América Latina

7 enero, 2016

Guatemala: detienen a 14 ex militares por delitos de lesa humanidad

El Ministerio Público de Guatemala informó que este miércoles fueron capturados 13 militares retirados en el marco de 40 allanamientos realizados por la justicia que investiga delitos de lesa humanidad cometidos por fuerzas estatales durante la década de 1980.

El Ministerio Público de Guatemala informó que este miércoles fueron capturados 13 militares retirados en el marco de 40 allanamientos realizados por la justicia que investiga delitos de lesa humanidad cometidos por fuerzas estatales durante la década de 1980.

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército (1978-82) Manuel Benedicto Lucas está entre los detenidos así como también el ex ministro de Gobernación, mayor Byron Humberto Barrientos, y el ex jefe de la Sección de Inteligencia de la zona Militar 21, Edgar Rolando Hernández. En la lista figuran también los ex oficiales de esa división: Ismael Segura, Pablo Roberto Saucedo, César Augusto Ruiz, Juan Ovalle, José Antonio Vásquez, Manuel Antonio Callejas, Gustavo Alonzo Rosales, Hugo Ramiro Zaldaña, Francisco Luis Gordillo, Carlos Humberto Rodríguez y Edilberto Letona.

Los 13 detenidos tendrán que enfrentar cargos ante la justicia por delitos contra la humanidad que incluyen la tortura, desaparición forzada y asesinato de personas en el período que va de 1981 a 1988.

Cabe recordar que Guatemala afrontó un conflicto interno entre 1960 y 1996 que tuvo su punto más álgido entre 1981 y 1983 bajo el gobierno del dictador Efraín Ríos Montt. Según el informe «Memoria del Silencio» de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico -nombrada por las Naciones Unidas- fueron desaparecidas y asesinadas 200 mil personas.

Autoridades judiciales precisaron en conferencia de prensa que la decisión de proceder a detener a estos 13 ex integrantes de las fuerzas armadas respondió a pruebas acumuladas contra los implicados y en particular, a los resultados de las exhumaciones en la ex Base Militar Coronel Antonio José de Irisarri de Cobán, Alta Verapaz, ubicada en Zona Militar 21 (1979-2003).

Especialistas de la Asociación de Antropología Forense recuperaron los restos de unos 558 cuerpos humanos enterrados en la región, 97 de los cuales fueron identificados. A su vez precisaron que los exámenes practicados permitieron comprobar que las víctimas fueron objeto de violencia extrema, pues presentaban huellas de impactos cortantes en la cervical, de bala en el cráneo y tórax, cadenas, ataduras con sogas u otros elementos.

Según informó la agencia Prensa Latina, «testimonios de pobladores de la zona dan cuenta, además, de centenares de personas secuestradas por las Fuerzas Armadas en la antigua Zona Militar 21, de la creación de cementerios clandestinos, así como de la violación sexual y otros horrores cometidos contra mujeres, hombres y niños».

Desde el Ministerio Público se informó a su vez que solicitó un antejuicio ante la Corte Suprema de Justicia contra el diputado electo Edgar Justiniano Ovalle, del futuro partido gobernante Frente de Convergencia Nacional-Nación, por su presunta participación también en la desaparición forzada y delitos contra la humanidad durante la guerra que sufrió Guatemala.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas