se dieron los despidos más cuantiosos. Son unas dos mil personas cuya contratación, hecha por Amado Boudou, fue cancelada por la vicepresidenta Gabriela Michetti. Desde la Asociación de Personal Legislativo (APL), Norberto Di Próspero, sostuvo que «quieren dibujar el tema de los ‘ñoquis’ con su política de Estado que es echar trabajadores”

La decisión de Michetti fue de tal magnitud que entre los afectados se encontraban unos cien participantes del Programa de Formación e Inserción Laboral que beneficia a personas discapacitadas. En las últimas horas se conoció que dichos empleados continuarían con su labor en la cámara alta.

Jefatura de Gabinete

Trabajadores de diferentes áreas de esta dependencia, suman 150 personas, resultaron despedidos. A unos diez trabajadores no les permiten ingresar al edificio porque la nueva gestión aduce que pertenecen a otros ministerios. Además, en uno de los pisos donde trabajaban se dispuso custodia de la Policía Federal.

A través de un comunicado informaron que «se trata de una carnicería de los derechos laborales. El maltrato laboral consistió primero en no establecer ninguna comunicación con los trabajadores que debían renovar sus contratos -que tienen diversos formatos-, con la filtración de datos de forma irregular, con la redacción y difusión de decretos que ni siquiera respetaron».

Municipios

El municipio de la ciudad de La Plata, bajo el mando del macrista Julio Garro, despidió a tres mil personas, entre los que se encuentra cooperativistas y trabajadores en planta permanente. Tal medida hizo que los municipales se manifestaran dentro de la intendencia, provocando la represión de la Gendarmería en las inmediaciones de la misma.

El intendente Martiniano Molina, también perteneciente a las filas de Cambiemos, echó a mil empleados públicos de la municipalidad de Quilmes. Los trabajadores afirman que no hubo ningún tipo de evaluación de personal, sino que fue a mansalva y que se deben a una decisión netamente política.

Otros organismos

En otras dependencias la situación se replica. 20 despedidos en Vialidad Nacional, 40 en Planificación, así como el anuncio de Susana Malcorra que pidió la revisión de 600 contratos en Cancillería. Asimismo, en estas últimas horas trascendió que habrá cesantías en Lanus, municipio comandado por el macrista Néstor Grindetti.

Santiago Lecuna – @santirayado

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas